Carmelopoli

miércoles, 8 de octubre de 2008

Ofertas de móvi

Ayé por la tarde fuimo a almorsá tós junto pa selebrá el santo de mi Chari. Mi cuñao Angelín, como sabía de la onomástica (ole ese vocabulario que estoy cogiendo desde que en vé de vé Gran Hermano me pongo a leé los bló culturale que recomiendo asquí al lao) de mi señora y que posiblemente habría conviá, a las una y media ya estaba revoloteando por mi casa pa vé si trincaba cuarto quilo de adobo de grati.


Como estaba en cas, a mi Chari no le quedó má remedio que invitarlo al freidó y pa la Plasa las Flore nos fuimo tó los presente: mi Sergio, mi cuñao Angelin, la Cacelin, mi Chari y este que les escribe, es disí, el Carmelo de Cádi. Es lo que tiene una conviá en mi casa, que se apunta hasta el tato. Y eso que mi suegra no estaba porque se ha cogio una semanita en Benidó. Tambien faltó la Vane que está hasiendo un curso de informática en El Puerto y como allí no era fiesta, po no pudo viní. Tampoco vino la Bicho, pero eso fue, prinsipalmente, porque mi Sergio no le cogió el móvi en toa la mañana. El cabrón había hecho sus cálculo y sabía que si estábamo mi cuñao, su mare y yo, él podría arrimarse un poquito a la Cacelin que es que la americana me lo está volviendo loco, está encanijando y tiene lo sojo como breca y yo no sé si es de aguantá a la Bicho, de los porro o de las paja que se hase pensando en la yanki.

Justo cuando estábamo bajando por la calle Sacramento me sonó el móvi: "ondiña venen, ondiña venen, ondiña venen e van..." Era el politono que le he puesto a la Gallega y mi Chari allí delante. Me hise el loco, pero mi Chari se coscó. "Carmelo te están llamando, que está má sordo que el que afina la comparsa de Alcalá de los Gasule". Miré el móvi y, festivamente, era la Gallega. "Se habrán esquivocao", le dije pa disimulá.

Había solventao bien el primé arreón pero no iba a sé el último. Al ratito, a la altura de la difunta La Paloma, justo cuando estábamo llegando a la puerta del freidó, otra vé el móvi y otra vé la riancheira. "¿Quién te llama a ti de Galisia, Carmelo?" me dijo la Chari que de tonta no tiene un pelo, ni siquiera en el bigote. "No, si ese es el politono pa las llamada de oculto" le dije yo. "Seguro que es de Vodafón pa que deje Moviestá, pero tú sabe, mi Chari, que yo, si soy algo, es fié, a Moviestá, al Cabesa, a Cádi y a mi Chari..." dije yo en un modo enismático como un pupurrí del Aragón.

El almuerso, al meno, lo tuve calmaito. Bueno, tó lo calmaito que se puede tené un almuerso si hay adobo por medio y mi cuñao Angelín. Tuvimo que sujetarle las mano pa podé probá un cacho casón los demá. Pa colmo, yo quería hueva y mi Chari no quiso comprá porque disía que estaban mu cara. Totá, que adobo, cocleta, empanadilla, pescadilla, choquito, minipico y papa franjosé. Se salvó mi Chari porque le gustó una jartá mi regalo que se puso como Subiela cuando ve un espejo, loca de contenta con su antología de los mejore coro de Adela que, por mucho que diga mi cuñao Angelín,e l compas no viene en blanco. Y es que, aunque nadie lo esperara, en el interió de mi Chari latía un corista, que está claro que no era ni Julio Pardo, ni Miguele ni el Pastrana porque esa gente no cabe ni en el interió de mi Chari ni en el interió de mi salón.

La casualidá quiso que en el momento que mi Chari fue al baño a meá el teléfono sonara otra vé con las puñetera oliña. Esta vé lo cogí y con el ruido que había me agaché un poco con la mala fortuna que le di la espalda a la puerta de los baño. "¿Carmeeelo?" sonó al otro lao de la línia. "Ahora no puedo ... (¿cómo carajo se llamaba la Gallega?)..." y cuando estaba pensando en el nombre de mi interlocutora (que sinnifica la que habla cormigo pa quien no tenga riquesa de vocabulario) me Sergio me dio una patá por lo bajini. Me giré y vi que mi Chari estaba llegando "..no quiero cambiarme a Vodafón, señorita, no me interesa la oferta de sien minuto de llamada grati al dí. Yo soy asú (y amarillo), no soy rojo, joé" y colgué.

- ¿Otra vé de Vodafón? -me dijo mi Chari con un cabreo ya notable- ¿No saben que hoy es fiesta?
- Es que llaman de afuera y afuera no es fiesta, de momento.
- Po apaga el móvi y ya no te llaman má. Ademá, estando asquí yo, ¿quién te puede llamá de importante a ti? -sentensió.

Evidentemente no le hise caso, pero lo puse en silensio pa evitá otra situasión comprometia. Cuando volvíamo pa casa la Cacelin quiso comprá unos dulsesito en la pasteleria Alameda (que son los má barato) pa regalárselo a mi Chari. Entraron las dó y el Angelín que quería asegurarse de que escogieran un pionono que es él dulse que le gusta a mi cuñao, casi tanto como un pasodoble de Luí Ripó.  Nos quedamo mi Sergio y yo en la puerta esperando porque en la pastelería había una cola del carajo. Aproveché pa mirá el móvi, tenía tré llamada perdía del mismo numbero.

- ¿Otra vé de Vodafón, opá? -dijo mi Sergio.
- Sí, picha, sí. No me dejan tranquilo.
- Po ten cuidaito que lo de cambiarse de móvi trae muchos riesgo. Que se sabe cómo se empiesa y no cómo se acaba -dijo él como quien no quiere la csoa.
- No, si yo no me pienso cambiá de móvi -le contesté siguiendo el simi.
- Entonse, ¿pa que le coge las llamada a la de Vodafón? -me preguntó el hijoputa metiendo el deo en la llaga.
- Pa escuchá la oferta, porque hay que sabé cómo está el mercao, las posibilidade -le contesté sin mucho convensimiento.
- Opá, tú ten cuidaito, que si cambiá de móvi es difísi, llevá dó móvile de compañía distinta sale carísimo.
- ¿Lo sabe por esperiensia? -le metí los deo pa sonsacarle.
- Tú no diga ná a Orange y yo no le diré ná a Moviestá, pero cuidaito con lo que hase -concluyó justo cuando salían la Cacelin, el Angelín y mi Chari.

Y cuando bajábamo por Torre y enmientra que mi Chari me contaba tó los pastelito que se había comprao, con la bandeja en la mano, miré atrá a la Cacelin y mi Sergio y entonse me cosqué que el gachó ademá de su Orange, estaba usando un móvi estranjero y por eso está tan consumio. Yo no vi a caé en el mismo erró, pero esta tarde estoy llamando a Vodafón pa que me enseñe las oferta.

12 comentarios:

kikzgades dijo...

Tú piensa que en tu casa tiene contrato de permanensia y que es mu joío librarse de eso Carmelo.

Bermauntier dijo...

Carmelo, no te metas en más follones que al final esas cosas no acaban bien... y con el bajío que tienes, seguro que acaba peor. Lo mismo te acaban colgando boca abajo de uno de los mástiles del ayuntamiento. No te digo ná.

David G dijo...

Este post me recuerda a la chirigota del Canijo de 2006... ¿Ya estamos otra vez plagiando, Carmelo? Te va a salvar que "Los que se cortan bastante" no tenían ninguna letra comparando las compañías telefonicas con los amoríos (había una que las comparaba con las autonomías) que si no, cosqui que te caía.

Anónimo dijo...

Buen post Carmelo.
Quillo a la gallega le huele el sobaco, tiene que da fatiguita.
MM

ana flores dijo...

¡Ay Carmelo! como llames picas seguro, caerás en el error, estás jugando con fuego.
(Tengo unas ganas de probar el adobo de la freidó de la Plasa las Flore...)

Un abrazo.

Raùl Junquera dijo...

PEASO PÒ!!

ana flores dijo...

Quería decir "del freidó", que me lio con los idiomas. ¿LLamaste?

Un abrazo Carmelo.

El futuro bloguero dijo...

Hay que tener en cuenta que muchas veces las ofertas te las hacen solo por cambiarte, para conseguirte, pero que una vez estás en la nueva, ya no te ofrecen nada.

Deberían premiar más la permanencia y fidelidad a la compañía... (telefónica, digo)

Besos pa la Chari, y enhorabuena a tu shavá.

Sí que están más caras las huevas...

Paco Rodríguez dijo...

Piensa que una suegra gallega puede tener tela, y no porque yo tenga una tia gallega que le cosa a Pepi mayo, si no porque una gallega manda mucho a trabajar.

¿No has pensao en enrollarte al Angelín?

Anónimo dijo...

A ver Carmelo, que el pulpo gallego engaña mucho. Que lo ves así en su plato de madera, con la sal gorda, el pimentón y el aceite brillando por encima y parece una cosa, pero luego le tiras el diente y, (no digo yo que siempre, pero si es de oferta seguro que si)esta duro y correoso que no hay quien se lo coma. ¡Tú verás si te merece la pena!
Este consejo es gratis, por tu detalle para con mi chiquilla.
Un saludo
La de la Fidelidá

salvochea dijo...

Carmelo pisha dime por donde anda tu suegra en benidorm para no pasar por al lado suyo, que con la mala leche que gasta si coincido en el hotel y la piso sin querer igual me parte la jeta.

Carmelo tu acuerdate de la comparsa de " a fuego lento" pués así te van a asar empezando por los guevos, entre la Chari y su mare, como te pillen en un renuncio.

Que el pulpo" a feira" está de carallo, pero es una comida dura de digerir e igual se te indigesta.

Y ten por seguro que si te pillan o se huelen algo entonces si que entre todas te van a dar la del pulpo.

Saludos desde la Marina Baixa( Benidorm)que amenaza con ahogarme en lluvia.

manolo rubiales dijo...

carmelo, joé, tus pó cada vé tienen más calidá... Ahora te me has vuelto metafórico, qué arte tienes pichita...

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner