Carmelopoli

martes, 17 de marzo de 2009

Un curro

La culpa fue del miarma aquel al que se le ocurrió llamarme a las dose al teléfono de mi casa. Con lo fási que es pidirle a cualquiera que le dé mi móvi, que mi numbero sircula como las afoto de las teta de la Pataky. Pero no. El gachó tuvo que llamarme a mi casa, ensima a la hora que estoy yo dando mi vueltesita por Cádi pa revisá que tó está a punto y perfesto como corresponde a Cádi que con lo de la obra de Canaleja me están dando mucho trabajo de revisión, pero esperemo que salga tó cómo se merese una siudá como Cádi, es disí, de maravilla.


Cuando llegué a mi casa mi Chari me resibió con unas de las peore frase que me se pueden disí: "Carmelo, nos vamo pa Sevilla". Yo sentí como si me se fuera la vida, me entró una espesie de mareo, doló de barriga, lo sojo en blanco. En tól día no probé bocao y eso que mi Chari preparó fideo con babeta. Pero no me entraba ná, estaba desganao, preocupao. Por mi cabesa rondaban mile de pregunta y duda. ¿Me lavarían el selebro? ¿Me moriría desidratao? ¿Qué pensaría el Libi si me viera ir por Triana? Me acordé de tos esos traidore que un día se fueron con los miarma y nunca volvieron a sé los mismo. Pensé en Julio Pardo y la plasa de San Fransisco, en Borrá del Barrio y sus arbitraje de los Cádi-Beti, en Ramón Velásque y los costalero, a Carlos Día... 

Al día siguiente no quería levantarme. "¿Pa qué vamo a Miarmalandia?" pregunté cuando mi Chari empesó a meterme bulla.
- No diga lo de Miarmalandia que iguá algún miarma se enfada. Sevilla y sevillano.
- Miarmalandia y miarma. Podrá obligarme, pero no convenserme -dije yo mu seguro de mis planteamiento gadita.
- Cállate y vístete. No te vaya a poné la camiseta del Cádi, que te conosco -la verdá que sí, porque era mi idea rivindicativa de mi condisión gadita- Ni la de "lo siento, picha..." -joé, la tia me tiene invadio el selebro- ponte una camisita de las que te compré en Modas Ferrari y unos pantalone de pinsa y por el camino te cuento.

Yo me hise el remolón tó lo que pude. Me retoqué la barba, me duché, me sequé el pelo, me puse desodorante. Tó lo posible pa que mi Chari cambiara de idea, pero no hubo manera. Lo má que consiguí fue perdé el tren en el que nos íbamo a ir y cogé uno de despué.

Por el camino, mi Chari me esplicó a qué coño íbamo a Miarmalandia. Resulta que me había llamao un gachó de una produstora pa ofreserme un trabajo de guionista pa una serie de televisión que van a poné en Canal Sú. Del tirón me quedé estupefasto. ¡¡Las serie de Canal Sú tienen guión!! Sobre lo del curro y los miarma no me procupé tanto porque tenía las cartas guardás pa librarme. Pero no supe jugarla. O mi Chari llevaba mejón mano. Ya me amenasó en aquel momento "como yo sé que solo no viene y que si viene seguro que dise que no, he venio contigo pa asegurarme de que si rechasa la oferta sea por una causa importante. Yo vengo de tu representante y te va a costá negarte".

El día que llegamo no pudimo tené la reunión por el retraso que yo mismo había generao por la mañana y eso fue en mi contra porque tuvimo que quedarno allí. Los de la produstora habían reservao un hoté pa nosotro y nos pagaron la sena. Querían comprarno y con mi Chari lo consiguieron porque si a mi me gusta una sena grati, a mi Chari lo de que le hagan la cama y le planchen la ropa le vuelve loca.

Al finá la reunión fue el vierne temprano por la mañana que a las onse ya estábamo reunio en un despacho de un sitio de la Isla de la Cartuja. A mi aquello me recordó la marginasión que sufrió Cádi durante lo de la Espo del noventidó y me armó de rasone pa mandá al carajo al primé miarma que me se pusiera por delante. "Yo me voy" dije cuando vi entrá a un gachó con el pelo engominao pa trá, la cadena de oro con la virgen del Rosio colgando del cuello, el relojito con la bandera de España, los pantalone vaquero mu apretao y la camisa rosita con los puño en blanco. "Tü te queda asquí y no haga que me avergüense".

El gachó empesó a esplicá el proyesto y no sé cuántas cosa má. Es una serie de ésito que llevaba  bastante tiempo en antena y que nesesitaban unos giro de guión. El gachó leía mi bló pero no le gustaba porque disía que me faltaba sintesi, pero como pa La Vó había estao má resumio (con meno nivé, pero má resumio) me hasían esa oferta.

- Yo es que no me veo escribiendo pa una serie seria -dije en un juego de palabra disno del cuarteto del Gago. El miarma se partió el culo. Quiero disí, que se rió, que me parese que ese ya traía el culo partio de ante.
- La serie tiene que tené algo de humó, y pa eso te nesesitamo Carmelo, pa da esos golpe ingenioso de la grasia de Cádi.
- Y esto en cuanto se va a cobrá -soltó mi Chari sin medias tinta.

Entonse soltó las sifra por palabra inserta en el guión que le hisieron chiribita a lo sojo de mi Chari que a partí de los mil leuro es incapá de pasá a peseta. "Asestamo", dijo del tirón. "Bueno, vamo a estudiarlo almorsando y despué hablamo", le corregí yo.

En el almuerso mi Chari me daba sus rasone: "¿Tú sabe la de cartone de bingo que vi a podé jugá yo con esto? Y ya no vi a ir má al Piojito ni a Amalia. A partí de ahora me vi a comprá las faja en el Guimen Sicre. Y te podrá comprá la tele nueva de plasma de toas las pulgada que tús quiera... Y podremo pagarno un viajesito que tengo muchas gana de conosé Parí y Londre. Y podemo alquilarno un pisito en una buena sona de Sevilla..." Ahí ya tuve que cortarla. Yo podría sé que asestara, pero lo que no iba a hasé nunca jamá en la vida era irme a viví "allí".

Despué del almuerso comensaron las negosiasione. Yo lansé mi arma má contundente, la que tenía reservá. "Es que con la paguita que yo estoy cobrando, si me doy de alta po me quitan la paga y eso no me conviene, porque ese dinerito lo tengo yo seguro tó los mese". El miarma llamó a su asesó y el asesó le preguntó a mi Chari si ella estaba cobrando paga. Entonse ofresió la solusión, que mi Chari se diera de alta en utonómo y ella le hisiera las fastura a la produstora como escritora, aunque el que escribiera el guión fuera yo. A ella le paresió buena la solusión y yo tenía gana de morirme. No solo iba a tené que currá sino que lo iba a hasé en Miarmalandia, y en nombre de mi Chari con lo que supondría eso de presión. Traté de salvá lo que pude.

- Bueno, como no va a está ná a mi nombre, tendré que trabajá en mi casa no vaya a vení una inspesión de trabajo y nos meta un paquete.

Los dó se echaron a reí. "¡¡Una inspesión de trabajo, dise!!" pero cuando se calmaron el abogao reconosió que era lo má lógico. Si yo no iba a está en ningún lao de contratao, no podía ir por allí mucho. Por lo meno me evitaba lo de mudarme, que era algo que había quedao totalmente descartao. Totá, que al finá me plantaron el contrato y firmé. Me han dao toa la informasión sobre la serie y yo me tengo que empapá bien de toa la historia pa podé escribí cosa desde dentro. La semana que viene hay otra reunión que espero que no me hagan ir cada dó por tré a Miarmalandia, que eso no hay dinero que lo pague.

Ya os contaré como vaya esa reunión porque hoy ya ha hecho sufisiente que acabo de volvé a mandá al carajo a la sintesi esa. 

4 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Joé Carmelo, me alegro por la pasta que en epoca de crisi to va bien, pero espero que no te ocupen mucho tiempo y nos desatiendas los blogs...

Por cierto, qué esito los Obamita que contabas el otro día, los ví, pero días después en el blog MICROSIERVOS, con más de una semana de retraso desde que tu los anunciabas, y esta mañana, incluso en la cadena SER los entrevistaban, a los hermanos Castro, los que lo fabrican...

Si es que tienes mucha visión y anticipación.

Abrazo.

Vicent dijo...

Carmelo esto es tu ruina, dentro de nada te veo socio del Sevilla y yendo a los conciertos del Arrebato ese.

Ademas ya sabes que los miarma no son de barba, rasurao en dos dias, tiempo al tiempo.

Un abrazo.

David G dijo...

Carmelo, como ya sabes de mi condición de currante en nuestra querida ciudad hermana de provincia, no puedo más que solidarizarme con tu nueva situación laboral (Quien te iba a decir a ti hace dos años que ibas a tener una situación laboral, con lo fea que son esas palabrotas)
Animo y resistencia a las tentaciones rociescas y feriabrilescas.

LUIS dijo...

Hola C.:
Me gustaría saber algun enlace de internet o referencia de periodico del asunto ese de Anita la dentista y su novio.

Un saludo.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner