Carmelopoli

viernes, 12 de septiembre de 2008

Selo

Si los selo pesaran, mi casa se habría venio abajo cuando entra la Bicho y yo habría pasao de mi butacón delante de la tele de tubo de 20 pulgás al sofá relajante con televisión de plasma de metro y medio  de ancho, dolbi surraun y tó los avio que ha comprao mi vesino de abajo. Aunque si los selo pesaran, direstamente, la Bicho no tendría cojone de subí las escalera de mi casa porque, siguiendo con el simi, se puede disí que es un Pepón de la desconfiansa.


La gachí está que trina desde que la yanki está en mi casa y la verdá que yo lo entiendo, porque tú la pone una al lao de la otra y no paresen sere de la misma espesie. En verdá, la bicho no parese un sé sino má bien un ente etéreo consagrao en la fealdá má asoluta. No se si me esplico, lo que sí sé que vi a tené que dejá de leé la poesia de manolo rubiale y de salvo.

A lo que iba, que los selo la corroen por dentro y, tó sea dicho, que mi Sergio no hase ná por evitarlo. Ante se llevaba tol día con la Bicho, la Bicho pa arriba, la Bicho pa abajo y desde que está la yanki, toa la mañana se la pasa en casa "estudiando pal carné de condusí". Yo no sé de donde carajo ha sacao el libro, ni como piensa pagarse el carné, pero el gachó se pone con el código en el salón enmientra que la americana está limpiando, recogiendo el suelo o lo que sea. 

Tó pa tené la primera fila pal momento en el que la Cacelin se pone el pantalonsito corto y empiesa a hasé ejersisio con la máquina esa de la Gui que le echaron los Reye a la Vane y que estaba cogiendo polvo hasta que llegó ella, porque nosotro no semo de hasé esfuerso ninguno y mucho meno alante de una máquina rara de los japonese. Ella como es mu cumplia le dise: "Serrrgio, ¿molestarrr yo ginnasia?" y  mi Sergio le dise, "no, si yo tengo una capasidá de consentrasión increible". Lo verdaderamente increible es que lleva desde que llegó la Cacelin en la página de las velosidade. Si está aprendiendo a condusí será entre las curva de la americana, porque otra cosa desde luego que no.

Quedan por las tarde porque la Bicho viene a mi casa, porque si no, ni eso. Y la fea con los cuerno rebelao que ensima se cré que tó es culpa mía. El otro día llegó y me dijo "Carmelo, yo no me esperaba eso de ti". Yo tratando de no mirarle a la cara, porque esa noche quería cogé el sueño, le respondí, al má puro estilo gallego:

- ¿Lo qué?
- Lo que me ha hecho, Carmelo. No me esperaba lo que me ha hecho.
- ¿Que te he hecho yo a ti, carajo?
- Yo creía que yo a ti te gustaba como nuera y mi que meterme a esa guarra en casa.
- ¿Qué lo dise por la Cacelin?
- Mi que meterme al enemigo en casa, Carmelo.
- Pero si yo no ha hecho.
- Anda que no, que me lo dijo a mi mi Sergio. Que a ti te había dao mucha pena y le había dicho que se quedara despué de convensé a la Chari.

En verdá mi Sergio tiene arte. La historia que le ha contao a la novia pa que no lo despelleje. Yo me hise el loco porque no era plan de interferí en la versión dá por mi Sergio y porque, en el fondo, si la Bicho no me habla, eso que me ajorro. Su poblema es que ha perdio tó los aliao que podía tené en la casa. Es un poco la Setapé de las relasione familiare. Mi Chari, que le tenía tirria a la americana, desde que la Cacelin friega los plato, pone la mesa, limpia el suelo, va al Carrefú a comprá,... la tiene puesta en un pedestá. Y es que la gachí es un numbero uno pa eso. Si hasta separta la ropa blanca de la de coló pa poné la lavadora, con la de camiseta interiore que yo tengo desteñía por culpa de lo floja que es mi Chari. Asín está, que ná má que compra en la plasa y hase la comida, porque dise que la Cacelin tiene raise culturale diferente y no está dispuesta a comé hamburguesa por la noche y pavo relleno tó los domingo, con lo seco que está el pavo.

Como ve que mi Chari no le ayuda, po la Bicho se dedica a tirarle pildoraso a la americana. Empesó con la guerra sicológica en plan Gila. Le puso de politono al móvi el pasodoble de mi amigo de Carmona de "el pueblo de norteamérica" y cuando le llaman lo deja soná hasta casi lo de "guanta ná má" Como no le paresía sufisiente le dio por cantá por los pasillo el pasodoble aqué de Rasa Mora de américa. Era pa verla partiéndose la garganta cuando acaba con el "por lo visto en Nueva Yó, un ladrillo vale má que un corasón".  

Como pensaba que la yanki no se consacaba con la sutilesa po incrementó las maniobra de presión. Viendo la tele se pone horrible. Si salen las elesione esa de presidente de América dise "vaya mierda de paí que tiene que escogé entre un nota con apellio de papa frita y un negro pa presidente". El miércole se vino arriba viendo Está pasando cuando le daban caña al Bardem. "Rajao, cabrón, traidó. Insultá a tu paí porque te ha vendio a la mierda de los yanki..." En el fondo se guarda un aire con la niña del esorsista cuando le dan estos ataque. Y no te digo ná ayé cuando se enteró de que el Hugo Chave y el cabesón de Bolivia han echao a los embajadore americano: "Eso es lo que teníamo que hasé los paíse del mundo. Fuera los imperialista americano. Yanki gou jom. Otan no, base fuera". 

Lo que pasa es que nadie le hase ni puto caso y ha entrao en una nueva fase. Supongo que en alguna rivista habrá leío que lo má mejón en estos caso es dá selo y se ha propuesto enselá a mi Sergio. Lo malo que ha escogio como ojeto erótico a lo má inerótico del mundo: mi cuñao Angelin. Lo de ayé por la tarde, cuando el Angelin llegó a casa fue verdaderamente pa vomitá hasta la primera tortillita de camarone que te haiga comio en tu via. El Angelín estaba allí sentao en el butacón de mi casa y ella se plantó delante y le dijo:

- Angelin, ¿tú fuiste albañí?
- No hable de cosa desagradable, joé.
- ¿Pero tú ha hecho chapsue en las casa y eso?
- Sí, hija, sí.
- ¿Y a ti alguna vé te ha pasao lo del pasodoble aqué de "Los cristalero"?

Y empesó a cantarle aquello de "Una tarde que yo estaba trabajando/ en un chapí que me salió en una montera / y de pronto yo sentí un ruido estraño/ de una criada que subia la escalera/ muy buenas tarde, me dijo la joven/ sin que interrumpa yo su trabajo/ vengo a pidirle un poquito de masilla/ pa una raja que tengo abajo/Yo le contesté al momento/ahora mismo bajo al piso/ y me llevaré el cacharro/ para haserlo lo que usté me ha dicho/ cuando yo empesé el trabajo/ la masilla se me enduresió/ y yo le dije al verla meneando/ y ella entusiasmada tanto la movió/ que chorreaba el aseite linasa/ y hasta los cristale llegó el salpicón.

Entre lo fea que es, la vó que puso en plan Marilin cuando lo del cumpleaño del presidente al que le soplaba la vela gorda y los contoneo a mi me se revolvió el estómago y me tuve que levantá pa ir al baño. Lo que no me esperaba es que al pasá por delante del butacón de Angelin viera que había puesto la tienda de campaña.

6 comentarios:

salvochea dijo...

Ojú Carmelo, te estas liando alrededor de muchas mujeres y al final sabes quien es el que va a salir malparao, que no lo sabes, pos vete poniendo el casco de la obra, por si se escapa algun palo pa tu cabeza.

El niño se salvará...a medias qporque como la bicho se cabree, vais cobrar los dos, como se pongan un día las tres al complú, entonces echa a correr, picha, porque te van a dar las del pulpo.

Ah, por cierto se me ha escachifollado el tinglado y como ya tienes puesto el enlace, hasme el favorcito de enlazarlo bien, por si alguien se equivoca y quiere entrar al blog.

Gracias pisha.

Saludos desde aquí.

Bermauntier dijo...

Carmelo, lo del Angelín es de cárcel, creo que no hay nada más que decir al respecto.

salvochea dijo...

Carmelo picha, tu eres masoca o que.

Aqui te la van a dar en cuanto te descantilles un poco esas leonas que tienes en casa.

Y con la última entrevista del blog de Carnaval, po te la darán como te pillen, to los carnavaleros de Cai menos el Libi.

Tu te la andas buscando y te la van dar cualquier día.

No me extrañas que no quieras poner una foto pa que sepan quien es el Carmelo.

Saludos desde aquí.

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

Carmelo, picha, cuidate, hijo, cuídate, te veo disperso ultimamente. Yo que tú me daría con urgencia un garbeo por el Don Tico, a ver si te mejoras hombre...

raul rodriguez dijo...

creo, de corazón, que deberías inscribir este blog en el concurso de 20minutos, en la sección blog sobre una ciudad, no tienes rival.

Anónimo dijo...

A ver Carmelo, que a mi lo que hagas tu con esas mujeres o esas mujeres te hagan a ti, pues que no me afecta. Ahora bien, ¿Como se te ocurre llamar cabezón al de Bolivia, con lo delicao que es esto de las relaciones internacionales?.
Un cuidao por Dios, que no nos metas en una guerra ahora que no tenemos ni para balines de feria.
Un saludo
La de la Fidelidá

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner