Carmelopoli

martes, 30 de septiembre de 2008

Enganchao

Ya disía Alejandro Sán, justo en aquella época que abrasó la religión gaditanista y dejó su asento de Chamberí pa hablá como el mismísimo Beni de Cádi, que despué de la tomenta siempre llega la carma. Por eso despué de la que cayó el domingo y el lune por la mañana era cuestión de hora que el sielo se abriera en dó y el lorenso nos recordara un poquito lo que había sio el verano.


Aprovechando que había salio el só y que ya estaba hasta el mismísimo de aguantá en casa a mi Chari y a la Cacelin que desde que ganaron lo del Trivia Carnavá estaban insorportable dándome caña me fui a dá un paseito gaditano. Con la escusa del ejersisio empesé a andá y andá, la Caleta, Campo del Sú, el Pirulí y llegué hasta la tapia del sementerio como me había dicho el médico. La vuelta, pa no pasá dó vese por el mismo sitio, cogí por dentro y bajé por el barrio Santa María pa pasá por delante de la placa que han puesto en honó a Pedro Romero y cantá allí una cuarteta del pupurrí de Nuestra Andalusía en plan homenaje. Es que yo soy de esos detalle, si paso por la calle San Visente, me paro y canto la presentasión de Los Prinsipiante o la de Caleta, en el busto de Paco Alba canto la de Hay quien dise que Cádi o el Vaporsito, en la calle Goleta la del pasodoble al Papa y asín. Totá, que despué de hasé mi orasión a uno de los grande santo del Carnavá siguí Teniente Andujá y giré pa bajá por la escalera de la Mersé cuando me encontré delante mía un enganchao. Pero un enganchao mu peculiá.

- Escuche, ¿tiene un eurito ahí, para coger el autobus?

Un enganchao finoli es una de las cosa má rara que te puede encontrá en el barrio Santa María. Hombre, está el día que me crusé con el Troy duchao, pero eso eran otros tiempo. Totá, que miré al enganchao fijamente. Yo a este tío lo conosco de algo.

- No, no llevo un duro ensima, picha.
- Mírese usted los bolsillos, por favor, a ver si tuviera alguna moneda para comprar un bocadillo.
- Pero, mírame a la cara, picha. Al meno darme un poquito de jondoy.
- Es que no me sale. Desde que me dio el aire tengo el cuello torcido.
- Coño, pero si tú ere... -y dije el nombre de un personaje mu conosio que no vi a reprodusí por deseo espreso de él y al que llamaré, por ejemplo, Jaime. Jamá me podía imaginá que ese gachó fuera un enganchao. 
- Sí, soy yo, pero no se lo diga a nadie.
- Pero, ¿qué hase tú asquí, con lo que tú ha sio?
- Ya ve usted señor...
- El señó, el Nasareno. Yo soy solo Carmelo.
- Ya lo ve usted, don Carmelo, desde que cesé en mi convivencia con mi señora esposa, estoy de mal en peor.
- Pero, tan malamente te dejó.
- Lo malo no fue cuando me dejó. Lo peor fue el tiempo que estuve con ella. Yo la miraba a la cara y es que me entraban ganas de olvidarme de todo y empecé bebiendo, después fumando y hasta que ya le di un poquito a lo que viene siendo el tema del napiote.
- No me lo puedo creé -le dije asombrao.
- A ver si usted, señor Carmelo, se piensa que yo los pantalones de cuadros me los ponía sobrio. Esos los escogía mi señora y como yo estaba emparanoyado ni me resistía, ni nada.
 - Pero, entonse, tú le lleva pegando al harinaque de mucho tiempo.
- Y tanto, desde lo de "se parece a la madre, el pobre". Y antes incluso.
- Pero, ¿cómo ha acabao asquí? ¿Desde Madrí hasta asquí?
- Porque antes me lo financiaban todo con cargo al presupuesto de la familia. Pero ahora me lo tengo que pagar yo, y si la gasolina ha subido, la cocaina, ni te cuento. Y aquí estoy pidiendo, pero no he sacado ni un euro. 
- Es que lo hase mu malamente. Tan afeitaíto, tan bien peinao. No acojona.
- Entonces, ¿qué me recomienda usted don Carmelo?
- Lo primero, no te pele, tó pa vino. O pa lo que tus quiera. Despué tampoco te afeite, al meno no tó los día. Y cambia el tono de vó, un poquito má de enganchao.
- ¿Asi conseguiré algo?
- Yo creo que sí. Y si no, te pone a vendé las pulsera que lleva y te saca pa unos poco de gramo.

Lo dejé allí buscándose dó leuro pa pagarse los visio, que ya no se los daba la parienta. Y pensando cuanta gente estará enganchá a los polvito blanco de esta importante. No como en Cádi, que el único polvo blanco al que nos enganchamo es a la harina pa freí el casón en adobo. Tú verá como se entere algún periodista de eso y lo publique. La que se puede liá. 

6 comentarios:

Raùl Junquera dijo...

A este tìo CARMELO ya no lo ves mà, ni tù ni nadie picha, la pròxima vè que sepamo de èl la matao una sobredosi, con er sangangui que tu tiene las matao coone, despuè no te ponga a llorà cuando te pidamo responsabilidade, que esto è mu serio no como lo der telèfono de la Tamara, que si no ganò elotro dìa alomejò gana otro.

Bermauntier dijo...

Carmelo, el día menos pensado te meten en la cárcel jajaja.
Pero nada, haberle dicho que donde se compraba las capas que yo quería una como la suya, o parecida al menos. Para vestirme de vampiro en carnaval viene de lujo.

ana flores dijo...

Que intriga Carmelo, ¿quién es?...
Que estaba pensando que ir a andar contigo tiene que ser muy entretenido, casi que me apuntaba, haría el esfuerzo. Me llevaría unos euritos en el bolsillo para los enganchaos, les da tanta alegría que quién se resiste...

Un abrazo.

salvochea dijo...

Menos mal que no has dao su filiación, de lo contrario como dice Raúl mañana, pasao a lo sumo estaba en Chiclana fiambre, difunto,cadáver,muerto,fallecido, aunque fuese de una sobredosis de choquitos fritos y cazón, pero fijo vamos,

Quillo y no te cansa tanto andar pisha.jajajajajajajajaja.

Bueno veo que ya le vas cogiendo el puntito a eso de caminar, cada día un poquito más, verás como dentro de nada te sientes mejor, más ágil, así cuando subas las escaleras del gallinero del Falla pa Enero del 2009 no te ahogas con el esfuerzo.

Saludos desde El Bierzo.

Raùl Junquera dijo...

Weno CARMELO por lo que veo a lo mejòn nadie te pide responsabilidade si este tìo se muere por sobredosì, ya que es posible que a munchos les haga un favò, pero picha no seas tan cagueta cojones y cuando hables de alguien di el nombre coone, que pa averiguà que tu dedicaste este pò al MARICHALÀ el mario de la Infanta ELENA la hija del REY DE ESPAÑA Y LA REINA SOFIA, No vea tù la de vuerta que has dao y ya van como sai emei que man mandao pa preguntarme de que coño iba tu pò, ya tambien podian preguntartelo a ti, joè!!

El futuro bloguero dijo...

Gracias Carmelo por las pistas para el fin de semana.

Y por cierto, como sabes yo si que estoy enganchao pero a tus bló y tus cosas, que me divierto mucho recordando las raice.

Abrazos.

Como lea tu po el de la revista época o el Peñafié, te buscan por allí.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner