Carmelopoli

miércoles, 6 de agosto de 2008

De pesadilla en pesadilla

Yo no sé si será la caló, la falta de sueño, el eseso de alcó en sangre o que cada vé estoy peó de lo mío, pero llevo dó día teniendo pesadilla. Una pesadilla mu chunga que se repite, o se parese mucho de una noche a otra y que parece mu reá. Demasiao reá.

Ayé fue la má chunga. En el sueño yo me dispertaba como si fuera un día normá como si fuera el día de ayé un 5 de agosto en mi Cádi de mi alma. Mi Chari no se levantaba y me tomaba unas mardalena con Nescafé (desayuno modelo B). Tal y como acababa de desayuná, como hago tó los día, me ponía a prepará las cosa de la playa. La silla, la toalla, la nevera con el tintito y la sombrilla. Tó listo pa largarme a la Caleta. Sin en cambio, cuando salía a la calle Cádi no era Cádi, me la habían cambiao.

Imaginarse la estampa, yo en la calle con mis calsona y mi meyba debajo, mis cangrejera y mi camiseta de tirante de abanderao en homenaje a las olimpiada, pero de cuando el abanderao era el prinsipito y la hermana lloraba en el palco poniendo cara de tonta (no sé si asquí lo de poniendo era nesesario). Totá que con esas jechura salgo yo a la calle, pero aquello no era mi Cádi. No se podía vé más pa allá de la punta de la narí. Me limpié las gafa, pero no era de eso, era del neblinaso de cojone que hasía. La niebla se había apoderao de tó y me había trasladao a otra siudá. Yo ya no estaba en Cádi, estaba en Londre.

Sin en cambio la gente estaba iguá que yo, era como si tol mundo se biera dispertao en una pesadilla. Toa la gente prepará pa ir a la Caleta, los turista con las chancla y los bañadore, dando vuelta por la calle porque habían quitao la playa. Sólo había una forma pa comprobá si estaba en Cádi o en Londre: los coche. Me aserqué a Canaleja y los coche en vé de ir de Argüelle a San Juan de Dió iban de San Juan de Dió pa Argüelle. El tráfico iba al revé como en Inglaterra. El sueño paresía de verdá.

No vivía en la calle Servante sino en Chespir Setrí. Ya no se vendía con minipico sino con papa frita y se llamaba fichanchí. Mucha gente por la calle hablaba en inglé y yo no entendía un carajo. El refino vendía la tela por milla y en la plasa el pescao por onsa, como si fuera chocolate. Me aserqué a endonde estaba ante La Caleta y ya no estaba la playa ni el castillo. Con la neblina aquello podía sé perfestamente un río, el Tamesi, por ejemplo. La pesadilla me estaba agobiando asín que volví a mi casa y me acosté otra vé. Al finá, cuando mi Chari me dispertó eran casi las cuatro de la tarde, saqué la cabesa por la ventana y Cádi volvía a sé Cádi, con su solesito y su Caleta.

Pero si lo de ayé fue una paranoya, hoy se ha repetio, y eso empiesa a tenerme preocupao. Otra vé, iguá que en el sueño de ayé me he dispertao y me he ido a desayuná, esta vé mi Chari se ha levantao cormigo asín que ha habio desayuno A con sus tostada con manteca colorá y su café. Cuando estaba preparando las cosa pa ir a la playa, mi Chari, con asento gallego, me ha dicho "Pero no hace sol, ¿no?" Me ha dejao cavilando. Otro sueño en que no estoy en Cádi, porque en Cádi un sei de agosto tiene que está el sol afuera por cojone. Sin haserle caso a mi Rosariño he preparao las cosa y me he bajao, pero era verdá, estaba nublao. No estaba en Cádi, estaba en La Coruña.

Como en el sueño del dia anterió no me había pasao solo a mi. Mucha gente prepará pa ir a la playa como si estuvieran en Cádi daba vuelta por el sentro sin sabé qué hasé. La verdá que no se sabía si iban o venían, si subían o bajaban. Me aserqué a la playa del tirón y aquello no era la Caleta, era Riasó. No había nadie en la arena. Solo falta que se ponga a llové, pensé en el sueño, pero no se cumplió mi pensamiento. El sielo seguía negro como el ombligo de Makelele pero no descargaba el agua. Por la calle la gente hablaba con el asento del que vende las empaná en la Catedrá y donde estaba el puesto de la guapa ahora había una gachí con una perola guisando pulpo.

Asustao, otra vé, me fui a la cama, pero hoy, cuando me he levantao pa almorsá, el sielo de Cádi ya estaba como siempre con su solaso y asín me pude coscá de que tó había sio un sueño. Espero que mañana no se vuelva a repetí, que estoy como loco por irme una mañanita a La Caleta y no siguí sufriendo con estas pesadilla, que en Cádi en verano tiene que hasé bueno.

4 comentarios:

p.damian dijo...

tu tranquilo carmelo,mi hermana esta en cai,asta el sabado,y esa donde va sale el sol pa verla,por k yo soy un callo,pero mis 2 hermanas,eso yo creo k es un desliz de mi mare,en fin no voy a ablar si no es en el tomate y cobrando,de mi vida privada.
lo peor es k mis hermanas se kedan en un sitio enllamao chiclana,por eso dudo muchas veces k sean de mi sangre.no saven disfrutar del lujo del francia paris.k verguenza de hermanas.

piconera inclusiva dijo...

Yo,como simepre,puntualizando, jejeje. El que vende empanadas en la Catedral, Pedro Hidalgo, es más de Cai que tú y que yo, y más caletero también que tú y que yo. Lo del acento gallego es por su antigua esposa que era galleguiña, y porque pa vendé empanadas gallegas queda mejor. Jajaja.
En cuanto al nublaíto, superior, se estaba de lujo ayer en la Caleta, que me traje yo a unos cuántos anónimos y lo pasaron de lujo. Un besito, Carmelo.

Carmelo dijo...

p.damian, si tus hermana han escogio chiclana en vé de venirse a Cádi es porque estarán to lo buena que tus quiera, pero de gusto no tienen ni una mijita. Aunque habría hecho peó que biera escogio Benidó, Mallorca o Marbella. Asín que lo dejamo en que tus hermana están media buena y tienen un poquito de gusto. Un saludo.

pico, que alegria verte por asquí aunque sea por puntualisá. Yo es que, como tú comprenderá, no soy mucho de empanada gallega ni de ningún otro tipo de comida estranjera. Yo mi pescaito frito, mi caballa asá, mis fideo con babeta, mi menudo. De toas forma, dale un saludito a Pedro la prosima vé que lo vea. Un beso.

Anónimo dijo...

Carmelo pisha, mira que ya hace tiempo que te dije que si tu proveedor habitual se marchaba de vacaciones, el costo no se lo compraras a cualquiera, te lo dije, antes de comprar infórmate y tu con lo vago que eres por no ir andando tres esquinas más pallá, se lo compras al mindundi de turno, que es un aficionadillo que cree todavía que el costo era la cesta que llevaba su pare a los astilleros, y no, no es eso.

Ese nota tiene un material chungo , muy chungo, y por eso pillas esos colocones tan raros que te dan esos disgustazos matutinos y no sabes por donde andas ni donde estas.

Y luego vienes aquí a contarnos milongas , que si tienes pesadillas, que si la niebla de Londres.

Que en verano hasta los que se dedican a la venta del consumao, se van de vacaciones, tenías que saberlo y haberte aprovisionado, que luego te pasa lo que te pasa.

O es eso o te ha dao demasiao el sol en el coco y no llevabas la gorra puesta y te ha dejado to el cerebelo reblandecio y el melón mu perjudicado.

Ajin que tomate un descansito con el Indio rosa o similares o no tomes tanto mollate con casera, que luego te queas dormido al sol y te pasa lo que te pasa, pishita.

Anda y cuidate mucho, más.


Saludos desde El Bierzo de Salvochea

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner