Carmelopoli

viernes, 11 de septiembre de 2009

De Diario

No eran má de las siete de la mañana cuando sonó mi teléfono. Yo tengo un sueño má profundo que el ombligo de Ramoni, pero es que mi Chari lo tiene má que el ombligo del Canijo, que desde su Carmona natal está hasiendo tó lo poisble pa ganarle por goleada en la guerra de barriga a la nueva estrella de la B.B.C. (ya sabei, boda, bautiso y comunione). Imaginarse, por tanto, el tiempo que tuvo que está sonando mi móvi pa lográ dispertarme. Me levanté y con lo sojo toavía pegao como el Carli y Subiela, vi un númbero un montón de raro y un montón de largo. 0001050 y no se cuánto numbero má. Me cago en la puta como sea otra vé el peruano de Jastel que es que me tiene hasta la punta del Pisarro. Pero no, era del otro lao del charco, pero no era de Perú, ni me querían cambiá la línia del teléfono y del interné.


- Digaaa -dije yo, má desganao que la Pantoja en el Ivé Roché de Bahía Sú.
- Carrrmelo -al otro lao la vó se notaba ufórica, alegre, llena de vida. Tó lo contrario a la mía - Carrrmelo, soy yo, la Cacelin.
- Illa, ¿tú sabe qué hora es? Por lo meno habrá pasao algo grave, se habrá muerto alguien o algo de eso.
- Oh, yeah, son las dié y media en la ifnin -será cabrona, eso será allí en Sacramento, pero de Benjumeda pa acá eran las siete meno cuarto. Ella siguió con lo suyo- ¿Has visto el Diarrrio? - ¿cómo iba a vé el diario si no eran ni las siete de la mañana y a esa hora el bá del Gordo toavía está serrao?
- No, no lo he visto. ¿Por qué? ¿Han bajao al Jeré con equi y tú te vuelve?
- No, mi estarr bien jier con mai Vane. Es mejor yet. ¡¡Hablan de ti en el Diario!! Y bien. Espera que te rid.

Y entonse empesó a lerme aquello de:
"La sensación, sin duda, El Bló del Carmelo, más gaditano no lo hay, un rincón autóctono que retrata a un personaje anónimo, el tal Carmelo, cuyas ocurrencias, que fluctúan entre el humor fino, la ironía,el costumbrismo y el surrealismo, han enganchado a un montón de lectores. Carmelo baña de "age" y triple sentido las notas de actualidad locales, nacionales e intergalácticas."
Entre que estaba medio dormio y que no me lo terminaba de cré, me volví a la cama con la sensasión de que estaba soñando. También con el pensamiento de que no había hablao con la Vane, pero eso no había estao mal del tó, porque si mi Chari llega a escuchá que hablo con su hija al otro lao del teléfono se dispierta y no vea la que me lia, que ella toavía no sabe que la Vane está en América con su chochito, y no me refiero al suyo propio.

Cuando ya me disperté, como casi siempre, a eso de las onse y cuarto, casi me se había olvidao lo de la llamada de la Cacelin. La cosa es que, al ratito llegó mi suegra de la plasa, con el Diario en la mano:

- Cuarenta año suscrita al Diario y nunca jamá en la vida han caio tan bajo como hoy. ¡Qué vergüensa! Eso porque los Yoly están con el Diario de Sevilla, porque si los Yoly estuvieran asquí, procupándose del Diario, esto no pasaría -soltó la parrafá ná má crusá la puerta.
- ¿Qué ha pasao omá? -le preguntó mi Chari entre sorprendía y aburría, porque es que mi suegra se indisna con mucha fasilidá. Algo paresio dijo sobre el Cádi el día que ficharon a Tristán, sobre Setapé el día que metió en el gobierno a la Bibi (la cajera de Unicaja, según mi suegra) y asín va ella de indisnasión en indisnasión. Pero esta vé era diferente.
- Ira esto -y enseñó el Diario doblao por la página en la que el amigo Alsina escribía unas bella e inmeresida palabra sobre este bló.

Mi Chari y yo lo leímo, pero mi suegra se lo sabía de memoria.

- ¿Humor fino? ¿Ironía? ¿Brillanté y originalidá? Ya mismo estoy llamando pa anulá mi suscrisión. Esto no se puede permití.

Mi suegra se fue y yo me volví a lé el artículo. No me lo creía y no es que lo nesesite, pero me estaba poniendo cada vé má gordo. Hablaban de Fernando Quiñone, Pedro Payán y yo, en el mismo artículo y al mismo nivé. Cuando mi orgullo estaba casi a tope, mi Chari me puso los pie en el suelo.

- Quita esa cara que te la conosco. Esto es como lo de los artículo en La Vó. O cuando habló de ti el Pepelandi.
- Hombre, aquello estuvo bien. Pero es que esto es en el Diario.
- Pero, ¿te va a dá dinero? ¿Que saquen tu nombre en el Diario te va a dá dinero?

Mi Chari tan prosaica como siempre, ná má que pensando en el maldito parné. No quise discutirle, pero lo de salí en el Diario es una cosa importante. Porque si tú en Cádi sale en el Cádi Informasión, iguá alguien en algún sentro público o algún trabajadó del Ayuntamiento, cuando ya ha terminao los otro periódico, lo ojea y puede sé que, casualmente, te vea y te lo diga la prósima vé que te encuentre. Si tu nombre sale en La Vó, como es má moderno, ademá de los sentro público y en las biblioteca, iguá en un bá del Paseo Marítimo alguien te recuerda: "Carmelo, te vi en La Vó". Si sale en el Viva Cádi, no puede asercarte ni por el sentro de día Caleta ni por la plasa.

Ahora bien, si tu nombre sale en el Diario de Cádi, entonse tol mundo sabe de ti, tu nombre sircula por tó Cádi. Porque en Cádi estaremo en la cola de lestura, pero del Diario la gente se lé hasta las esquela. Bueno, la mayoría empiesa por las esquela y las carta al direstó, pero del Diario, como del jamón, se utilisa tó. La demostrasión la tuve yo mismo cuando salí a la calle.

"Carmelo, te he visto en el Diario". "Adió rey Carmelo" o "¿quién lo iba a disí, Carmelo?" eran las frase má repetia en mi paseo triunfá desde mi casa hasta La Caleta, aunque no pisara la playa, que lo hise sólo por pavonearme. Incluso en el bá del Gordo, el Gordo me invitó a una servesa a cambio de que yo hablara con mis amigo en el Diario pa que en la prósima colusna dijeran algo bueno sobre su bá. Yo me tomé la servesa y le dije que no se procupara, aunque lo único bueno que me se ocurre que pueden disí del bá del gordo es que tiene el vino con má solera de Cádi, que toavía tiene mansanilla de cuando La Gitana no había hecho la comunión.

Presisamente estando allí en el bá del Gordo le enseñé la colusna del Alsina a mi cuñao Angelín que la leyó y dio su punto de vista:

- Asquí mensiona mucha gente, pero de mi no dise ná. Toa la fama te la lleva tú -se le notaba un poco resentio.
- ¿Cómo que no? Ira, ve donde dise surrealista. Po ese ere tú -le dije yo pa animarlo.
- ¿Yo soy el surrealismo de tu bló? Pero eso es chungo, ¿no?
- ¡Que va! Surrealista está bien. Dalí era surrealista.
- ¿Ese jugaba en el Bilbao? Ahh no, que Dalí es el de los cuadro raro. Pero yo no tengo bigote como Dalí.
- También Servando Sabajane era surrealista. Y Luis María un poco -le dije yo pa traé el surrealismo al Carnavá, el mundo que conose mi cuñao.
- Pero ninguno de eso se ha comio nunca ná -me reprochó el Angelin.
- Porque son unos incomprendio, pero tú llegará al ésito con tu surrealismo -le animé.
- Y si yo soy el surrealista, ¿quién es el costumbrista del bló? -me lansó como pregunta envenená.
- Po la costumbrista del bló es mi Chari, que acostumbra a no leerlo. Yo creo que lo dirá por eso.

13 comentarios:

José Luis Bustelo dijo...

Están intentando acabar contigo, Carmelo. Te quieren hundí.

No te procupe y aguanta el tirón. Un saludo, quillo.

Borja Cegato dijo...

Enhorabuena otra vé picha y ni puñetero caso al personá.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Te voy a perdonar que te olvidaras ponerle "acento" a Jaén, más que nada por no amargarte el dulce de hoy.

El Canijo dijo...

Que sí, que le leo normalmente...no hace flata que me mencione tanto. Saludos del ombligo.

manolo rubiales dijo...

Carmelo, pregonero de los próximos carnavales ¡YA!

Gonzalo dijo...

Vaya nivel que está piyando el bló Carmelo, ya mismo una entrevista en Onda Cádi, pero tú de grati nanai, que te lo den calentito.

Un saludito pichita

Comboi da Pejeta dijo...

Enhorabuena, Carmelo, de nuevo. Yo creo que si to los Carmelero piensan un poquito como yo, ara mismo estarán tela orgulloso por habé tenío el atino de escogé este bló y disfrutarlo to los día.

Un Carmelero de pro y de po'.

Paco Rodríguez dijo...

Ten cuidado Carmelo, que la fama te puede arrastrar a importantes cambios. Te impondrán un asesor de imagen, te vestirán en galerías Monaco, para ir a la Caleta, tendrás que cambiar el itinerario dia tras dia, ya se sabe tu estás en el punto de mira de muchos anonimos....incluso te obligarán a dar paseos por la Victoria para firmas autógrafos y hasta a alguna playa de Chipiona, y no quiero pensar que te revisen cada artículo que escribas para dar su aprobación.

santi dijo...

Con su permiso, Carmelo, cito una frase de su estupendo post en mi blog. saludos.

Anónimo dijo...

felicidades Carmelo y que lo disfrutes! Un saludo desde Oslo.

Carmelo dijo...

Asia Don Bustelo, yo resistiré como los pirata de su comparsa en el pregón de Martíne Are.

Borja, muchas grasia por los ánimo.

Anónimo janenero pero ¿Jaén lleva asento? Yo lo puse una vé y los demá no, pa compensá, asín sólo me equivocaba la mitá de vese. Ademá, si yo escribo Jaen, a que tú sabe a lo que me estoy refiriendo.

Canijo, que ya no lo mensiono má. Bueno, en el pó de hoy sí, pero porque salió la conversasión en casa. Es que lo vimo grabando eso que han hecho en plan oenegé con los de Huelva y da la impresión de que se vaya a caé por los dó lao de la silla. Pero bueno, se ve que está bien alimentao.

Manolo, eso es demasiao pa mi. Me conformo con las fiesta de Triguero. Habla tú con el alcalde que seguro que te hase caso.

Gonsalo, en Onda Cádi no hase falta que me entrevisten que allí Nuestra Señora lo tiene tó atao y bien atao. En tó caso en Onda Lú, que aquello son un poquito má díscolo. O con el Quintero con el cheque por delante.

Comboi, malegro de que sienta eso, porque soi mis lestore habituale los que, en verdá, semeresei tó esos piropo. Ole, paresco Ismaé cuando ganó los millone, todo son los ganadore, pero el parnéme lo quedo yo.

Paco, que no, que la fama no me cambia. Que yo vi a siguí siendo el mismo, con mis camiseta del piojito. Y de las playa de Chipiona ni en pintura, enmientra que estén asquí La Caleta y el Vitoria. Prefiero hasta despelotarme en Cortadura si lo ponen obligatorio.

santi, muchas grasia por la sita y por las palabra de su pó. Yo es que me emosiono cuando veo que gente de estudio copian frase mía y las comentan. Me siento como el que escribió el Lasarillo de Torme. Pero sin sé anónimo, que yo con los anónimo no quiero ná.

Irene, muchos beso de Cádi a Oslo y ya recogeré los tuyo de vuelta.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Enhorabuena. Me alegro por tí, además así animadito y con el ego gordo y orondo, no nos dejarás nunca.

Besos.

Marisa

Anónimo dijo...

A ver Carmelo, ¿tú como sabes que yo soy janenero?. Pa una vez que me olvido de firmar, vas y me contestas.

Saludos
La de la fidelidá

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner