Carmelopoli

miércoles, 5 de noviembre de 2008

La gran finá

¿Vosotro habei escuchao el Compas Dí de Martíne Are? Po la obra está mejón. ¿Vosotro se sabei el repertorio de Los pirata? Po la Gran Finá está un poquito peó. En ese amplio margen de calidá de Martíne Are que va desde su compas y Los pirata Martíne Are podemo ubicá la obra de teatro-carnavá que hubo ayé en el Falla y que hoy repiten. 


Y es que Cádi es grande, que de una finá del Falla te hase un musicá que ya quisiera Mecano con el Hoy no me puedo levantá (y esto no es un chiste macabro porque la canija de Mecano esté ingresá en el Hospitá de Puerto Reá, es que asín se llamaba la obra de los nota aquello). Una obra varipinta y heterogénea (sus cojone ahí) pero con un hilo condustó: Martíne Are. La Gran Finá sirve como sátira sobre lo que rodea a una finá del Falla, con un presentadó mondrigón sobreastuao que se va emborrachando hasta acabá la finá; un locutó má perdio que el barco del arró; una familia medio majareta; un jurao que tiene que dá el veredisto de incosnito; el antifá de oro que se lo lleva el primero que pasaba por allí y un concurso de coro que ganan "Los mimo de siempre". Esa es la sátira. La sátira se acaba cuando sale la comparsa de Martíne Are ("Los volaore"). 

En ese momento, uno se da cuenta de que la finalidá de la obra no era cachondearse de lo que rodea una finá del Carnavá. La finalidá verdadera reá y única de la obra era que Martíne Are sacase otra comparsa, fuera de concurso, pa que tol mundo diga que ha hecho la mejón comparsa de este año, que el día que vuelva seguirá ganando,... Eso siempre que pensemo que se ha ido. Porque lo suyo es como lo de estas novia que te dejan y despué, en cuantito que se enteran que tú está tonteando con otra, te vuelven a llamá. 

 Eso y generá espestasión, porque hay que vé como estaba el Teatro, hasta los tope. Y es que el morbo de vé a Ramoni cantando en la comparsa de El Niño, junto con gente como el Toté, Perico, André Sibón, el Guille,... hiso que se llenara de clásico carnavalero. Desde Valdivietor hasta Luí Riva, pasando por German, Carlo Ordoñe, el Payán y alguno de sus escomponente que se dejaban vé y otro que estaban bien escondio, como asvirtió el presentadó de la obra (por sierto, no encontré a Subiela). Por sierto, también estaba Nuestra Señora, como debe sé pa un acontesimiento de postín como éste.

Escondio, pero meno, también estaba el Carmelo de Cádi junto a mi Chari. Cuando mi frigórifco marcaba en la cuenta atrá que quedaban 30 minuto pal regreso, mi Chari desidió que era hora de salí de mi casa. Y eso que de mi casa al Teatro hay sinco minuto andando, pero la gachí no quería perderse ná de lo que pudiera pasá. Si hasta se suspendió el ensayo de su coro, pa podé vé al Niño.

Llegá tempranito me permitió ejersé de mi oculta profesión de abrasacarnavalero, a vé si me sale una propuesta pa este año. Lo que no esperaba yo es encontrarme tan temprano a mi cuñao Angelín también rondando por allí. Entramo junto, y aunque él tenía entrada de palco segunda, se empeñó en sentarse con nosotro en butaca (pa que veai el nivé que gasta mi Chari cuando estamo hablando de Martíne Are). Eso hasta que llegó una gorda que le dijo que ese era su sitio y lo mandó direstamente a las sombra de mi isquiera, serquita del Catalán (que no, cojone, queel Catalán tampoco estaba).

Empesó la obra con el supuesto locutó anunsiando el último bloque de esa fistisia finá y una familia de tré miembro buscando sitio en pleno patio butaca. Por sierto, que la familia podía está inpirá en la mía, que la mare era iguá de pesá que mi pobre mare y el pare se escaqueaba lo mismo que el mío. La salida de Martíne Are fue espestaculá porque fue morreao por el presentadó. "A vé si lo de sátira se refería a esto", le dije yo a mi Chari que me ordenó callarme inmediatamente. La gachí le reía tó los golpe, hasta los que evidentemente caresían de grasia. "Asquí no hay puntá sin hilo", me susurró cuando el presentadó de la gala le pegó un puyaso a las ninfa que se lo tomaron ná má que regulá.

"¿Cuando empiesa el Carnavá?" preguntaba yo ya procupao, temiendo que lo que había ido a vé fuera má obra de teatro que Carnavá. "¿No ha leio que esto le va a gustá también a los que no le gusta el Carnavá? Po esta parte es pa ello." "Po a vé quien carajo que no le guste el Carnavá está hoy asquí, que hay bofetá por una butaca", pensé yo pa mis adentro "que empiesen a cantá y a tomá por culo".

Tardó má de la cuenta pero las primera copla de Martíne Are volvieron al Falla en forma de coro. Un coro de eso que por numbero no le gusta al Lama, pero un buen coro. "La cosita nostra" se llamaba. El primé tango sobre las mafia del Carnavá me hiso recordá tanta y tanta vese que el Niño se metió con los que movían los hilo, ante de que él cogiera la madeja. El segundo tango fue sobre los prinsipio de los jóvene de hoy en día. "Esto es tó lo contrario que lo que dijo con La Revolusión", le dije yo a mi Chari pa chincharla. "Restificá es de sabio, y Antonio es un sabio del Carnavá", me respondió ni corta ni peresosa. La gente toavía no se ponái de pie, pero había gana, ya tocaría despué.

La obra siguió con pamplina varia hasta que llegó uno de los momento culminante, un homenaje a los tramoyista en el que Ramoni nos dejó a tós enamoraito de esa vó. No lo vi, pero supe que el Angelín estaría pensando "No vea como tiene que soná este año la comparsa de Juan Carlo". Por sierto, que Juan Carlo tampoco estaba, que si no le habría dao un auténtico ataque de cuerno viendo a su fichaje estrella cantando copla de otro. En concreto de su odiado rivá. Presioso ese momento.

La chirigota que venía de Rusia no se presentó pero a cambio llegó el prinsipe Pipe con sus sobrino. el cachondeo que se pegaron con Froilán fue de categoría. "Es un valiente. Fue el primero en darle caña a la monarquía", me dijo mi Chari llena de orgullo. Yo me acordé de "Al rico Borbón helado", que creo que fue anterió a los primero puntaso de Martíne Are a la monarquí, pero no quise entrá en discusione. Por sierto, la chirigota estuvo bien... pa Barroso y gente asín, que eso lo ve la Pilá Urbano y se encorva toavía má.

Quedaba el momento má esperao de la noche. La llegá de la comparsa. Pa cubrí hueco hubo cachondeo del bueno con un par de piba que tenían novio comparsista. Cuando oí aquella frase de "Es un niño to lindo, en verdá", me paresió está viendo mismamente a la Bicho, pero en guapa. Bueno, en meno fea, que el nota vestio de chavala era pa echarlo de comé aparte. También hubo un intento de rebelión por parte de alguno de los miembro de la comparsa que Antonio logra aplacá, recordando quisá alguno de sus mejore momento comparsista. No sé porqué me volví a acordá del Catalán y Subiela.

Salió la comparsa, vestio de globero (que van en globo) por ensima de Cádi. "Parese la calle del aire", le dije a mi Chari por el paresio del efesto de la comparsa con la última ofisiá de Martíne Are, pero la gachí ni me hiso caso. La comparsa cantó la presentasión y el teatro se vino abajo. En ese momento se alsó una vó que dijo "Antonio, tú será el mejó cada vé que quiera". Mi Chari y yo nos miramo. "¿Ese es?" Yo juraría que sí. Por la vó, la ubicasión,... la frase había salio de boca de mi cuñao Angelín, otro traidó má a la causa juancarlista aragonista. Cuando me lo encontré en la salida, él nos lo negó. Pero yo tengo el íntimo convensimiento de que era él.

Despué de la presentasión, ya me cosqué que to aquello era una pantomima pa podé escuchá esa comparsa que Martíne Are había escrito. Si estábamo de sátira, un par de pasodoble con una mijita de doble sentio habrían encajao mejón, pero no. Antonio fue por derecho y cantó los dó pasodoble reglamentario de un buen repertorio: piropo a Cádi y de corasón encogio. El primero pidiendo que las calle de Cádi lleven los nombre de su gente ilustre, verdaderamente presioso. El segundo, del alegato del asesino de su mujé ante el tribuná, también bastante bueno. Con el segundo pasodoble, definitivamente el teatro se vino abajo, y hubo má gente de pié que sentá. Ya no habíoa má gana de contené las gana.

Con los cuplé Antonio demostró que eso nunca ha hecho lo suyo. Pa sorpresa de tós, despué de los cuplé llegó una cuarteta de pupurrí que suponía la descalificasión inmediata de la comparsa como demostrasión de que Antonio, ante que un premio, prefiere cantá las cosa que siente. Por eso, cuando lo del cajonaso de La milagrosa cambió de estilo. Aquella cuarteta criticaba a la gente que nos flipa el Carnavá y que sólo pensamo en Carnavá. Curioso oirla de alguien que ha comio de eso desde siempre y canta por mucha otra gente que tiene conviá en muchos bare grasia a lo que canta por febrero. Pero bueno, no me vi a poné en plan sensó, que si hasta el Angelín se reconvirtió...

La obra siguió con la entrega de premio y dó cosita má, pero nadie podía quitarse de la cabesa esa comparsa de dulse que acababa de escuchá. Ni siquiera cunado tó terminó y afuera un grupito de cura carnavalero cantaba en la escalera de Medisina cuplese de guasa clericá. Que tampoco le ha gustao de siempre al Are darle caña a la Iglesia.

Eran las onse y media y tó estaba listo papele. Mi Chari ufórica disiendo que era el mejón día de su vida desde que La niña de mis ojo se llevó el primé premio. Ante la situasión, yo aproveché pa arrimá cacho que desde que está con el coro femenino mojo meno que la reina Sofia. Sin en cambio, de camino a casa me se puso a llorá. 

- ¿Qué te pasa? -le pregunté má sorprendio que el Pepón en Puntale.
- Carmelo, ¿te da cuenta de que este es el fin? Ya Martíne Are nunca má volverá. Nunca má escribirá otra comparsa.
- Tú verá como se le ocurre algo -le dije. Pero no logré convenserla y me quedé a dó vela.

Tiene guasa, porque yo positivamente sé que volverá a volvé. Bueno, volverá a volvé, si es que se ha ido alguna vé que Martíne Are ha hecho un pregón, una chirigota ilegá y una cansión como ésta, dedicá sin duda a Cádi:





Ahora una obra con su coro, su chirigota y, sobre tó, SU COMPARSA, que sin duda, es lo que má mejón sabe hasé.

8 comentarios:

Ventolero dijo...

Joé que envídia... yo quiero escucharlo home! ¿Se sabe si Antonio tiene pensado sacarlo en cd o dvd? Que me compre uno pa' cada uno de mi familia vamos.

Paco Rodríguez dijo...

He de suponer que alguno de cadi cadi, lo habrá grabado y lo colgará en el emule.

Haber carmelo que tu eres el radio patio del falla, yo es que no se quien es, ¿tu vistes en el teatro al gachó que grabó en su movil el pasodoble de Juan carlos y lo colgó en interné?

Gonzalo dijo...

Ya sabía yo que me iba a arrepentir de no ir..

A ver si graba un cd o algo con esa comparsa

Anónimo dijo...

Me alegra mucho que te gustara la obra y lo pasaras bien Carmelo, y la Chari puede estar tranquila, seguro que volverá, si tiene tanto arte ¡dónde lo va a guerdar!, aunque hayas escrito este pó, porque ya estoy convencida, no eres gafe Carmelo, aunque nunca me lo había creído del todo, lo digo por lo de la victoria aplastante del Mojama.

Un abrazo.

Ana Flores

Bermauntier dijo...

Carmelo, mira que parece que te gustó la obra, pero sin duda lo que más me ha gustado del post es toda la caña que le das al Ares. Y no te falta razón.
Aunque, bien es verdad, te envidio por haber escuchado su comparsa del 2008, que él es muy atrasado para algunas cosas. Pero no pasa nada.

Me alegro de que le gustara a tu Chari aunque seguro qeu volverá.

El Caballero de Corbata y de Sombrero dijo...

Pues a mí la obra me encantó. Y la chirigota, el coro y la comparsa más. Y no hay que olvidarse de la mano de los Labajo en todo esto.

Yo creo que si saca este año cualquiera de esas agrupaciones, con sus mesecitos de ensayo correspondientes, y a la espera de escuchar lo que traen los demás, se mete en alguna final.

Pero en el Hospital de Mora somos más Carmelistas que Aristas, y mientras nos reíamos en el teatro ya anisabamos un post de estos, con toquecito a Mecano incluido.

Supongo que la condena será unánime entre los próceres de la fiesta y sus diarios, pero es de admirar que gente como Martínez Ares, Selu, Yuyu, Toni, o las niñas, hayan sabido exportar el mundillo carnavalesco a otros formatos, públicos y ciudades. Nosotros vimos Chirigóticas en Ávila, y fue un éxito y un no parar de reir, y eso que allí se rien sin hacer ruido. Y sería bueno para todos que cundiera el ejemplo y viésemos más espectáculos de este tipo.

Carnavaliticos.

PD. Un día de estos escribo en mi blog.

Titto_ dijo...

Pues sí que es verdad eso de que comparte un cierto parecido con esa última comparsa oficial, supongo que será debido a tanta plata como parece haber...

Me quedo con las agrupaciones, me han encantado esas nuevas músicas (el tango precioso y el pasodoble de la comparsa...pfff), un muy buen grupo que lo ha acompañado, y ha sonado tremendo (vaya parejita de punteaos que se ha buscao... impresionantes los dos).

En cuanto a la idea en general de la obra sobre el carnaval, cuestión de gustos. Yo también veo algunas incoherencias entre lo que dice ahora y lo que ha hecho antes, pero bueno, es una visión personal suya que lo normal es que no coincida con la de mucha gente.

Por 4 euros, creo que no se puede pedir más.

manolín rubiales, gaditano en el exilio dijo...

Cagón la leche que mamó mi sino. El Niño hasiendo hitoria en el Falla y yo asquí, en un pueblo perdío rodeao de catetos que van al rocio y cantan por sevillanas... Qué pena me doy, carajo...

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner