Carmelopoli

lunes, 14 de abril de 2008

Confusione

¡Qué malo es el sapin! Estaba yo tan tranquilo viendo Aida en mi casa cuando saltó los anunsio y yo, en vé de tragarme del tirón tós los piobone que se echan colonia, los coches ecológico y los apartamento que regalan en Mursia, porque nadie se quiere ir a viví a Mursia, que la gente ná má que quiere viví en Cádi y no hay manera de vendé un apartamento en Mursia y los tienen que regalá. Po en vé de quedarme tranquilito, le dí al botonsito (+) del mando a distansia y salió la cadena esa que es un sai verde.


Del tirón se ve el toldo de Utimio. Olé, eso es Cádi, pensé. Y le di un poco de volumen. Resulta que cuando la Guerra Mundiá los nasi invadieron España y tol mundo fue echándose pa trá, hasta que llegó a Cádi que era el único rinconsito libre, como cuando lo de los gabacho con lo de 1812, pero en plan alemán. Por lo visto, asquí hubo bombardeo y murió una jartá de gente. Salió hasta una chirigota en la calle La Palma cantando unas coplilla alegórica (que quiere disí que están inspirás en ese momento) sobre los bombardeo alemane.

Yo estaba cada vé má orgulloso pero también estaba sufriendo. Estaba orgulloso de mi Cádi porque hasta ayé no me había enterao de que Cádi, ademá de resistí a Napoleón, resistió también al del bigotillo corto y los pelo en el sobaco. Eso no me lo había contao nunca mi pare, ni mi mare, ni nadie. Vamo, yo creía que en Cádi no había habio guerra porque cuando llegaron los de Franco, era lune de coro y la gente de Cádi estaba mu ocupá como pa presentá resistensia. Pero por lo visto la historia no era asín. Y eso también me preocupaba porque yo veía las bomba que tiraban sobre las calle y sobre la Catedrá. A tó esto la de los morrito (que era la que presentaba el reportaje) dise: "... y la Catedral de Cádiz ha quedado tal y como la dejaron los bombardeos como recuerdo de la tragedia..."

Me se pusieron lo sojo como plato de eso de cosina moderna, mu grande y con lo negro mu chiquetito enmedio. "¿La Catedrá destrosá? Pero si yo creo que pasé por el Campo del Súante de ayé y estaba bien". Eran serca las onse, pero yo no podía mantené en mi interió esa duda. "¿Ónde vá, Carmelo?" me preguntó mi Chari cuando tenía ya la mano en el pomo la puerta. "A comprobá una cosa, le contesté yo". Y salí del tirón enmientra que por el aire recorría espresione como borracho, tarde, ya me lo disía mi mare,... Ná nuevo, por parte de mi siempre previsible parienta.

Comensé a corré como la Borriquita el Domingo de Ramo, hasiendo la carrera ofisiá en sentido contrario, Ancha, Novena, Palillero, Montañé, Candelaria, Santiago,... y llegué por fin a la Catedrá. Estaba perfestamente. Menos má, porque con el trabajo que nos ha costao terminarla sin que le pase ná, si biera bombardeá no biera habio cojone de arreglarla en la vida. Me quedé má rallao que el compas de Cái de Niña Pastori que tengo en mi casa. Tendría que haberme dao cuenta de que tó era mentira cuando el pulisia en la barriada la pá, le disía a la de los morrito que la calle Soledá estaba dó calle má pallá. 

Dándole vuelta al coco volvía pa mi casa cuando me vi de frente a un nota de metro y medio con un pasamontaña y una braga de esa, pero de garganta, no de chumino, aunque con lo chico que era má que braga era tanga. Si yo fuera de Dinamarca no me habría llamao la atensión, pero estando en Cádi un tio con pasamontaña y braga canta una mijita. Me puse en posisión de alerta como cuando estoy en una comunión y sólo queda un trosito de tortilla con su palito que hay que sé má rápido que el rivá pa jamarselo y reasioné rápidamente cuando el gachó se abalansó sobre mi con un cuchillo de los del mango rojo en la mano. Esquivé el golpe, como esquivaba en mis tristes año de curro la presensia del encargao, lo desarmé (si es que el cuchillo del mango rojo se puede considerá arma) y cuando lo tenía retenio le quité el pasamontaña.

Era el Carmelo, el de la chirigota de Juan Carlo. "Yo no esperaba esto de ti, picha. Dame una esplicasión o te tiro ahora mismo por los bloque" dije yo en plan pinícula americana. "No, Carmelo, cojone. Es que estoy mu desesperao". Se derrumbó y se puso a llorá. "Quillo, carajo, pero esto no son modo, si nesesita dinero me lo pide y yo ya te diré que no, pero no me atraque".

"No, si no es eso. Perdona, tío, pero estoy ya jartito, no puedo aguantá esto".  Y entonse, entre puchero (que no es que nos fuéramo a la cosina, sino que es que no dejaba de lloriqueá) me dio una esplicasión. Su idea era asustarme y amenasarme pa que dejara este bló o le cambiara el nombre. Como él se llama iguá que yo (porque el nombre de Carmelo es mío primero) hay mucha gente que se cree que el bló es suyo y, aro, se la dan mortá en los foro del interné. La gota que había derramao el tinto fue que el otro día hasta fueron a su casa a buscarlo pa echarle cojone por no se qué había dicho de una comparsa femenina. Pero, aro, no lo había escrito él, lo había escrito yo.

Con la esplicasión que me dio, entendía lo que le estaba pasando aunque no lo perdoné, porque ni me convidó a una servesa ni ná. Pero bueno, que es que hay vese que  una confusión puede hasé mucho daño. Por eso, yo quiero aclará que este bló es mío y que el gordito que salia en Los Inmortale (y en Los Yesteray) no tiene ná que vé. Y ya que estamo aprovecho también pa aclará que la Catedrá está perfestamente y que lo de lo sieso de La Sesta de ayé era también una confusión.

4 comentarios:

Paco Rodríguez dijo...

Es que pisha, ¿no podían haberte llamao Pepe o Juan? No, si en Cádiz ha tres Carmelo, pues si no es sape, será sapito o sapé.

Anónimo dijo...

Me encanta esta bloggg!!!


Ere un crack carmelo, pero no le de tanto bombo a la Teo ome, que no se merese tanto!

Anónimo dijo...

Quillo, si es que te estas jugando el bigote, criticando a la gente, merecidamente o nó.

Cualquier día nos enteraremos que le han dao unos cates a cualquier hijo de vecino que se llame Carmelo sin comerlo ni beberlo.

Tu por si acaso no te quites las pintas esas que tenias en la foto, que así no te reconoce ni la santa que te parió.

Un gaditano que anda por el bierzo, desde Levante.

Saludos

Bermauntier dijo...

Carmelo, acabo de recomendarlo en mi último post de mi blog Pensamientos Articulados, porque se lo merece, carajo.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner