Carmelopoli

miércoles, 19 de agosto de 2009

Barbacoando que es gerundio

¡Vaya porquería de barbacoa! Sí, lo digo como lo siento. El hombre que se pasa desde el domingo de resurresión contando los día que quedan pal Trofeo, el que se lleva mese ensayando el Vaporsito, la presentasión de Caleta, la caracola de Pedro Romero y la rosa de Antonio Martin. Ese mismo que no es otro que yo, el Carmelo de Cádi, lo ha pasao malamente en la barbacoa.


Mira que estaba tó bien organisao. De gente, una jartá. No os hago la lista porque si no os cansaría má que una sesión continua de Urovisión, había má gente allí que en el finá del pasodoble a la muerte de Juan Carlo. Estaban los habituale, má los amigo, má los familiare hasta segundo grado de consanguinidá o afinidá. Tampoco faltó la comida ni, lo que es má importante, la bebida. Hasta el sitio que escogimo fue bueno, por la parte de las cuatro colusna, en tol cogollo del asunto y resguardaito del levante, que el comité de rastreo y conservasión hiso un masnífico trabajo. Perdón por la palabra. Una labó masnífica de todo los comité y eso que esta vé yo no estaba cordinando que con lo del pie estoy aún un poquito renqueante y no partisipé al sien por sien algodón. Pero los tengo bien enseñao. Teníamo buena parsela y no faltaba de ná, asín que el poblema fue mío, que tenía el día tonto. Aunque no sólo fue mío.

Pa empesá se pusieron al lao nuestra unas guiri. No es que yo distinga a la gente ná má que de verla, pero es que lo de las chancla y los calsetine distingue mucho. Yo las veía allí bebiendo y comiendo changüiche de pan bimbo integrá, que hay que sé guiri pa llevá un changüi de pan bimbo integrá a la barbacoa y me daba penita de la Cacelin. La pobre mía se fue y no puede disfrutá de estos día y estas noche en las que se canta Carnavale. Con lo bien que le pegaba ella al contralto en el pupurrí de Los Condenao.

Como vei estaba un poco sensiblero, en plan melancólico como el finá de un pupurrí del Canijo y eso me condisionó. Como dirían alguno estaba un poco amamonao. Fíjate que en lo meno una hora y pico no me tomé má que cuatro cubata. Mi cuñao Angelin me estaba ganando la mano. Hasta mi Chari estaba tragando má que yo. Y por una parte me alegro, porque asín no se daba cuenta de que la cuñá del Angelin, la Almubuena me estaba dando una increible.

La gachí se hasía la encontradisa, se rosaba, me cogía del braso. Si hasta cuando fui a la orilla un momentito a meá me la vi allí al lao. No vea que cortaso. Ademá que yo no sé moverme en ese tipo de situasione, que no estoy acostumbrao a sé hombre ojeto, a que me soben, en plan quinseañero que no sabía si esa noche íbamo a cantá carnavale o una cansión de Andy y Luca.

Pero que a mi me coge con quinse año y lo que yo sé ahora y la madrile no me se escapa. El poblema es que por allí estaba también su marío y mi Chari. Y hasta sus niños. Si la Robertita me se asercó y me preguntó: "¿a ti te gusta mi mamá?" La hijaputa usa a la niña de alcahueta. "Anda, niña, vete a jugá con la Andreita", le dije ante de que la escuchara nadie. Pero el acoso sesuá que estaba sufriendo no era ná con lo que vino despué.

Y es que a eso de las tré de la mañana llegó la Vane. Yo creo que no venía a una barbacoa con nosotro desde que hiso la Primera Comunión. Pero aparesió por allí, según ella pa saludá a su mare y a su abuela, pero en el fondo a lo que vino fue a vigilarme, porque no me quitó lo sojo de ensima durante toa la noche. Y la otra gachí arrimándose que paresía Nuria Bermude en una consentrasión de la selesión española. Aro, como yo no quería hasé ninguna tontería, po me tuve que controlá con lo que bebí, que en toa la noche me tomé sinco casique cola, tré yonigüalker con limón y dó yintoni. Con lo que yo bebía en las barbacoa y tenerme que controlá de esta forma por las mujere.

Pero es que ni siquiera cantamo ni ná. Cada vé que nos poníamo con una copla la gente no se la sabía. Ni la presentasión de Kadi Sity. Ni el pasodoble al peo. Ni siquiera el piropo a Cádi de Los Acuarela. Al finá nos quedábamo ná má que el Angelin y yo cantando. Y esta gente disiendo: "vamo a cantá una de La oreja de Van Gó", "ahora la de Colgado en tus mano", "amo a dejá los Carnavale y a cantá una de Manolo Carrasco". Hombre por favó, que eso es pervertí el sentio de la barbacoa del Carransa. ¿Qué será lo prósimo, cantá "Sevilla tiene un coló espesiá? Y a to esto, ¿quién carajo es Manolo Carrasco?

Pa colmo, yo tenía clavao en mi cogote dó rayo láse que no dejaban de vigilarme. En cuantito que la madrile me rosaba o crusaba su mirá con la mia, ya estaba la Vane hasiéndome seña de que me estaba vigilando o amenasándome con que me iba a cortá el cuello. Un agobio. Un sinviví. Tan tensionao estaba que al finá me se crusaron en el estómago los pinchito que había comio y me puse a gomitá. La primera vé en tó los año que yo llevo de barbacoa que acabo echando la pota como un niñato cualquiera en su primera barbacoa. Con lo que yo he hecho, pero aro, entre lo sensible que yo estaba, los poblema, el agobio y que los pinchito estaban poco hecho... Porque por bebé no fue, que ya he dicho que apena probé ná. Por mucho que mi Chari me insultara y me llamara "borrachuso" que es como llamarte borracho pero con meno categoría toavía.

Fítetú como sería la cosa que cuando llegaron los munisipale a echarno, yo hasta me alegré. Que la cosa sólo podía ir a peó y lo único peó es que me biera dao un jamacuco y biera acabao en el Samacola. Lo que tengo claro es que yo con esta tensión no puedo viví porque si no se me va a agriá el caraste y me vi a convertí en un tío má antipático que el hijo de Mardalena Álvare y el Dostó Jau. Y eso sí que no puede sé posible.

11 comentarios:

Almudena dijo...

Ay, Carmelo!!!

Qué preocupaíta me tenías...y con razón, estarás de bajonazo total después de semejante noche. De juzgado de guardia que no te sigan con las coplas, de multa importante que no pudieras beber más que una miajita, pero lo de la Almubuena ya es de cárcel...

Manda a la gachí al carajo o vaya veranito que te espera, artista...

Muchos besos, castos y puros, que no todas las Almus somos iguales, para que recueperes pronto tu buen humor y tus ganas de beber!!

José Luis Bustelo dijo...

jajajaja, el tío, jajaja. Tu fuiste a un botellón en la playa, ¿o no?.

Saludillo, Carmelo

Borja Cegato dijo...

Tú lo que tienes Carmelo son los síntomas de estar enamorao de la Almubuena, gomitos, pocas ganas de beber, tres días sin aparecer por aquí ya te veo yo a ti.

Un saludo y siento que no saliera la barbacoa como tú esperabas.

SuNsHiNe dijo...

Ofú ofú Carmelo lo de la Almubuena está llegando ya a unos límites que... telita, tu ten cuidao no le vaya a dar a la madrileña por liarla parda.Tu cualquier duda sobre que hacer pregunta por aqui, que con lo que no cuenta la Almubuena es con la sabiduria de las mujeres gaditanas, e o no Carmelo?

Así que cuidao con tu Chari, que es gaditana y por lo tanto mu lista..

Muchos besos y haber si ese pié se termina de curar.

Paco Rodríguez dijo...

Ohjú Carmelo, pa mi que se te van a acabar las barbacoas. Tu chari es capaz de hablar con la Teo para aligerar la inminente desaparición.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Preocupadísima me tienes Carmelo.
Primero el pie, ahora el estómago... porque eso de potar, no puede ser por nada bueno. ¿Qué va a ser lo próximo?
¡¡Que no me puedo ir de vacaciones con esta preocupación por dios!!

Que te mejores.

Besos

Marisa

maruja dijo...

Carmelo, todos los problemas que tienes con la Almubuena, es el precio que tienes que pagar por ser un ¿metro sexual? y por ser famoso, vamos, que eres como el David Bisbal.
Lo del sabado, no fue una barbacoa, fue una manifestación autorizada y cada uno coreaba lo que le daba la gana ¿pero a quien se le ocurre ir con gente que no sabe coplas de carnaval? Para el año que viene habrá que hacer una selección y el que no sepa no va.

Por cierto, Manolo Carra-sco, yo creo que es familiar lejano de Manuel de Carra-nza ja ja ja.

maruja dijo...

Espera, que me he equivocado de nombre. Es Ramón Carra-anza, Alcalde de Cadiz: Licencia señor alcalde, le pido a su ayuntamiento, pa que a mi caja y mi bombo.... y to eso que decia el Noly

manolo rubiales dijo...

Carmelo, hazme caso, a ti no se te va a mejorá el estado físico y mental hasta que no le des un buen leñazo a la "madriles". es que se lo está ganando a pulso... Anda qué no...

Comboi da Pejeta dijo...

Dirle a la madrileña ande ta la torre de preferensia, Carmelo. Que pa mi me da que es lo que esta busca. Ah, y al año que viene saldrá má mejón, no te coma el tarro.

Un Carmelero de pro y de po'.

Carmelo dijo...

Almudena (buena) tu tocaya que me tiene a mal traé. Eso y un poblemilla con el ONO que me ha dao pa que en este tiempo haiga hecho el pó, otro pa la Carmelopedia y otro pal Carnavá. Por sierto, a la gachí no la mando al carajo, porque se viene.

Don Bustelo, lo mío fue barbacoa que hubieron hasta pinchito. Y tos compartimo de tó, no como eso comparsista con los que tú te juntaba que se guardaban su botella de guiski. Yo eso no lo habría perdonao de nunca jamá en la vida. El que no comparte su botella de guiski no merese su calificasión de persona.
Un abraso y malegro que esté su bló tan astivo que siempre es un gusto de lerlo.

Borja, no me diga esas cosa que como lo lea mi Chari me capa. Que yo no quiero ná con la gachí esa.

Sin China, la Almubuena no sabe de la sabiduría de las mujere gaditana, pero yo sí. Y del peligro que tiene mi Chari y sus amiga.

Paco, si el año que viene no hay barbacoa, ya sabe tú quien es la culpable.

Marisa, tú no te procupe por mi, que yo me las arreglo como pueo. Tú disfruta de las vacasione, que ya te tocará volvé al curro, a levantarte temprano a doblarla... Bueno, no sigo que tiene que disfrutá de las vacasione.

maruja, yo creo que es eso que tú dise. Soy el Brá Pis de los bló de Cádi. Con permiso de mi amigo Chapu. Aunque como él se acaba de casá, se ha cortao la coleta, que no la colita. A mi, sin en cambio, me arrancaron la coleta y como mi Chari se encuentre de algo, me arranca también la colita.

Manolo, picha, a ti la madrile no te se escapa. Es cosa de habilidade, le lé un par de poemita de eso de los tuyo y ya la tiene en el bote. Pero yo es que soy de otro estilo. Llámame fié. Llámame cagueta. O llamáme pa tomarme algo.

Comboi esta quiere la torre de preferensia, sin sabé que esa la tiraron hase ya unos poco de año. Que a la gachí le va la marcha y este año le ha dao por mi. No hay má pa comerse la cabesa. Aunque lo de comé la cabesa, me ha hecho pensá en ella otra vé, no se yo por qué.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner