Carmelopoli

lunes, 27 de julio de 2009

El padrino

Se lo he dicho. Me armé de való y cogí el toro por los cuerno, aunque habiendo un niño chico por medio, lo de los cuerno no es el má mejón ejemplo. Pero bueno, yo he pensao que si el Chupa le pidió a Subiela que le buscara un hueco en la comparsa y si Juan Carlo le ha pedio a Bohorque que le reorganise la comparsa, ¿cómo no me vi a atrevé yo a plantarle cara a mi Chari y contarle lo del ahijado? También es verdá que entre nosotro no hubo nunca el amó de Juan Carlo con el Bohorque ni el del Chupa con el Subiela, pero mi Chari tiene meno caráste que el Chupa que ella no es capá de darle una tragantá al Bati.


Totá, que despué de mucho pensármelo y darle vuelta a la estrategia de ataque, desidí que el mejón momento pa contarle la historia era en La Caleta. Asín que el sábado que nos quedamo hasta las tanta, que hasta se fueron sus compañera de la selesión gaditana de bingo y estábamo los dó sentao en nuestras silla de playa contemplando el anaranjao del sielo cuando el Lorenso se despide por la parte del horisonte, sin nesesidá de música chilau ni de espestáculo de dansa, que eso lo dejo yo pa los novelero que van a aplaudirle al só en el Castillo de Santa Catalina un miércole sí y el otro también. En ese momento, aprovechando el romantisismo de la esena y que el Angelin estaba discutiendo con mi suegra, le dije a mi Chari:

- ¡Qué bonito, mi Chari! ¿Tú te da cuenta de la suerte que bemo tenio nasiendo en Cádi?
- Po sí, Carmelo, po sí -contestó ella sin prestarme mucha atensión.
- A vese pienso que debríamo sé má generoso y compartí esta presiosidá con esos porejito desgrasiao que no pueden disfrutarlo -lansé yo la caña pa vé si picaba, pero no picó.
- Carmelo, que parese carajote. ¿Ques quiere que ponga Onda Cádi toa las tarde el atardesé en diresto? Es que tiene cosa de bombero, pero si manguera porque tú la tiene ...
- Vale, Chari, hija, Vale -la corté ante de que alegase algo sobre mis capasidade amatoria.

Pero no me dejé intimidá por el aparente desagrado con el que mi Chari me respondió, porque mi Chari es como una sebolla, tiene muchas capa y como te aserque te hase llorá, pero le da buen sabó a la cosina. Totá, que cuando llegamo a casa aprovechando que nos encontramo a mi Sergio en la casapuerta, le comenté a mi Chari:

- Lo que me habría gustao a mi que el niño se biera llamao Carmelo.
- Otra vé con lo mismo. Eso ya lo hablamo en su momento, Carmelo. Que tú nombre es mu feo, que tiene nombre de monte, Carmelo, de monte Carmelo, presisamente. Si es que yo no sé cómo a tu mare se le ocurrió ponerte ese nombre.
- Porque ella se llamaba Carmen -le recordé.
- ¿Y si se biera llamao Rosa que te biera puesto Roso? Desde luego, es que tu mare también estaba apañá, no me estraña que el hijo haiga salio asín.

Yo estuve a punto de disirle aquello que disíamo cuando chico y en la calle nos peleábamo con alguien: "con mi mare no te meta", pero lo dejé pasá porque mi ojetivo era que autorisara el apadrinamiento.

Viendo la tele estuve a punto de atacá otra vé, pero como lo que estaba viendo La Noria po me lo pensé mejón, porque si mi Chari ya tiene ese caraste entre agriao y avinagrao de fábrica, si ensima resibe estímulo esterno desagradable se convierte en un auténtico peligro que Risto a su lao no pasa de pregonero de pueblo.

El sábado pasó sin avanse pero yo le siguía dando vuelta al coco con la fórmula de atacarle. Asín que el domingo, aprovechando que pusieron un anunsio de Dodoti en la tele me lansé otra vé:

- Con lo que a mi me gustan los niño, no sé cómo que ná má que bemo tenío dó.
- ¿A ti los niño? ¿Será en adobo? Porque cuando mis hijo eran chico, no le diste ni un potito, ni un biberón, ni le cambiaste un pañá -se encargó de recordarme mi Chari.
- Es que eran otros tiempo en el que el papé del hombre en el hogá estaba aun por definí -dije yo justificándome.
- Po el tuyo estaba definio de hase mucho tiempo: no hasé ná.

Tersé intento y tersé fracaso. Pero si mi Chari es desagradable, yo soy pesao, es lo que tiene nuestra pareja que hase que funsione también. Ella me hunde y yo siempre floto, como la mierda, perdón por el ejemplo. Asín que me lansé al cuarto intento cuando enllegando a la playa vimo a dó pareja con carrito de bebé llevando a los niño a La Caleta:

- De verdá que no te gustaría volvé a empujá un carrito, enseñá a nadá a un niño, llevarlo por primera vé a unos Carnavale.
- Carmelo, que mi regla está má perdía que la grasia de Juan Carlo. Yo tengo la regla en Pamplona, asín que como no alquile un niño, no sé cómo carajo te lo va a llevá a vé los Carnavale.

Había dicho las palabra mágica "alquilá un niño", que es un poco lo que me había ofresio a mi la fans. Un apadrinamiento en plan niño sajaraui de verano, pero en este caso de niño de Segovia. Le espliqué la historia. Ella se quedó pensativa y me dijo:

- Carmelo, habla con la gachí otra vé y con el marío. Si despué de conoserte siguen queriendo que tú sea el padrino, yo creo que no te ppuede negá.
- Entonse, ¿a ti no te importa? -le pregunté estrañao.
- ¿A mi? ¿Cómo me va a importá? Es un honó que alguien le encuentre algo bueno a mi mario ahora que yo ya no lo encuentro. Aunque sea pa engargolarle su niño un par de mese al año.
- Pero, habrá que haserle regalo, comprarle cosa...
- Tú por eso no te procupe, que yo tengo guardao toa la ropa del Sergio cuando era chico y si se la vamo regalando de poco a poco, quedamo divinamente. Tengo hasta la ropa de la comparsa que le hisimo en su primé Carnavá.
- Po eso sería puntero pa regalárselo por el bautiso y no gastamo ni un duro.
- Tú déjame a mi, que pa no gastá, ya sabe que yo soy la number guan. Y si a ti te hase ilusión y la familia del niño quiere, apadrínalo, que hay que ayudá a esos pobre niño segoviano que lo pasan tan malamente debajo del acuerduto.

Pa que vea, que mi Chari debajo de las capa tiene un corasón.

8 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Ole la Chari, qué tia mas maja, Carmelo.

Ole

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Pues nada, ya nos seguirás contando como va el embarazo, parto y crianza de la criaturita, que aun no sabemos si será niño o niña.
Al haber aeptado, has sentado un precedente y me veo en el derecho de pedirte que apadrines a mi futuro nieto (si es que alguna de mis tres hijas alguna vez decide hacerme abuela).
Por los regalos a mi nieto no sufras, que ya se los haré yo en tu nombre, así se lo pongo más fácil a tu Chari y podrá darle al segovianito todas esas monerías que estoy guarde de tu Angelín

Enhorabuena padrino.

Un abrazo.

Marisa

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Que estoy segura guarda de tu Angelín... Ese era el final de mi comentario.

Saludos

Marisa

Borja Cegato dijo...

Ve Carmelo como el lobo no es tan feroz como lo pintan.Hablando se entiende la gente;ahora.como el bautiso sea en Diciembre y en Segovia te va a acorda bien del día.

Un saludo y otro a la Chari.

Maruja dijo...

Bueno Carmelo, esta vez te has salido con la tuya porque la Chari no puede soportar lo malamente que lo pasan esos crios debajo del acuerduto ja ja ja. Ahora falta saber a quien te van a encasquetar como madrina y lo mas complicao, ver como reacciona el niño cuando en el cole sus compañeros le llamen Caramelito. A lo mejor se acuerda mas de una vez de toas las castas de su padrino.

Beduino dijo...

Muy bueno el blo... no se como no lo conocia hasta hoy... Enhorabuena paisano.

Aqui os dejo otro blog realizado por gente de cadiz

www.vivirgratis.com

Un saludo de un beduino de mas p'alla de Cortadura.

manolo rubiales dijo...

No te fíe Carmelo, hay hay gato encerrao, amo a vé si despué la parienta no te va a sacar algún favor. Eso sí, yá que está en racha yo que tú seguría intentando conseguir cositas, por ejemplo, se me ocurre, ponte esta noche los boxe elástico del piojito e insinuate una mijita, a vé si suena la flauta y moja

manolo rubiales dijo...

Quise decir: ahí hay gato encerrado, perdón por la pifia

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner