Carmelopoli

viernes, 28 de noviembre de 2008

El Sorteo de Cádi

Ayé me fui a pasá la mañana al sorteo. Pa quien no sea de Cádi, que es la mayoría porque lo mío es como lo de Selu Figuereo el del barrio, que tengo má seguidore fuera de Cádi que en Cádi, lo que demuestra que nadie es porreta en su tierra y por eso mismo hay tanta gente que se baja a Marrueco los fine de semana. Bueno, que lo que iba disiendo que me pierdo tanto como Acuña en la punta San Felipe, ayé fue el sorteo de los piso y yo estuve allí. 

En Cádi no hasemo sorteo de Navidá porque lo consideramo una cosa supreflua. En Cádi sorteamo piso porque ¿pa qué quiere dinero si no puede viví en Cádi? Nuestra Señora se ha dao cuenta de que lo mejón que puede darle a un gaditano es un piso pa podé viví serca de la Caleta que es una de las cosa que no se pueden pagá con dinero y ni siquiera con Mastercá. Por eso ayé se sorteaban 36 casa y había seí mil solisitude. Por proporsión, viene a sé casi lo mismo de que te toque el gordo de Navidá.

Por supuesto, que nadie me se asuste (que nadie me se vaya que lo que están escuchando es la vó de las muralla...), que no es que yo me he presentao a ese sorteo, primero porque yo tengo ya casa en propiedá y segundo porque era en Garsia de Sola y eso es ya por la parte de Puerta Tierra y yo no me voy de mi Mentidero y meno ahora que en San Antonio van a poné la sona Guifi pa que yo me coneste a interné de grati serquita de mi casa con mi peaso de portati.

En verdá a mi es que me gusta ir a ese sorteo sólo pa liá el cachondeo. Pa ir me tuve que tragá una cola enorme (quiero disí, esperá un montón de tiempo pa entrá) pero meresió la pena. La gente allí ennerviá y yo endisimulando porque asín se puede astuá mejón le dije que estaba allí pa vé si le tocaba un piso a la Vane que estaba viviendo afuera y pudiera volvé a Cádi que era sólo media mentira, porque es verdá que la Vane está viviendo afuera y la mentira era que la Vane biera pidio un piso y quisiera volvé a Cádi. Enseguía salió el tonto de turno disiendo que eso no valía porque pa pidí el piso había que está empadronao en Cádi y yo le espliqué que fui a desempadroná a la Vane pero los agente de Pepe Blá no me dejaron. De esa forma me incluía en la mayoría de los presente que iban pa vé si les tocaba un piso a alguien y se queaban tranquilo.

En la cola conosí a un montón de gente. Una muchacha, que se llamaba Manoli y que había ido pa vé si le tocaba un piso, aunque, si te digo la verdá, yo le habría tocao lo que ella hubiera querio. También conosí a Pepi que estaba allí por su hijo pa vé si le tocaba un piso y se podía por fin casá y estaba su hijo que quería el piso pa llevá allí a los ligue y siguí viviendo en casa de Pepi porque dise que nadie hase el puchero como su mare.

Al finá desidí ponerme al lao de una señora asín mayó, de las que sobrevivieron a la guerra, pero la de los fransese. Que pa ella lo del bisentenario no es un acontesimiento histórico sino un recuerdo de su vida. Ella estaba allí también por su hijo que toavía vivía con ella en casa y con la mujé y dó niña y ya estaba deseando que se largara. Mu educadamente le pregunté cual era su numbero y ya estaba tó previsto. Aprovechando que la señora estaba má sorda que el que afinó la Hermandá Omega cuando dijeron uno de los numbero y ella preguntó que numbero ha dicho yo le dije el 4.236 que era presisamente el suyo.

No vea la gachí pegando salto por el Palasio de Congreso y yo aguantando la risa allí con la señora que yo creía que le daba hasta un infarto. "¡Que ha salio el de mi niño! ¡Que ha salio el de mi niño!" Su niño, su nuera y sus nieta, que su casa paresía una pensión. Lo chungo es que una chavala que había por allí le dijo que no había salío el 4236. 

- Ay, que me dise la muchacha que no era el mío y como asquí no se escucha el nombre. 
- Que sí, señora, llame usté a su hijo y a su nuera y que vayan preparando las maleta pa la mudansa que en dié día están en Garsía de Sola. 
- No estoy segura, yo. Es que no lo he escuchao bien.

Ante las duda la mandé pal esenario a que la preguntara al calvo de Procasa y era pa vé a la señora con el calvo de Procasa, el bombo, el notario, la gente,... Hasta que dijo, "el que me ha dicho que me ha tocao es ESE..." y en ese momento estuvo a punto girá su deo cusadó hasia mi pero yo, que tengo má tiro dao que la escopeta de Yon Guein ante de que se girara desaparesí que no era plan de tené que dá esplicasione que el calvo de Procasa cuando se pone tiene mu mala leche.

Escapé a tiempo despué de habé echao la mañana viendo la ilusión de gente que le ha tocao una casa en Cádi y sin vé las lágrima de tó los que tendrán que esperá al próximo sorteo. En febrero estaremo allí otra vé, ello esperando un piso y yo pa liá el cachondeo.   

4 comentarios:

gn dijo...

Oye Carmelo, te lo digo aquí mismo y no te lo mando a decir con nadie: creo fuiste un poquito cruel con la viejecita, imagínate que fuera tu madre, no te haría mucha gracia que algún "gracioso" la agarrara pa'l chuleteo con esas bromas... mas respeto con las canas

Bermauntier dijo...

Pero gn si Carmelo también las peina, entre los puretas pueden gastarse bromas (No creo que estés viejo, es solo para justificar de algún modo esa cabronada).
Total, que yo soy como el hijo de una que citabas, no me voy de mi casa ni con aceite hirviendo con lo feliz que vivo yo aquí...

raul junquera dijo...

Hay mucho hijo de puta CARMELO, mucho mucho mucho, hay quien riega flores y cosecha armas... Yo voy a hacer un sorteo para que se le pudra la lengua a màs de uno, primero fueron los contadores, algùn cobarde que le gustaba entrar en mi blog màs anonimamente de lo que lo hacìa me los borrò, ahora me cierran el blog, pues nada del sorteo solo vendo dos nùmeros uno para quien riega y otro para el que cosecha..

Raùl Junquera dijo...

Pues nada picha, que ya tengo otro blog, si quieres pasar estàs convidado....

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner