Carmelopoli

domingo, 17 de mayo de 2009

De comunión

Cada vé me gustan má las comunione. Es que cada vé se paresen má a las boda y no lo digo solamente porque las niña cada vé vienen má grande que alguna má bien paresen novia que niña de primera comunión. Lo que pasa es que ahora, con el despliegue de medio de los padre, ya hay hasta barra libre en las comunione. Una horita, por culpa de la crisi, pero barra libre que es lo que cuenta.


La comunión de la Carlota, la sobrina de mi Chari la verdá que estuvo bien organisá. Ya lo sé que Carlota es nombre de niña pija, y la Carlota de pueblo de Jaen, pero qué le vamo a hasé, pero la mujé de mi cuñao le puso Carlota aunque viviera en San Fernando, porque ella siempre tuvo mucho cuento, aunque nasiera en El Boquete y fuera má bruta que un arao. Con disirte que cuando estaban buscando a Carlota el predisto le daba negativo porque la gachí escupía en el cacharro en vé de ponerle... bueno lo que hay que ponerle, que no vi a hablá yo de cosa desagradable.

Al meno han metio a la niña en el Liseo que es un colegio pijo de allí de San Fernando y eso se notaba en la comunión que había má traje chaqueta que una madrugá en La Campana (de Elgorriaga). Buenos má que yo me puse el pantalón negro de pinsa de cuando salimo vestio de argentino en la comparsa y una camisa colorá que me compró mi Chari el lune en el piojito. Iba hecho un pinse... má bien una brocha gorda, que no hay forma de que pierda la barriga esta que tengo. Mi Chari también iba mu guapa, en una de esa vestimenta de mesa camilla que a ella le gusta ponerse cuando se arregla, con una falda de vuelo morá en honó del pendón de Cádi, que nosotro siempre llevamo nuestro elemento rivindicativo cuando vamo afuera de Cádi.

Os podría contá cómo estuvo la seremonia si me biera quedao adentro, pero había mucha gente y no era cosa de que yo ocupara un sitio que iguá le venía bien a una señora que le interesaba lo que el cura fuera a disí. Lo que sí te puedo asegurá, en un ratito que lo vi, es que el cura tenía un venaso como la Torre de Poniente de la Catedrá, nunca mejón dicho. Pero se veía güena gente, de estos cura moerno que aguantan carro y carreta, cantan, dan charla, lo que sea con tal de que haigan má de sinco persona en misa.

De lo que puedo hablaro con conosimiento de causa es del convite. Porque eso aunque no biera tenío sitio, yo me habría buscao uno. El convite fue en el Yeyo que es un sentro de selebrasione de lujo que hay por la parte del Bahía Sú. Meresió la pena. Nos pusieron unos langostino de arraya que eran puntero y un jartá de friturita de entrante. Ademá, el de al lao mia que era un amigo de mi cuñao era alérgico al marisco (má o meno como el cura) y no le importó sederme amablemente sus langostino de arraya.

Hubo hasta un mago en la comunión. Cobraba tresiento leuro por sesión y tenía tré comunione, que mi concuñá es de las que pone el parné por delante pero despué lo recuerda, pa que se vea que ella puede... que ella puede pedirle dinero prestao a los banco porque me parese que tiene má trampa que un pajarero. Pero a mi no me gusta criticá, que despué dise mi Chari que me tengo que lavá la boca con hipoclorito de sodio, que mi Chari se tira esos pegote pa restregarme que ella hiso el bachillerato y yo no pasé de la básica.

Al mago no se le ocurrió otra cosa que sacarme a mi en la astuasión. Y la hijaputa de mi suegra que le gritaba, "háslo desaparesé, háslo desaparesé". Buenos má que yo sabía que el mago no tenía entrenao ese tipo de truco porque tenía una novia una jartá de gorda, y si ese gachó fuera capá de hasé desapresé a gente habría hecho desaparesé a la novia y habría hecho aparesé a Claudia Chifi, como el mago aquel, el Copre Fil, o algo asín, el que es primo del que tiene la tienda de ropa en la calle columela el Esprin Fil.

La cosa es que entre mi cuñao (el pare la niña, no el Angelín, que al pobre no lo invitaron aunque yo insistí) y yo teníamo que atá al mago. Yo jalaba fuerte de las cuerda pa vé si era capá de escaparse y el gachó se escapó, se puso la chaqueta y se volvió a atá. Al meno eso fue el truco que hiso y le quedó bien. Estuvo simpática la astuasión, que el tío contaba chiste, jugaba con las carta y era un puntaso. Aunque má simpático me puse yo cuando abrieron la barra libre. Porque una hora da pa mucho a un velosista del güiski como yo. El Usain Bol del agua de Escosia me llaman. 

De toas forma, lo mejón fue cogé el tren de vuelta que yo es que tó lo que sea el viaje de vuelta a Cádi me encanta. Y lo peó la cara de la niña cuando le dimo el regalo. Mira que mi Chari había buscao con mucho esmero en los moro un libraco de eso que ponen Recuerdo de mi Primera Comunión pa que los invitao le firmaran y le pusieran unas palabra. Y yo pa inocularle la vertiente gaditana le puse aquel famoso estribillo de El Crimen del mes de mayo "vamo corriendo, a casa la tita y si no hay mil peseta, po no hay estampita". Porque eso es lo bueno del Carnavá, que pa cualquié cosa tiene su copla. Hasta en San Fernando.

3 comentarios:

Borja Cegato dijo...

Carmelo también tuve comunión el sábado y también me puse púo de comer y beber, le dieron por culo al Naturjaus como tu dices.
Y casualidad, también le puse al niño en el libro el mismo estribillo que tú.
Así que cómo aquél comienzo de popurrit "Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia", se lo atribuyo a este pedazo de post.
Un saludo y espero que vaya todo bien.

Se me pasaba felicidades por el triunfo del Cadi y a por el ascenso a Irún.

Marisa dijo...

¡¡El Boquete!! ¡¡Qué ricos desayunos y algunas cenas he tomado en ese bar de San Fernando!! (Es que me alojaba muy cerquita).

Espero que la barra libre no te haya dejado resacoso.

Besos.

Marisa

andres wunder riopedre dijo...

Muy bueno! Lo de la alergia al marisco soberbio, jaja. Y menos mal que no te ha pasado como a una tía mía que le indicaron el regalo que debía llevarle a la niña. Saludos.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner