Carmelopoli

lunes, 12 de marzo de 2007

Dominguito

Hay pocas cosa más maravillosa en todo el mundo mundiá que un dominguito en Cádi. Si ese domingo, sobre tó si el Lorenzo se decide a calentá a su Cádi. Y ayé Lorenzo se decidió y nos regaló uno de eso domingo inolvidable.

Yo melevanté tempranito (sólo madrugo los domingo, las cosa de los gaditano) y me fui a echá unas lanzá en la Alameda. Cogé, lo que se dice cogé, no cogí ná, pero allí relajaito, mirando al má, con la Punta San Felipe a un lao y la Bahía por delante me pregunté qué habré hecho yo en otra vida pá habé tenio la suerte en esta de sé gaditano.

Con mi optimismo en la cesta y ná de pescao, me fui pa la Guapa a comprá unos churrito. ¡Tan caro ya los churro de la Guapa! Pero me dio iguá, compré los churrito, mi Chari hizo un cafelito y desayunamo los cinco (sin rima). Los niño no estaban mu contento de que los hubieramo despertao a las once, pero entre lagaña acestaron el espiritu familiá dominguero y se tomaron los churrito con la bulla suficiente pá volverse a acostá.

Yo estaba completamente generoso, especialmente porque er Joaqui me había pagao los día de trabajo, y le dije a mi Chari. "Cuando vuelva de misa con tu mare, nos vamo a comé fuera. Prepara unos bocadillo y en la Plaza Mina compramo un cuarto de quisquilla." Dos litrona, tres bocadillo de choperpó y un cartucho de quisquilla. La felicidá sólo podía aumentarse con un mantecaito: los mejore de Cádi, los de Yani el de Los Italianos. Yo es que soy de Los Italianos de la calle Ancha y no de los pelojoso esos que se han montao en la plaza mina, que no son ni de Cádi ni ná. Dicen que hacen mantecaos italianos, pero no tienen ese aire de Cádi, esa sal que tienen los topolino de Los Italianos. Por supuesto, como siempre, un topolino pa mi Chari, otro pa mi suegra y un mantecao de tutti-frutti pa mi.

Más gaditano imposible: un paseito por la calle Ancha, con un topolino y eschuchando al Cádi en la radio. Cinco y media y el Cádi marca pero Lorenzo decide esconderse y le da paso al viento del norte. Cádi decide recogé el día de verano y volvé a sacá su invierno de noche, su humedá y el fresquito ese que no hay rebeca que te lo quite. Volviendo pa casa empata el Hércule. No me importa. El Hércule es parte de Cádi porque es el dio de nuestro escudo. Ademá, ni el Sevilla, ni el Betis, ni el Jeré ganaron y eso es siempre lo primero que yo miro.

3 comentarios:

Vicent dijo...

Macho Hércules!!...ays, este año volvemos a estar jodios los dos, herculanos y gaditanos, que nos comemos otro año en segunda, con las ganas que tengo yo de verlos a los dos ganandole al Barça y al Madrid...

Me gusta mucho tu blog, me rio la tira.

Carmelo dijo...

Grasia vicent por perdé tu tiempo en leé las pamplina que yo escribo. Ajolá el Hércule vuelva a Primera como el Cádi y jueguen en la liga de las estrella y no en la liga de los estrellao. De momento, habrá que conformarse con estos ratito y esperá al año que viene.
Por sierto, ¿qué habei hecho con el portero ese que teniai, el negro ese? A mi me parese que lo habían cogio vendiendo sedé y lo habían metio de portero. Meno má que habei comprao un portero bueno, de Cádi. Como debe sé. Ole, y ¡¡viva hércule fundadó!!

Vicent dijo...

Pues para mi que si que era algo asi lo del negro, porque se fue a su tierra a jugar con su selección y luego no lo dejaban volver a entrar en españa al jodio, que le faltaban no se que papeles..., total que se tiró un mes fuera, total pa lo que para y ná...

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner