Carmelopoli

miércoles, 7 de octubre de 2009

Mi Chari

Hoy quiero dedicarle mi pó a mi Chari, porque hoy es su santo y tó lo que yo le dedique a ella es poco. Pasa como con el parné, que tó el que le dé es poco. Pero como lo del pó sólo me cuesta el esfuerso de mové los deo sobre el teclao, ella se merese eso y má.


Es que desde el día que la vi me di cuenta que iba a sé la mujé de mi vida. Bueno, má que desde el día que la vi, desde el día que me dijo que se había queao preñá. Entonse yo supe que lo nuestro iba a sé pa siempre y, por si había alguna duda, a la semana se coló en mi casa mi suegro pa disirme que o me casaba o me cortaba las pelota. Si yo biera hecho otro, me habría quitao del medio pa eludí responsabilidade, pero como yo soy un tío hecho y derecho le eché dó cojone y me casé con ella. Al fin y al cabo, era o casarme o irme de Cádi y, entre aguantá a mi Chari toa la vida y está toa la vida sin volvé a Cádi, preferí lo primero. Ademá, que nadie me garantisaba que no me fuera yo por ahí y no me encontrara mi suegro, que menuo era el señó Fuente pa estas cosa.

Pero en verdá, despué de habé nasio en Cádi, está con mi Chari ha hecho la segunda mejón cosa que me ha pasao en la vida. La tersera tené el bló y la cuarta mi Sergio. Aunque de las dó última no estoy seguro del orden. Pero mi Chari es mu importante, porque ella me soporta. Es el complemento perfesto de mi esistensia. Yo hago las cosa y ella se queja. A mi me dan el parné y ella se lo gasta. Yo como y ella prepara la comida.

Y tengo que reconosé que viví cormigo no es sensillo. Al revé, yo soy un tio tela de complicao, que debo sé el único hombre del mundo que me dejo la tapa del bate levantá o los calsonsillo usao tirao en el cuarto. No vea cómo se queja ella, que me pega unos chillio, Pero a mi me pasa como a los bicho eso que viven al lao de la via del tren, que se acostumbran al ruido. Po a mi iguá, su tono de vó cuando grita es como los delfine, inaudible pa mi oido. Y eso que en Cádi no hay ese tipo de bicho porque la vía del tren está soterrá.

Es que lo que yo siento por mi Chari no se puede esplicá con palabra. Es una cosa que me sube de abajo y me sale por arriba y me deja asín como la boca seca y el sieso tó encogio. No sé si me esplico, pero es algo mu grande. Hay gente que lo llama amó, otro que lo llaman mieo. Yo prefiero disí que es simplemente respeto. Porque lo má importante entre dó persona es respetarse y yo a mi Chari le tengo mucho respeto. Nunca me atrevo a llevarle la contraria. Y si ella me dise algo yo le hago caso. Con disirte que yo he trabajao por mi Chari. Que eso es a lo másimo que yo pueo llegá, a trabajá por alguien. Po yo he trabajao por ella, cuando nos casamo me metieron en Astillero y buenos má que me pasó lo del ojo que si no, toavía estaría allí. Bueno, tampoco creo, porque si no biera hecho lo del ojo, habría hecho por sordo, sino por el asúca y si no, porque sí. Que en Astillero ha hecho má fási cogerse la baja que siguí trabajando, que de mis tiempo creo que sólo quea Gargallo y porque estaba liberao por el sindicato.

Bueno, que hoy el tema no es la sosiopolítica gaditana sino mi Chari y de ella es de lo que me toca hablá. Aunque a vese me falten palabra pa espresá lo que es viví con ella. Y eso que semo mu diferente, que tenemo gusto mu diverso. Ella, por ejemplo, no soporta que yo esté con el bló "ya está ahí perdiendo el tiempo con la tontería esa del bló, si por lo meno te echara una sibernovia y me dejara tranquila".

Pero eso sí que no, que yo desde que conosí a mi Chari no he conosió má mujere. Que no es que ella me haiga hecho ninguna marca que a mi me dé vergüensa desnudarme delante de otra gachí. Ni porque tema que si le pongo los cuerno ella me corta la picha. Yo no he tenío má mujere que la mía porque con mi Chari ya tengo sufisiente. Aunque no me haigan faltao pretendienta pero desde aquella noche estrellada bajo la luna, aprovechando que toavía no habían puesto los foco eso en el Vitoria, que yo le dije "quilla, ¿qué?" y ella me dijo "enga", desde entonse, mi picha no ha conosio má hogá que las cacha de mi Chari y tampoco es que nosotro tengamo la frecuensia del telediario, tré vese al día. No llegamo siquiera a la frecuensia del Informe Semaná, una vé cada sábado. Aunque yo marco má que los delantero del Jeré (con equi).

Es que con el tiempo las relasione se van desgastando y entran en la rutina. En la ruina han entrao otra, como la del Angelin, que no llega a fin de mé ni con Cofidí, pero la mayoría de las relasione entran en la rutina. Es que nosotro llevamo junto, no sé cuánto año. Lo meno ventitanto, que pa las fecha soy mu malo y eso no le gusta a mi Chari. A mi tampoco me gusta que ella prefiera jugá al bingo ante que escuchá el pupurrí de Soldadito. Pero es que ella es má de Martíne Are. Y yo prefiero a Antoñito Martin. Ella lo flipa con Arrayán. Y yo soy de la china del Intermedio. Ella no soporta a Juanelo. Y yo muero con sus conversasione con Carlo Alarcón, que de tan elegante y estirao, dentro de ná lo nombrarán duque del Casco Antiguo.

De toas forma, por mucha rutina y por mucho tiempo, mi Chari es la mare de mi Sergio y eso es lo má grande que me puede dá a mi naide. También es la mare de la Vane, pero como a la niña la hisimo en el Vitoria, asín salió como salió. Pero, sin sé perfesta, con sus defesto, es pa mi la gachí má importante. Por eso le dedicó este pó y aunque hoy no le he comprao ná, la vi a llevá a sená por tó lo alto al Barra Siete. Con poderío. Que ella se merese eso y má. Aunque pa má no me llega.

8 comentarios:

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Pues nada, felicidades a tu Chari por ser tu Chari y por tener a su lado un Carmelo que la dice esas cosas tan bonitas... ¿o no?

Besos.

Marisa

El futuro bloguero dijo...

Felicidades a Chari, a su marido, y a todo el cariño acumulado en todos estos años.

Abrazos

Manuel Rubiales dijo...

Yo lo que creo es que tú tiene una mijita de "Charidependensia", pero bueno, es normal, cuando a los tíos se nos baja la sangre de la cabesa a la otra cabesa de ma pabajo, nos entra el cariño más grande der mundo. De toas forma dale dos beso de mi parte a la Chari con muchas felicidades.

Borja Cegato dijo...

Eso es lo que tienes que hacer Carmelo, llevartela a cenar y echar un buen ratito con ella que se lo merece, aunque seguramente le ponga pega.

Un saludo y muchas felicidades a la Chari.

Pensa d'Or di Fuzzo dijo...

Eso es una declaración de amor y lo demás son tonterías! que Shakespeare a tu lado es un niño en primaria. Qué conocimiento de la causa... y el efecto, sí señor. Muy bueno. Saludos

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Carmelo hoy soñé que iba a Cádiz, nos presentaban y resultó que ya te conocía de antes. Eras... Bueno, da igual, sólo era un sueño.

Besos.
Marisa

Carmelo dijo...

Grasia a todo por el cariño que le dedicai a mi Chari, aunque sea porque como no la conosei personalmente, no habei empesao a cogerle coraje. Ya os contaré como fue lo de ayé.

Por sierto, Marisa, ¿no me diga que yo era el Yuyu?

Marisa Pérez Muñoz dijo...

¿No crees que soñé?

¿Y por qué precisamente el Yuyu Carmelo?

¡¡Anda que no hay gente en Cádiz!!

Besos.

Marisa

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner