Carmelopoli

jueves, 24 de diciembre de 2009

Homo festu

En el fondo este bló tiene cosa de bombero. O de pulisía. Y es que siempre llega tarde, pero llega. Digo esto no porque me se haiga ido definitivamente la olla, como a los gachone que querían hasé un tune por el má desde Cádi hasta Huelva, sino porque hoy vengo a respondé una de esa pregunta que me hasen mi nutrido númbero de lestore y digo nutrido, porque, que se sepa, ninguno de ello se ha muerto de hambre.


La pregunta la hasía Sonia y venía a pidirme, poco má o meno, que yo esplicara asquí en este bló el surgimiento de la fiesta como consesto genérico en la evolusión del desarrollo evolutivo del hombre. Lo que es lo mismo, cuando surge el homo festus, que no tiene ná que vé con guarrería sino con fiesta. Como vei, el nivé de las pregunta va subiendo y dentro de ná vi a tené que esplicá los prinsipio fundamentale de la fusión nucleá. No me da mieo, ni muchísimo meno, porque uno de Cádi está preparao pa eso y pa má. Por eso, no me cuesta ningún esfuerso proporsionaro esta lesión de antropología que yo os doy asolutamente de grati, porque yo esto lo hago por visio, que por dinero esto no está pagao.

Como diría Paquirrín en una habitasión del Don Tico, vamo al tema. Tol mundo tiene claro cuál es el punto de partida de la genealogía humana que es el que ya espliqué en su momento de la creasión que Dió hiso de Adán y Eva. Adán y Eva son los padre de toa la humanidá y, desde entonse, sólo se ha visto algo similá con la Isabé Presli. Por sierto, se desmiente que Adan y Eva fueran del Opu. La cosa es que, en aquello tiempo no había condone.

Bueno, ya sabei que Dió echó a Adán y Eva del paraíso por culpa de la bicha y que se tuvo que poné a trabajá en una panadería pa ganá el dinero con el sudó de su frente. En esa época no había muchas gana de tontería, porque Adán y Eva tenían un planeta entero que poblá y, en cuantito que Adán acababa en la panadería se ponía al triquitraque. De esa época la biblia no dise ná, porque si biera contao eso habría paresio má que la biblia el kamasutra.

La cosa estaba tela de aburria porque Caín y Abé era un coñaso. No eran mala gente, pero eran má lasio que el pupurrí del coro del Lama. Caín se dedicaba a las cosa del campo y, como buen campero, era un quejica. Abé, por su parte, era entrenadó del Aslético de Madrí, pero lo dejó porque no iba nadie a los partio y se dedicó a llevá rebaño de cabra. Que viene a sé má o meno lo mismo. Totá, que un día Dió, que tenía trisnina, les dijo que estaba pensando en creá el Carnavá y que buscaba un ortavillita pa la comparsa que iba a montá y sitó a Caín y Abé pa una prueba en un lavaero, que por aquellos tiempo era la orilla de un río.

Los dó hermano fueron a la prueba. Caín cantó bastante bien, pero un poquito alto de tono, como el Salvi el que salía con la comparsa de los Momo. Despué cantó Abé, que lo hiso puntero del tó, ademá con gusto, má o meno como el Pájaro, el de la comparsa de Antoñito Martín. Dió, que otra cosa no, pero de Carnavá sabía tela, le dijo a Abé que lo iba a fichá pa la comparsa y a Caín le dijo que, si acaso, pal año que viene ya lo llamaría.

Caín cogió un mosqueo que ni Teo Varga despué de crusarse con Espárrago. Le entraron unos selo por dentro mu malo y cuando su hermano se estaba yendo pa casa a recogé el ganao, cogió la quijá de un burro que la había espichao poco ante de la fiebre burrina le pegó en toa la parte del coco y lo dejó en el sitio.

Dió cogió un cabreo que no te puede ni imaginá y suspendió los Carnavale que había organisao ese año pa darle vidilla al asunto. "Ahora va a cantá tú un mojón", le dijo poco má o meno a Caín. "Y no te meto en la cárse porque sólo estás tú y si no, a vé quien se pone a poblá el planeta, que está esto má vasio que la peluquería de la calle Nueva".

Caín, que le había cogio el gustillo al lao oscuro de la ley, se lió con su hermana y cometió insesto, pero justificao porque, al fin y al cabo, ella era la única gachí sobre la tierra. Ahora ya no sabemo si la hermana de Caín meresía la pena o era un choco, porque eso habría cambiao mucho la cosa. Totá que Caín y su hermana tuvieron desendiente que eran los hijo de Caín y los sobrina de su hermana pero, a la misma vé, eran los sobrino de Caín y los hijo de su hermana. Un líaso de árbo genealógico.

Los desendiente de Caín tuvieron, a su misma vé, desendiente y asín susesivamente hasta que en la tierra hubo un mínimo de dosienta o tresienta persona. Como una buena noche en el Barabá. Cada desendiente heredaba un troso de tierra como si fueran de la Casa de Alba. La diferensia es que esto no vivían de las renta sino que se ponían a trabajá en el campo. Unos poco sembraban, otros poco llevaban los bicho, alguno casaban,... Siempre había uno que heredaba el ofisio de su antepasao má antepasao, Adán y se dedicaba a la panadería.

Totá, que en un momento dao, se dieron cuenta de que eran un montón de familia y no se veían nunca. El de la panadería se fue casa por casa, parsela por parsela, finca por finca pa quedá con tó los familiare pa un gran evento en el que se rencontraran tóa sus casta. Ante le pidió permiso a Dió. "Dió, ira que es que quiero organisá una fiesta buena con toda mi estirpe (porque a Dió lo de toas mis casta no le gustaba). El Simón va a traé el vino de Don Simón, el Benjamín va a traé el champán,..." "Y de comé, ¿no van a traé ná de comé?" preguntó Dió. "Aro, cada uno va a traé una ré". "¿Pa pescá?" ¿No, una ré de un animá de carne. Va a habé una jartá de carne y queremo llamá a la fiesta Carnavá".

Cuando Dió se enteró del nombre les dijo que se acordaran lo que le había pasao a Caín y Abé en cuantito que surgió la idea del primé Carnavá de la que Él, Dió, se arrepentía muchísimo. El de la panadería, que era Jacó, le dijo que no se procupara, que no iban a habé rivalidade. dió no se quedó mu conforme pero autorisó la realisasión de los primero carnavale, que fueron la primera fiesta de la historia.

Aquellos carnavale salieron mu bien. Un montón de cosa de bebé y un montón de cosa de comé. Pero faltaba algo, asín que el año siguiente uno de los hermano, preparó un espestáculo en el que sus hijo cantaban unas letrilla y unas música compuesta por él. Fue la primera chirigota de la humanidá. Lo malo es que ya, pal año siguiente, el resto de los hermano también quiso montá su agrupasión y no vea lo que duró la fiesta. Tuvieron que empesá en enero pa podé acabá en febrero. Al año siguiente dieron premio y montaron un jurado y ya empesó a habé tensione y malo rollo.

Dió, que se veía vení lo que iba a pasá, llamó a Jacó y le dijo que tenía que tomá medida. "Como no tenga cuidao esto te se va de las mano y dentro de unos año tú verá como hay bronca". "No sea esagerao, Dió, esa tensión es parte del Carnavá". "Yo sólo te digo, que asín se empiesa y se acaba con uno de una agrupasión cogiendo por el cuello a otro de otra, o con el direstó de uno de los premio dándole un cabesaso al autó de otra de las premiada".

Entonse Jacó, pa evitá mosqueo le dijo a Dió que iba a hasé una cosa. Como un mé y pico ante de empesá el Carnavá iba a organisá una sena común de toa la familia pa contarse sus cosa y cantá tós junto villansico y que iban a matá un pavo en señá de amistá. "Y esa fiesta se va a llamá Navidá y servirá como muestra de amó y unidá ante de despellejarno en los Carnavale".

Pa reforsá la importansia de las Navidade, Dió mandó a su hijo, el Mesia, a que vigilara y llevara los polvorone que no los llevaba nadía. El Niño de Dió nasió justamente ese año, que es el primero desde el que se selebran las fiesta de la Navidá, que, como ya habrei comproba, son solo un antisipo del Carnavá, en el que abundan los buenos deseo, pa ya despué ponerse a parí en Carnavale. Lo demá del Papa Noé con barba, el árbo, los belene y tol laberino son derivasione y deformasione. Como lo de la Semana Santa que pa organisá esa fiesta tuvieron que matá al niño de Dió, asín que es una fiesta que prefiero ni mensioná en estos momento.

En definitiva, que la Navidá es una fiesta mu gaditana que merese que la selebrei tós junto con vuestro sere querido y, o si no, con vuestra familia, al que no le quede má remedio. En un caso o en otro, yo os deseo:


7 comentarios:

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Gracias Carmelo; por el pó, por lo que dice y por lo bien que lo dice.

Gracias por estrujarte el cerebro como una bayeta para limpiar nuestro ánimo de pena y devolvernos el brillo de la alegría y el buen humor.

Se te quiere Carmelo.

Feliz Nochebuena, aunque no sea en compañía de quienes te leemos, porque pa juntarnos a todos, no hay restaurante donde sentarnos.

Besos.

Marisa

Paco Rodríguez dijo...

Y las zambobás esas de parriba y pabajo, ¿de donde son?

Felí navidá pisha

Sonia dijo...

Jajaja... Muchas gracias Carmelo por esta gran respuesta a la pregunta que te formulé hace tiempo. Ya ni me acordaba, qué legal eres.

Ahora entiendo mucho mejor porque nos reunimos en estos días con la familia y amigos. Tu explicación
carmelera me ha dado la clave.

Y qué decir del surgimiento de la gran fiesta, el Carnaval Ni yo lo hubiera dicho mejor :-P

Que tengas un feliz día de Navidad y te "jartes" de comer, como tus nutridos seguidores.

Un besote ;-)

Sonia dijo...

Jajaja... Muchas gracias, Carmelo, por esta gran respuesta a la pregunta que te formulé hace tiempo. Ya ni me acordaba, qué legal eres.

Ahora entiendo mucho mejor por qué nos reunimos en estos días con la familia y amigos. Tu explicación
carmelera me ha dado la clave.

Y qué decir del surgimiento de la gran fiesta, el Carnaval. Ni yo lo hubiera dicho mejor :-P

Que tengas un feliz día de Navidad y te "jartes" de comer, como tus nutridos seguidores.

Un besote ;-)

(Antes le he dado el "intro" sin querer, si puedes borrar el mensaje... Gracias)

Anónimo dijo...

Online Casinos tyuueooru
Casino Game Download

Also, check out whether or not their customer service is available 24/7.
[url=http://www.nhgaa.org/]Casino Gambling[/url]
There are several things to be considered when selecting the best gambling website.
http://www.nhgaa.org/ - Online Casino Game
Ensure that the one you're interested in prefer using a trustable and ideal software that you can rely on.

manolo rubiales dijo...

Si es que desde que mi abuelo se prejubiló la barbería de la Calle Nueva no e iguá, que sí, que sí, que mi yayo fue barbero una jartá de año en esa barbería, y en toa las fotos que tengo de él trabajando ya por aquellos años tampoco iba nadie. Los pelos que había en el suelo eran de mentira, eran de peluquín recortao, más que ná pa da el pego. Igualito que el serrín que echaban en el suelo de los talleres de astilleros, paque pareciera que allí se hacía algo o pa escondé debajo las colillas de los canuto... son las cosas de Cái.
Felisidade Carmelo!!!!!!

Valdepeñitas dijo...

Si es que tu no eres el Carmelo, tu eres el Mesias de la Fiesta (no el de los polvorones); que bien te explicas... La historia "facil": para todos los publicos. Felicidá p'a tos los carmeleros.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner