Carmelopoli

lunes, 23 de julio de 2007

Sin palabra

Lo de ayé ya fue demasiao. Si Cádi es una maravilla diaria, un paraiso hecho de piedra ostionera, brisa del má y lú; ayé ya el eseso orgasmico que produjo en los sere humano que tenemo la ventaja de sé gaditano fue una cosa que supera lo normá pa situarse en ese punto espesiá y singulá del universo que se llama Cádi.

¡Qué bonito estaba el barrio del Mentidero con sus balcone engalanao! ¡Qué cosa más bonita de plasa de San Antonio con los chirimbolo eso que pusieron pa que la Reina del Carmen, la virgensita marinera pasara por el medio y los cargadore no se esquivocaran de camino!

Es que ayé estaba tó Cádi de punta en blanco, demostrando que asqui, cuando queremo, tenemo clase pa dá y pá regalá. Esos servidore vestio como si fuesen el mismisismo prinsipe de Bequelá. Esos cargadore a juego, de asú y blanco, como los que cuidan las hamaca en la playa.
El obispo con la ropa esa que más que un obispo paresia un santo. Y esos hombre de posible, la clase alta gaditana (porque en Cádi también hay clase alta, lo que pasa que es más humilde) de chaqué pasando más caló que un pinguino poniendo churro en La Guapa. Y las mujeres que acaban de serrá el Rastrillo po aprovecharon pa ponerse esa mantilla española de verdá. Habia hasta militare con el traje de faena, con el jindoy que me dan a mi los militare con traje de faena. Estaba la Catedrá de bote en bote, porque Cádi ya se sabe que es mu agradesia, lo mismo va a un concurso de romansero, que a la presentasión de Gastón Casa, que a una barbacoa que a la coronasión de un virgen. Agradesia y versati, diria yo.

Y ese coro de la hermandá, con el hisno que ha hecho que se nota que el muchacho que les escribe es el de la comparsa porque el hisno empiesa iguá que la presentasión de Los Condenao, pero eso es pa que depsué digan que el Carnavá y la Semana Santa están enfrentao. Mentira. Cádi es una y versati, como acabo de disi, y los mismo que cantan en el coro de una Hermandá o cargan a hombro en una cofradia, se ponen dos colorete y son los más carnavalero del mundo. Esa es parte de la esensia gaditana.

A mi esta nueva moda de repetí las fiesta en el verano me parese mu bien. Hase dó año fue el carrusé de coro que lo hisieron otra vé en la plasa en agosto y quedó puntero, meno pa los coro que habian elegio el tipo de invierno que criaron hasta cocoroco. Este año ha hecho la semana santa, que la bemos repetio esta semana de julio con una jartá de prosesione. Que si la virgen del Carmen pa cá, que si la virgen del Carmen pa llá, que si el regreso a la Catedrá, que si de la Catedrá al Mentidero. La pobre tiene que tené hasta mareo, menos má que tol pueblo le demostró que Cádi la quiere como ninguna.

Tol pueblo menos mi Chari, que por mucho que le insistí yo en que engalanaramo el balcón y que se pusiera el traje de los domingo, la gachí ni siquiera fue a verla porque es que ella es mu suya y siempre ha hecho má de la virgen del Rosario. Yo tambien quiero mucho a mi patrona de Cádi, pero esa virgen marinera, patrona de los pescaore de caballa y de los mariscadore de cangrejo que como yo arriesgamo nuestra vida con un alambre y una lapa, ella es mu grande. Y yo no falte a mi sita. Como to Cádi.

La emosión a mi me ha dejao sin palabra. Hasta Elcano vino a Cádi pa está presente en el homenaje a su virgen con sus cuatro mástile como cuatro Reina tiene Cádi: la virgen del Rosario, la virgen de la Palma, la virgen del Carmen y, por supuesto, Nuestra Señora.

3 comentarios:

piconera inclusiva dijo...

Mu bonito tó Carmelo, presioso. Pero se llevó dos horas pa atravesá la calle ancha, que penitencia...
Ah! otra cosa, yo no soy mu cofradiera ni capillita ni ná, pero mi niña con dos años escucha un tambor y se le ponen los vellos de punta...que tía. Por eso no falto a ninguna cita con las procesiones gaditanas y ayer me di cuenta de que el espíritu miarma se apoderó de la procesión de la virgen del Carmen. ¿a que viene esa marabunta de gente malamente vestía delamte del paso, andando patrás? ¡Qué cutre!
Más le valdría a la junta de gobierno de la Hermandad o los que manden en la procesión de procurar evitar que en sucesivos eventos estas personas entorpecieran y ralentizaran el paso de la procesión. Lo dicho, mu cutre, mu sevillita.
Ahora, el paso iba precioso, el capataz lo hace genial y la cuadrilla pa quitarse el sombrero (a mi modesto entender)
Bueno, po ná un beso

Anónimo dijo...

¿y de dónde salieron tantos mariquitas? Que iban todas como locas delante del paso. Seguro que no eran de Cádiz, que vienen de los pueblos

Salomón dijo...

Seguramente...

Pero eso es porque Cádiz es la cuna de la libertad, y allí todo el mundo es bien recibido, a no ser que vengas a tocar las narices o ensuciar la playa.

En Cádiz recibimos a la gente con los brazos abiertos, no les damos la espalda (que luego son los comentarios de los graciosillos).

Fíjate como es la cosa, que hasta los anónimos son bien recibidos, y eso que no todos se lo merecen.

Un saludo!

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner