Carmelopoli

jueves, 1 de noviembre de 2007

La medalla

Esta mañana me he levantao tempranito pa ir a echá unas lansá en la Punta San Felipe. Yo siempre voy a la Alameda, pero nunca cojo ná y hoy queria cogé un par de baila tersiaita pa que mi Chari me las hisiera al horno. Totá, que iba yo con mi caña del paí camino de la punta y veo a dos pulisia en las moto, las luse y las sirena... Ya se ha subio un gato a un arbo, pensé. Pero de repente, me veo detrá de la pulisia a un gachó con una camiseta de tirante, como la que yo me pongo en verano pa ir al bá del gordo, y un dorsá con numberito delante. Detrás del primero iban otros gachone también corriendo y con dorsale con numberito...

Una carrera. Joé hay que sé desgrasiao pa ponerse a corré un dia de fiesta a las dié de la mañana. Ensima me habian cortao el trafico pa llegá a la punta y me tocaba esperá. No es que yo sea mu impasiente, pero me parese que Cádi no puede permitirse que le corten una calle poque cuatro colgao se pongan a corré. Sin en cambio, llevaba yo un rato allí esperando, porque los cuatro gato eran unos poco má, cuando escucho asin de lejo "Carrrrmmelooo". Era la Cacelin, la amiga americana de mi hija. Lo que yo disía, cuatro colgao corriendo y la mayoría ni son de Cádi ni ná, que tienen que poné a corré a los americano pa que llenen la carrera que los gaditano no nos prestamo a estas cosa.

Lo que no me esperaba yo es que detrá de la Cacelin oyera una vó femenina que dijera "Papá". La Vane. La hija la gran puta se había levantao temprano y se había ido a corré, sin ponerse ni una máscara ni ná, ahi pa que cualquiera la reconosca. Y pa colmo me ve y me dise "Papá", que la Vane no me llama asín desde hase lo meno dose año. Tó pa haserme sentí avergonsao.

Pero la historia no acaba asqui. Con ese sin sabó me he ido a echá unas lansá y, por supuesto, no he cogio ná porque no estaba yo consentrao. Despué de hora y media he desidio volverme pa mi casa y cuando he llegao le he contao lo que ha pasao a mi Chari y ella se ha asustao porque la Vane todavia no habia vuelto y no llevaba ni el movi ni ná. Totá, que con su podé de persuasión habituá (Carmelo, como no vuelva con ella me divorsio, que parese que no es tu hija) me ha tocao irme a la plasa España pa vé si le había pasao algo.

Cuando he llegao a la plasa España había allí un tablao, un montón de gente y un mostradó. Me he asercao pero no tenian servesita, na má que minú mei de soja. Aunque no habia alcó, yo me he pedio dó, porque si es grati, Carmelo no lo perdona. Allí estaba la Vane y Cacelin esperando porque no sólo habia ido a corré sino que la Vane había quedao quinta y le daban una medalla. Ha subio allí con el Vicente Sanche y el Romaní que le han dao la medalla, dos beso y no le han cogio las cacha porque estaba tol mundo mirando. La gente disia "esa es la niña del Carmelo, ¿no?" y yo tratando de disimulá, mirando pa otro lao con la cara tó colorá.

Y es que esta niña na má que me da disgusto, se va a corré y ensima gana una medalla. Pa colmo
el minu mei ese de soja tenía que está malo, porque na má que he hecho llegá a mi casa y he cogio numero con Roca que solo he salio pa escribí este pó, con un par de paraita en medio. Porque lo de corré es mu malo y crea daños colaterale.

3 comentarios:

Salomón dijo...

Carmelo,

A lo mejor la parte deportiva la ha heredao de la Chari ¿No?

A lo mejor un día te enteras de que la Vane en realidad no es hija tuya, y dentro del disgusto, por lo menos te quedas tranquilo en el vecindario. Porque no sé yo si es peor tener cuerno, o que piensen que te gusta hacer deporte!!

Un abrazo!

Carmelo dijo...

Querido Salomón,

Mi Chari el único deporte que hase es el rajing que consiste en despellejá a tol vesindario cuando se junta con las amiga.

Yo lo que creo es que me cambiaron de niña en el Mora y que alguna familia malage, deportista, que va a la universidá y esas cosa tiene una niña un montón de gadita que baila por tanguillo, se sabe el pupurrí de La Ventolera y no se mueve si no es estritamente nesesario.

Pero, sea como sea, yo a la Vane la quiero iguá. Porque es lo que un pare tiene que hasé con sus hijo, querelo, aunque na má que le den disjusto.

Por sierto, Salomón, de lo que yo cuento asqui puede cogé lo que tus quiera pa tus monologo y ya cuando te haga famoso ajustamo cuenta.

Un abraso
Carmelo de Cádi

Raùl Junquera. dijo...

SALOMON:

Las cuentas con er carmelocoton se ajustan con un cubataso, que no te dè coba, y como ya no bebe, con er cocacola va bien pagao...

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner