Carmelopoli

viernes, 4 de septiembre de 2009

Pedida de barriga

Ayé por la mañana me llamaron por el móvi. Yo estaba en La Caleta comprobando que no hubiera medusa ni alga en el agua porque en cuantito que yo me entero de que hay algún elemento prejudisiá para la bellesa de mi Caleta ya estoy yo en San Juan de Dió avisando a Nuestra Señora pa que saque las grúa, los buldoce y las tortuga pa limpiarlo tó. Totá, que cuando salí del agua vi que me había llamao mi fan, la de Segovia. Yo la tenía por la "p" de preñá y le devolví la llamada. Ella me tiene que tené por la "i" de ídolo porque se le notaba alegría en la vó cuando resibió mi llamada.


-Hola Carmelo, pensaba que no me iba a devolvé la llamada.

Hay que vé la fama que tengo que tené que ni de gastá una llamada cré la gente que yo soy capá. Yo le respondí una pamplina que no recuerdo y ella se jartó de reeí. Yo es que nunca he tenio fane, no soy como Subiela o Juan Carlo, pero comprendo que a la gente se le vaya el coco con el ésito porque esa sensasión de que diga lo que diga tu fan te lo va a agradesé es una cosa incomparable. Buenos má que yo tengo los pié en el suelo y por mucho fane que tenga y mucho que se rían mis fane, si hago un cuplé como los de Los Artista, no estaría orgulloso.

En esos pensamiento andaba mi cabesa enmientra que la fan, que se llama Azucena (Asusena, en gaditano, que yo soy incapá de pronunsiá una seta y una sé junta) me comentaba que su marío había cogio las vacasione pa venirse con ella y que querían conoserme a mi y a mi Chari pa hablá de los detalle del bautiso. "Llámame despué de la siesta y ya quedamo", le dije.

Cuando llegué a casa le comenté el tema a mi Chari que estaba en la cosina empanando unos filete y me dijo mu seria pero con las mano llena de pan rallao:
- Carmelo, no puede quedá de cutre. Sé que te va a estrañá esto que te digo, pero tiene que invitá tú.
- ¿Invitá? ¿Yo? Pero eso puede salí un pastón.
- Vamo al Nono, que es barato y se come mu bien. Ademá, tú le dise que eso es típico de Cádi pa que vayan cogiendo el ambiente -propuso, como siempre, con asierto, mi Chari.

Me eché la siesta y a las sinco meno cuarto me dispertó el teléfono. Le tengo puesto el tono de "Carnesita de gallina" pa cuando me llama y lo cogí a la altura de los "santo en el sielo". Ya sé que el niño no es mío, pero como no use ese tono con mi ahijado me parese que no lo vi a usá con nadie, tal y como está la cosa con la Vane y sus gusto sersuale. Aunque también pueden comprá una niña chinita, pero en ese caso no sería "Carnesita de gallina" sino el de Quiñone a los orfanato chino.

- Sí, dígame.
- Hola Carmelo, ¿te he despertado? -me preguntó la tía sínica. Si es lo que yo digo, que soy demasiao sercano con mis fane.
- No, no -dije pa sé corté, como Alberto, aunque tenía que habé dicho "no, ni, na".
- Era para lo de esta noche. Que es que Calixto, al final, no ha podido llegar hoy porque tenía que entregar unos papeles en la empresa.

Yo me quedé anonadao. ¡El gachó se llamaba Calisto! Yo creía que ese nombre se había acabao cuando los bárbaro echaron a los romano de la provinsia y le echaron arena ensima al teatro del Campo del Sú pa que tardáramo dó siglo en encontrarlo. Pero por lo visto en Segovia, por aquello del acuedusto, toavía queaban esos nombre. Ensima el gachó tenía perrilla que tenía una empresa. Pero bueno, no iba a quedá de pobre.

- ¡Qué pena! Porque os iba a invitá a un sitio un montón de bueno que hay asquí serquita de mi casa -dije yo pa tirarme el rollo.
- No te preocupes, que mañana por la mañana está aquí y podemos quedar.
- Ahhh -no me libraba de la conviá. Y ensima ya lo había prometio. -Po mañana quedamo.
- No, mejor ya concertamos la cita hoy. Nosotros habíamos pensado en ir al Manteca.

¿Al Manteca? Se nota que son de afuera y tienen posible. El Manteca ante de sentarte ya te clavan dié leuro. Hasta de pie te clavan dié leuro.

- No, ya te digo, que vamo a ir a un sitio que conosco yo que se come una jartá de bien.
- Si tú lo recomiendas seguro que es bueno. Por cierto, a ese sitio que tú dices, ¿hay que ir elegante o se puede ir de sport?
- Hombre, si te quiere vení en chanda te lo puede traé. Pero mejón venirse arreglaito.
- ¿Arreglados de traje de chaqueta? -me preguntó en su inosensia segoviana.
- Ay, Asusena. En Cádi de traje chaqueta sólo van los que trabajan en el Corte Inglé. Arreglaito pero sin abusá. Pantalone pirata y camiseta.

Ella se rió como si yo biera dicho una grasia, pero es que era verdá. Yo iba a ir con mis pantalone pirata que me compré en las rebaja de Soriano y una camisa que tengo que está como nueva. Al meno era lo que me había planchao mi Chari porque mi Chari en cuantito que se entera que yo vi a salí, lo primero que hase es plancharme la ropa, porque no quiere que nadie diga que ella no cuida mi compostura. Aunque ya me encargo yo de descuidarla.
- ¿A qué hora quedamos? ¿Y dónde? -preguntó la segoviana.
- Po quedamo mañana a las nueve y media en la puerta del Hospitá, ¿te parese?
- De acuerdo, mañana nos vemos. Por cierto, antes de que se me olvide. ¿Le puedes decir al Angelín que venga? Es que estoy deseando conocerlo a él también.
- Vale, vale.

O sea, que esta noche tengo pedida de barriga con mi compare, mi comare, mi Chari y el Angelin. Y con lo que bebe y come el Angelin, vi a tené que pidí un crédito al Cofidí. Tó sea por ese Carmelillo que está a punto de vé la lú de Cádi.

8 comentarios:

Paco Rodríguez dijo...

al final veo a todos los segovianos en tu casa metidos a mesa y mantel.

Almudena dijo...

Dicen que el crío oye la música desde el vientre de la mama, así que haz el favor de marcarte un compás en la tripilla de la Segoviana o llevártelo a la peña pa que el crío escuche Carnaval desde ya, a ver si te va a salir un sieso como algún segoviano que yo conozco...

Que vaya bien la pedida, Carmelo!!

José Luis Bustelo dijo...

jajajaja, vaya panorama.

Borja Cegato dijo...

Carmelo esconchate, que estas cosas solo pasan una vez en la vida, que vean los segovianos que han escogio un buen padrino pa la criatura.

Un saludo y que sea la conviá leve.

manolo rubiales dijo...

No te quea ná, picha... no te quea ná.

Maruja dijo...

¿Dime ande coño tas metio... querido Carmelo? Ahora entiendo que le hayan querido poner tu nombre al crio... entre Calisto y Carmelillo, han escogido el mal menor(sin animo de ofender po favo,el crio no tiene escapatoria)De momento, la tal Azucena, ha cometido un pecado imperdonable y es molestar a una persona en la hora de la siesta ¡¡¡ la siesta es sagrada!!!¡¡¡ Pobre Chari, ella que le tenia lastima a las criaturicas que estaban debajo de los arquicos esos que hay en Segovia y ahora resulta que tienen posibles.Vale, llevate la nevera, porque pa mi que te ha citado en la puerta del hospital porque esta cumplia y te va a dar la noche.

Comboi da Pejeta dijo...

Que bonito, cojone!! Nasé y vé la lu de Cádi. Carmelo, mi mujé dentro un mé, si Dio quiere y ella empuja, trae al mundo un chochete que vamo' a llamá Charo, como tu Chari, diminutivo de Rosario, patrona de mi pueblo y de Cádi, o viseversa. Po' en esta vacasione, una noche comiendo caballa en el Ba Ducal, me se puso a desí que se encontraba rara. Si viera la ilusión que me hiso que mi niña pudiera nasé en Cádi, ademá que el hospitá lo teníamo al lao. Pero no estuvo pa' ella. Y porque ya tengo madrina buscá, que si no se lo proponía a tu Chari, que no va a sé menos que tú. Pero pa' la pedida de barriga fuera conviao yo, que el honó sería nuestro. A rascarse el bolsillo tocan, Carmelo.

Un abrazo.
Un Carmelero de pro y de po'.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Compra un décimo de lotería y pásaselo por la barriga, que dicen que tiene el mismo efecto que pasarlo por la giba de un cheposo… o cheposa, que también las hay.

Besos.

Marisa

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner