Carmelopoli

lunes, 30 de julio de 2007

Sofocón

Un dia perfesto. Levantito suave. Carmelo en la la Caleta más o meno desde que la han abierto. Valdepeña y Cruscampo sufisiente pa dá de bebé al sediento. Tortillati de patata, bisté empanao, papitas aliñá, su sombrilla, su tumbona,.. tó dispuesto pa que el dia de Caleta fuera inolvidable. Y lo fue, pero no por lo que yo me creia.

El poblema, como siempre, mi suegra. Aunque no direstamente, la culpa fue otra vé suya. Yo no sé si he dicho ya que a la Caleta vamo junto un montón de gente. Es lo que tiene la Caleta. Tu va a la Caleta solo y parese raro. Hay que ir en grupo de dié o vente lo meno. Entre esa gente no falta mi suegra y dó vesina de mi suegra: la Puri, de la que ya he hablao alguna vé, y la Amparo. Bueno, po la culpa la tuvo la Amparo. Resulta que la niña mayó de la Amparo, la Chariqui, está viviendo en Madrí porque un verano conosió a uno de Madrí y lo conosio tanto, tanto, que se quedó prendá... y preñá del madrile. De aqué prendimiento nasió la Silvia hase ya lo meno trese año. Tos los verano la Chariqui trae a la Silvia a Cádi a largarsela a la mare pa ella podé está tranquila enmientra coge las vacasione y se viene a Cádi con su mare y su niña, que la Chariqui es la persona del mundo que menos vacasione tiene porque viene siempre un vierne y se va el lune siguiente. Pa mi que lo que no quiere es aguantá mucho ni a la niña ni a la mare.

Totá, que la Amparo, de siempre, trae a la Silvia a la Caleta con tos nosotro y la Silvia, que ya comiensa a tené pelito, se aburre. Lógico. Pero lo que no es tan lógico es que la Silvia se pierda. Y el domingo la Silvia se perdió. Yo no sé cómo fue pero la abuela perdió de vista a la nieta y le entraron los siete male. "Mi Silvia, mi Silvia,..." Que se la han llevao. "Señora, no se alarme. Estará en el agua." Totá, que a la media hora sin volvé la Silvia pó ya la escusa del agua quedaba cortita. La Amparo de los nervio. Mi suegra de los nervio. Mi Chari de los nervio...

Pa quien no conosca la Caleta, aquello es como un patio vesino, pero con arena. Se perdió la Silvia y la Amparo se lo dijo a la Sole que estaba en otra sombrilla un poco más pa lla, la Sole a la Carmeluchi que le preguntó a la Angeline que llamó a su niña la Ivana pa que le preguntara a su prima la Jeny. Sinco minuto y to la playa revolusioná buscando a la Silvia. Y la Silvia que no aparesia.

"Que me la han secuestrao, que me la han secuestrao". "Si en Cádi nos conosemo tol mundo, si alguien la ha trincao seguro que lo conosemo." El Angelin es que no sabe está callao. La Amparo alarmaisima. "Yo mes quiero morí." "Señora, no hase falta, cuando se entere su Chariqui la mata direstamente." "Mi niña, mi Silvia" "Es que viene a la playa con el tanguita ese y claro..." La Amparo cada vé se ponia mas blanca. "Angelin, carajo, te quiere callá ya".

Yo trataba de tranquilisá la situasión. "Señora, que ya tiene trese año, ya sabrá cómo ir a su casa." "Que no, que no, que ella es mu inosente. Ademá se ha dejao asqui la falda vaquera y el tó de arraya". "¿Seguro que no está en el agua?" Pa qué dije ná. "Carmelo, al favó de asercarte a Santa Maria del Má pa vé si ha llegao hasta alli nadando y despué no ha sabio volvé." "Carajo, ¿que es una niña o Daví Meca?" Por supuesto se impuso la logica... y tuve que ir a Santa María del Má a buscá a la Silvia que, como se pueden imaginá no estaba allí...

Pero me la encontré a la vuelta, rescondia detrá del arbó del mora, con un chavá un poco mayó que ella, de esto de ahora, con un pendiente de un crú y un tatuaje asin como de un aguila pero mareá, que le estaba metiendo la lengua hasta la altura de la campanilla y la mano... bueno, de la mano no hablo por si hay menore de edá. Me fui pa ella y con dulsura le dije "Silvia, carajo, que te está buscando tu abuela." Y me la llevé pa abajo. A la abuela le dije que me la encontré por el camino de vuelta, que la pobre se habia perdio, estaba desorientá y que nos estaba buscando. "Mi niña, como es de Madrí po no se orienta bien serca del má. Porejita."

Al finá tó se pasó como si ná, pero nos llevamo un sofocón nosotro. Y la Silvia tambien. Aunque la Silvia se lo alivió como pudo. Y es que ahora las hormona cada vé astuan ante.

8 comentarios:

Salomón dijo...

jajajaja!!

Carmelo, esto me recuerda cuando yo era socorrista en Camposoto, que se perdió una niña de 15 años, y no veas la que se formó.

La diferencia es que allí en vez del árbol del Mora, la niña apareció en las dunas... y un nivel por encima. Vamos, que ya lo que le metían no era la mano.

Y es que hay calores que ni las olitas consiguen refrescar.

Saludos!

Manuel Rubiales dijo...

Desde luego, cohone, las niñas de trece o catorce años ya no saben por donde echarle el dobladillo a la falda para que está más corta.
Genial Carmelo.

Un Carmelita dijo...

!!!!!!!!Fornicio!!!!!!!, !!!fornicio!!, que bendición de juventud ¿Con sesenta años pasará tambien?.

Hermano Carmelo, que poco remedio tiene la cosa nostra.

Vicent dijo...

Mi hija cumple 11 años este domingo y ya estoy pensando en mudarnos toda la familia a un pueblecito tipo ese de Dr. en Alaska, que seamos solo 25 vecinos y me dejen llevar escopeta....

Si es que todos los tios son unos golfos, si lo sabré yo...

piconera inclusiva dijo...

Insuperable, Carmelo. Y yo en Cortadura, me lo perdí. jajajaja
Un abrazo sudoroso.: la pico

Un Carmelita dijo...

Hermana Piconera, al despedirte de tu comentario y escribir "la pico", me suena de algo?.
El descubrimiento del Hermano Carmelo no fue cosa del otro jueves.
Es estilo libre de los 2.5oo creo que es mejor.

Adios Hermana Pico.

raul... fuerteventura699@hotmil.com dijo...

carmelo pisha q cuentes la vida de toa esa gente me parece genial, pero pa q me mets a mi... ahora to er mundo sabe q le metila lengua hasta las trancas a esa madrileña q dices tu q tiene quince años pero q aparenta 18, tio q pasa q me metes en un follon con mi muje, q soi casao coone, q curpa tengo yo q ese dia mi suegra me formo un lio del carajo porq no compre la cerveza fria y tuve q r a ca el manteca a por yelo y me encontre con esa madrileña q me dijo q estaba caliente y yo le pregunte si tambien iba por yelo y me quiso acompaña,coone!!! si lo q paso fue q se compro un paquete pipas y con la calo cuado veniamos pa la caleta de rgreso se atraganto la muchacha con una cascara ycomo yo me iba comiendo un chicle q le habia comprao en la tienda de la esquina ,esa q tiene un cuñao en la legion, si er q esta en asganista q lo vimos el otro dia por la tele, deswpues der alla tu en er tele cinco, pos na q la muchacha me dijo q a ve si con e chicle le podia quitar la cascara de pipa tenia en la garganta pero com llevaba las dos bolsas de yelo en las manos y si las ponia en er suelo se me ia a llenar de tierra y entonces mi muje me iba a formar otro lio, tu sabes como son las mujeres, pos na q me dije, joe pos me pongo er chicle en la lengua y a ver si se pega la cascara de pipas y no vea lo dificil q era eso pisha, y ar final te creistes un heroe cuando nos encontrastes debajo del arbol der mora pero lo q no sabes es q a muchacha se ha tenio q ir pa madri con la cascara en la garganta y con las ganas de q me la cascara.....

Anónimo dijo...

Por el amor de Dios. Menuda manera de escribir. No te ofendas, pero pareces un paleto de pueblo

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner