Carmelopoli

jueves, 15 de octubre de 2009

Vudú

Se han acabao las abuja en los refino del mundo entero. Están las fábrica de abuja y alfilere desbordá de pedio despué de lo que le ha pasao a Cristiano Ronaldo con el brujo Pepe. Y es que como la cosa siga asín, la gente se va a tené que comé los burgaillo como las almendra, a martillaso, porque no quean alfilere, ni siquiera palillo. Porque tó lo que se pueda clavá y se pueda vendé ya no está en las tienda, meno alguno de los consoladore del sé shó de la calle Barrié, que también se pueden clavá, pero no en los muñequito.


En verdá tó viene de lo mismo, del seso. Porque lo que le ha pasao a Cristiano Ronaldo disen que es por despecho. El despecho, pa quien no lo sepa, no es lo que hiso Soraya de quitarse teta por tenerla mu grande, que vaya crimen, con lo hermoso que son un par de dominga tamaño equiequiele. El despecho es la sensasión de puteao que uno siente cuando lo han dejao má tirao que una colilla. Po eso es lo que le pasó a una amiga de Cristiano Ronaldo, que quería que el gachó se la clavara y como no lo consiguió le pidió a Pepe el brujo que le clavara unas abujita pa quitarlo del medio. Y ahí lo tiene, má lesionao que Mami Quevedo.

Despué del incontestable ésito de Pepe el Brujo han sido mucho los que han querio utilisá el vudú pa saldá cuenta pendiente. Lo que pasa es que como lo de contratá a un brujo se ha puesto mu caro y tampoco es que haiga tanto brujo, porque no hay curso de Efepeó de brujeria en el intituto San Severiano, po la gente ha ido hasiéndolo por su cuenta, comprando alfilerito y clavándoselo a muñeco.

Ayé mismo, me han dicho que vieron al pijo ese de Valensia clavándole un alfilé a un muñeco con barba y puro. Ese también ha hecho por despecho. Aunque má que por despecho por despuesto, que lo de que te echen del cargo de toa la vida de Dió a la gente le ha sentao mu malamente. También en Cataluño han cambiao las habituale quema de afoto del Borbón por esa nueva tésnica de hasé daño. El sábado pasao hubo una manifestasión en la que acabaron clavándole abuja a un billete de dié mil pela de las antigua con la cara del Borbón y el Borbonsito. Esta vé no tuvo que vení la pulisia, sino que uno de los asistente acabó con los asto de agravio cuando trincó el billete y dijo "quita tú, nen, que esto aun lo cambian en el banco".

Hay gente que coinside, porque el Mojama y mi amigo Alberto tienen en sus despacho un muñeco chiquitito, regordete, con barba y envuelto en la bandera de Brasi al que le tienen clavao unos palillo entre seja y seja.

Pero no vayai a crerse que esto es una cosa que está pasando por ahí afuera en el estranjero, sino que también en Cádi la venta de cacharro clavable se ha disparao en los último día. Como será la cosa que por no habé no hay ni puntillita en el puesto del Chicla de la plasa. Al primero que se le vio comprando unos alfilere en el Refino de la calle Novena, justo al laito de San Agustin fue a Fali Pastrana que, por lo visto, tiene un muñeco gordo con bigote, vestio de tuno al que le ha clavao hasta alcayata pa vé si consigue quitárselo del medio. Lo que pasa es que en donde las dan las toman y en una esquina de la sede de la Asosiasión Aire de Cádi hay un muñeco canijo, con el pelo risao y los botone de la camisa abierta a la que le clavan toas las mañana unos cuanto alfilere.

Pero no vayai a crerse que esto es cosa esclusiva de los corista que quien má y quien meno tiene un par de muñeco en alguna estantería de su casa. Por ejemplo, me han dicho que en lacasa de Martíne Are hay un rinconsito con dó muñeco, uno canijo y guapetón vestio del Vapó y otro con toa la cara de una moneda de dié duro con el traje de La Milagrosa. A cada uno le clava unas poca de puntilla tos los día, por si no biera hecho sufisiente con las que le clavó en su momento en el Diario. Aunque hay que reconosé que a Martíne Are le funsiona la brujería, porque ninguno de los dó ha levantao cabesa desde que los tiene puesto allí.

También están los auténtico espesialista. En Cortadura, en el locá de ensayo de Juan Carlo ya no caben má muñeco. Juanfernande ha puesto el suyo con antoñito Martin al que no sólo le clava un par de chincheta toas las tarde sino que también lo tira al suelo y pa martirisarlo le canta el pasodoble de la fabrica de los sueño. Julian tiene puesto allí el suyo de Rivero y Juan Carlo ha reservao pa sus cuestione personale las repisa de dó parede del locá. De entre tós los muñeco, a mi el que má me llamó la atensión fue uno asín enorme que me recordaba a algún ortavillita que hase ahora boda bautiso y comunione en El Puerto. Pero no era el único, porque Juan Carlo es un espesialista en rensilla.

Lo malo de tené tanto enemigo a los que hasé vudú es que a ti también te toca tu parte, y por eso, ademá de las chincheta y las puntilla se han acabao en las tienda de recuerdo de Cádi unos muñequito que había de Juan Carlo, pero el Aragón de ahora, tó encanijao, con la pañoleta esa que se pone pal sudó y su bisicleta al lao. Hay muñeco de eso repartio por tó Cádi y por clavarle le han clavao hasta unas boca de cangrejo, porque ya no queaba ningún alfilé en la tienda de los vente duro de la calle Pintor Suloaga.

Tanto vudú y tanto clavo, lo único que espero es que no haiga ningún malage que me haiga arrancao un pelo de barba y con eso se haiga hecho un muñeco de Carmelo y me esté hasiendo daño. Porque si te digo la verdá, tengo en la espalda un doló mu raro y mi espalda está como el chochete de Susan Boyle. Sin estrená.

3 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Espero que no sea na Carmelo y que no te toquen ni un pelo, (ni de la barba)

Abrazo

Marisa Pérez Muñoz dijo...

No vayas a tener miedo por nada, que no es digno de ti.

Besos.
Marisa

Sonia dijo...

Ay, Carmelo, que eso del vudú-carnavalesco es mu peligroso, no des ideas.
Y porejito Juan Carlo lo mal parao que sale siempre en tus pó... Ains... Qué maldad :-P

Más saludos

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner