Carmelopoli

jueves, 22 de noviembre de 2007

Las selula madre

Yo no sé pa qué tanto rollo de sientifico, investigadore y cosa de esa pa vé despué los descubrimiento que hasen. Resulta que ahora han descubierto que en la pié del pellejo tenemo selula de nuestras madre (las llamada selulas madre). Yo, sin habé entrao en mi vida en un laboratorio, sin habé investigado y, de hecho, sin habé acabao la efepé, lo sabia desde chiquetito. Es má, yo os digo que en el pellejo hay selulas madre y selulas padre.

Es algo que es evidente. En mi caso, por ejemplo, yo me pongo a escuchá el pasodoble del tasista de Rasa Mora y me se ponen el pellejo como el caparasón de una cañailla. Eso es herensia de mi mare, que también lo flipaba con ese pasodoble y ahi está la fuersa que las selula de mi madre tienen en la pié del epllejo mia.

Como disía, también tengo selulas padre, heredada del difunto de mi queridísimo padre y que yo compruebo, por ejemplo, cuando veo a una gachí con su faldita corta meneando el de sentarse por la calle ancha. A mi me se estira una parte de la pié de mi cuerpo, esastamente iguá que le pasaba a mi pare. Es la astuasión de las selulas padre de mi pié.

Pero no solo me pasa a mi. Le pasa a má gente y es algo evidente. ¿De qué coló tiene la pié la chinita que trabaja en el nankin de la avenida?... amarillo y ¿su mario? amarillo también. ¿De qué coló sale la pié de los niño? Po amarilla, por supuesto. Eso es la asión de la selulas madre y padre que tienen en la pié. También se puede oservá si en verano te da un vueltaso por el paseo maritimo y ve los puesto de los negro de allí con sus negro, sus negra y sus negrito, todo con vinculasión a efesto de selulas madre y padre.

Es má, yo puedo anunsiá desde asqui que yo tengo selulas madre en má parte de mi cuerpo. Por ejemplo, tengo selula madre en la uña del deo chico del pie derecho, que la tengo, igualita igualita a como la tenia mi mare, asin torsia pa afuera y con más mala pinta, que yo es ponerme unas chancla de esa de playa y hasé un surco en el pavimento, de lo rara que tengo la uña, igualito, igualito que le pasaba a mi madre. Tengo también muchas selula padre en mi higado que hay que vé lo que bebió toda su vida mi padre, que cuando iba de visita a casa de mi abuela le quitaba el agua de los florero, porque se la bebía mi padre. Y ya vé, cuando se murió querian donarle el higado de lo bien que lo tenia. A mi me pasa iguá, que con lo que yo he privao (glorioso tiempo aqué) y en la revisión me dijo el médico que tenía el higado como un niño de quinse año. Aunque con lo que beben ahora los niño de quinse año, yo no sé si eso es del tó bueno.

Yo creo que si los sientifico eso salieran un poquito má a tomá el aire y se dejaran de tanto laboratorio se habrian ajorrao un montón de año de estudio. De todos modo lo que sí es puntero es la aplicasión que le pueden dá, porque va a curá un montón de enfermedade como la siesera, el malagismo, la maldá e, incluso, a alguno le pueden quitá las tonteria. Pa eso sólo te tiene que ir a la playa con un gachó que no la padesca y cuando se haga donante de pié y se despelleje, le coge los pellejo que va tirando, lo guarda en una cajita y te la lleva corriendo a tu medico de cabesera que ya te hase el injerto.

Se está hablando, incluso, de que con el sistema de donasión de pié podría lograrse que alguien que no sea de Cádi sintiera como un gaditano. Pero eso es algo mu espesiá y requiere de investigasione má desarrollada. Yo lo veo mu complicao y creo que nunca jamá lo lograrán.

5 comentarios:

Manolo Rubiales dijo...

A mi de chico, cuando mi madre me daba un cosqui me dejaba un puñao de selulas madre en la mollera. Es sierto que muchas veces me los merecía, pero, coño, otras veces me endiñaba por pamplinas. Yo creo que en el fondo mi vieja era una adelantá a su tiempo que ya, siendo yo un pivito, no dejaba de hasé experimentos sientifico conmigo. Mare na má que hay una y los cates que nos dieron no se pueden devorvé.
Un abraso.

Paco Rodríguez dijo...

Po yo manolo, tengo la "selula madre" de la zapatilla de mi propia madre, la pobre como no me podía cojer de to lo que corría y que mi casa era de esas grandes, que daban la vuelta en torno a un patio.uff......optaba por tirarme la zapatilla, a veces me endiñaba, a veces no. Después me pedía que se la devolviese, y yo le decía "ji aro, pa que me la tire otra vé"

Ana dijo...

Nada que la investigación de "selulas madres" las ha echo más rápida que todos estos cientificos.
Yo sí he pisado laboratorios, y es muy gratificante el hacer experimentos con elementos químicos, y bueno tienes que tener mas esperanza con la medicina y esos avances tecnológicos. Yo eso espero, a mí tambien me hubiese gustado que cuando nació mi hijo, guardarán un trozo de cordón umbilical para posterior investigación...........(NO solo puede tener derecho la infanta).....
así creo que avanzarían en la enfermedad de mi hijo. Pero, como no soy de sangre azul...... soy más "roja", pues eso.
Besos.

Maria dijo...

Eso que dices al final, dudo que lo consigan.
El que no nace en Cái, se pierde sentir como un gaditano.
Mañana beso tu arena, Caleta!!!!

Besotes.
María
http://www.laislaesmeralda.com

El futuro bloguero dijo...

Las selula de mi mare son castellanas y las de mi pare gaditanas.

Y yo he salido un poco cambembo en mi gaditanismo...

Abrazo

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner