Carmelopoli

miércoles, 16 de enero de 2008

Yo no soy tonto

Mañana es el cumpleaño de mi Chari cumple taytanto, que la edá de las mujere no se debe de disí. Yo no sé que bicho le ha picao pero está empeñá en que vayamo a sená los dó junto a un restauran bueno de Puerta Tierra. Yo tenia mis duda, pero me ha dicho que ella me invita con unas perrilla que se ganó jugando al bingo en casa de la Milagri los otros dia y aro, yo una oferta de ese tipo no puede rechasarla.

Tó viene porque ella se cree que yo le vi a regalá las entrada del Falla de este vierne y este sábado que como vamo a butaca la broma me ha salio por ochenta euro. Me ha salio a mi no, le ha salio a ella, que lo que no sabe es que cogí su tarjeta pa pagarla porque mi ordenadó no tenía rendija por endonde meterle el dinero, asín que tuve que buscarme una tarjeta de esa de plástico que se usa pa pagá en Isi y otros grande comersio de Cádi porque si tú va con la tarjetita de los cojone al chicuco de abajo de mi csa te manda de vuelta pa arriba sin la servesa ni la barra pan.

Bueno, que como no quiero escucharla cuando se entere de que no le he regalao las entrada desidí que tenía que comprarle algo pa reglarselo por su cumpleaño. Asín que dandole vuelta me desidí que tenia que regalarle un deuvedé grabadó, pa que ella pueda grabá los pograma que me gustan y yo pueda grabá la sesión del jueve que me la vi a perdé por ir a selebrá el cumpleaño con ella.

Yo queria comprarlo en que me coge serca de casa pero me ha dicho mi Sergio que si yo era tonto. Que tenia que comprarlo en el MercaMar que hay entre Puerto Reá y San Fernando. Yo prefiero darle el dinero a los comersio de Cádi, pero al fin y al cabo, San Fernando y Puerto Reá son barriada de Cádi y tampoco pasa ná. El poblema era ir hasta allí pero logré convensé el domingo entre cubata y cubata a mi hermano Lui pa que me llevara. Asín que ayé a las sinco de la tarde quedamo en mi casa pa irno pa allá. Pa que tú vea que sacrifiqué la siesta por ella y todavia la hijalagranputa me echó en cara que me fuera con mi hermano por ahí.

El Merca Mar está situao en Tré Camino al lao del Leroy Merlin. Pa quien no lo sepa el Leroy ese es el peó enemigo que puede tené un gaditano, un sitio con taladro, broca, rodillo y cosa de esa que sirven pa hasé bricolaje (perdón por la palabra malsonante). Si el sielo de los moro está lleno de mujere virgene, el infierno gaditano está lleno de Lerois Merline. Yo sólo me asomé por la puerta y me dieron como mareo que me fue corriendo pa fuera sin aire.

Ya en el Merca Mar estuve mirando los deuvedese pero no me aclaraba. Me puse a buscá a uno de los gachone vestio de rojo pero de uno me pasaban a otro. "Oiga perdona". "No, eso no lo llevo yo" "Pero si no sabe lo que te iba a preguntá". "Pero no lo llevo yo porque yo soy de la comparsa de Las Cabesa". "Carajo, coom va también de rojo". Al finá encontré a uno que me atendió y me vendió un deuvedé grabadó que graba de tó pero sobre tó está espesialisao en grabá carnavale. Yo no se si eso era verdá, pero lo contó tan bien el gachó que na má que por eso lo compré. No asustarse que pagarlo he hablao con un amigo mio que trabaja en un banco y se llama Manolo Visa. Mi amigo Manolo visa me deja el dinero emprestao y ya se lo pagaré. Es lo que mi Sergio llama un "yalopa".

Totá que cuando habíamo acabao tuve que meterle prisa a mi hermano Lui pa que me trajera de vuelta porque por poco no me perdía el coro de Julio Pardo. A menos vente estaba yo delante de la tele en mi casa, despué de habé escondio el deuvedé en lo arto del armario del cuarto de mi Sergio, pero como siempre eso no habia empesao a tiempo.

Asín que me dio tiempo a vé la presentasión de La catedral y tó su repertorio. Los gachone van vestio de morao meno Julio Pardo que está pa verlo de monaguillo con el peto blanco y los faldone rosa. Lo del cambio de ropa en medio del pupurrí empiesa a está mu visto, como lo de que Manolo Camacho se dedique a presentá al coro. Pero bueno que Julio estará seguro en la finá porque el siempre ha hecho mu de Nuestra Señora y por eso yo defiendo a Julio Pardo.

Despué llegó una comparsa mista que se llamaba La gran quimera. Los chavale tocaban los instrumento y las chavala pegaban berrio. Si biera hecho al revé no sería una comparsa sino una pinícula de esas guarra que se pueden vé por el interné o en el caná 18 del ONO.

Ya se me estaba hasiendo a mi larga la espera pa vé la chirigota del Cascana que este año se llaman Murga azulejera y castellonesa y en medio en vez del de blanco va la Alcaldesa. Cuando aparesieron salió el Cascana vestío de Nuestra Señora. Eso es casi un tema de blasfemia eso de hablá malamente de Nuestra Señora, pero estas chirigota también tienen que esistí pa demostrá que el Carnavá de Cádi es libre y que cada uno canta lo ques quiere. Ello cantan lo que quieren, se arriesgan a no pasá a la finá pero demuestran que Cádi es la cuna de la libertá. De tos modo, hasta pa meterse con Nuestra Señora hay que tené arte y esta gente lo tienen. La presentasión es un bastinaso, pero la chirigota baja de a poco a poco, aunque está a un nive puntero.

Los siguiente son una comparsa de Jeré, pero buena. La comparsa esta es la que traía Antonio Busto que la ha vuelto a recuperá pa demostrá que la provinsia de Cádi es mu grande. Este año se llaman Al tran-tran y van de los que hisieron la vía del tren que muchos año despué serviría pa que los cadista visitaramo Chapín pa vé al Cádi asendé. Osease que vino una comparsa anónima que son los héroe del cadismo. Pa que vea las paradoja que da la vida de la historia.

Detrá de los construstore de vía llegaron unos abogao más malo que un doló. La chirigota se llamaba Los que perdieron el juicio y a mi me hiso acordarme de los poblema que yo tuve con el señó Blogger, y el cabrón del es novio de la Vane el miarmeño Fernando. Menos má que Dió quiso que se produsiera ese ésito del Sevilla que permitió a la Vane vé al Fernando como la habilitaba pa trabajá con Jandilla.

Como la cosa iba de profesione, aparesieron unos minero que venían de un pueblo de Huelva que se llama Calaña. Venían con un mapa en las mano pa que la gente se enterara de adonde estaba ese pueblo. Los minero se llamaban El corazón de mi tierra y estuvieron na má que regulá. A mi la duda que me surge es, si Calaña ya tiene comparsa, ¿cuándo le toca a Bonare, querida Ana? Y ahí dejo la pregunta.

En el pupurrí y viendo que despué venía el descanso aproveché pa tomarme algo con tranquilidá que ya estaba jarto de lata de conserva. Mi Chari me preparó unos filetito de serdo a la plancha y me los comí tranquilote en la mesa que me estaba cogiendo gase por culpa de comé a la bulla.

La verdá que la sesión estaba siendo má chunga que el escalestri de Farruquito y los saltimbancos solo consiguieron levantarla un poquita porque traían buenos pasodoble aunque cuando hablaron de la baronesa Tisen mi Sergio se fue pa dentro. Esto es insoportable, dijo. Mi Sergio es que tiene la boca carnavalera mu fina, no como yo que las escucho toas porque hasta de las mala saco cosas positiva.

Y ayé me pude jartá de sacá cosas positiva. Por ejemplo con la chirigota No hay que ser mormón que tuvieron como cosa buena, la última estrofa del pupurrí que ya avisaba de que se iban. Eso y que ni se cayeron ni ná cantando.

Yo creía que estaba viendo de lo peorsito del Carnavá, pero aparesieron los de la comparsa de Las Cabeza de San Juan, se llaman La pasión y delante del tó descubrí yo al que no había querio atenderme en el Merca Mar. Iban de rojo con tricornio con pluma porque lo de representá la pasión si no ere Salsillo cuesta una mijita. A esa hora mi Chari ya estaba roncando a mi lao esperando que llegara la comparsa de Lui Rivero.

Tampoco mejoró la cosa la comparsa Los que vivían del cuento, pero por lo meno estos chavale cantaron un pasodoble a Barbate que tal como estaba la cosa me supo a gloria bendita. Má o meno como me sabe a mi un papelón de mojama de Barbate con su aseitito por ensima del que pone el Manteca en pleno barrio La viña. La publisidá pal Manteca es grati.

De un codaso desperté a mi Chari porque iban a llegá los de la comparsa de Lui Rivero. Los de la comparsa de los niños guapo, cada vé son menos niño y menos guapo porque ya no está ni el Catalán chico ni Julián. Por eso van de una cosa un montón rara y se llaman La catedral del mar. Debe sé que Lui rivero ha hecho sumarinismo y se ha encontrao con esa espesie de croqueta acuática con alga como cuerno. Mi Chari quedó encantá con el segundo pasodoble y tal como acabaron el pupurrí se fue pa la cama.

Por eso se perdió la astuasión de Los Ákrata Rui de Labrada, que son los que el año pasao fueron los gomina. Este año no se meten con nuestros vesino anónimo, pero vuelven a sé isnovadore y lansao. Van de revolusionarios cortapuente con megáfono incluio. El segundo pasodoble a las mujere de Delphi fue lo mejón que escuché en la noche.

Eso eran ya serca de las tré de la mañana y pensando en que detrá de cada gran hombre había un gran mujé me fui yo también a acompañá a mi Chari. A descansá porque con esto del concurso mojo meno que los monaguillo de La catedrá de Julio Pardo.

2 comentarios:

Vicent dijo...

Carmelo, me rio mucho leyendo los resumenes de los carnavales que haces, si encima entendiera lo que dices seria la repera.
En cuanti que tengas un ratito podrias explicar a los extranjeros como yo cuales son las diferencias entre los pupurris, los pasadobles y todo eso que nos cuentas.
Lastima que no se vea aqui la televisión de Cadiz.

Ana dijo...

Hasta hace unos cuantos años no está resurgiendo aquí lo que es la fiesta Carnaval...pero ni comparación con la vuestra. Lo que se suele traer es algunas comparsas o chirigitas o pasacalles que amenicen la fiesta.
!Ya me gustaría a mí, jajaja!.
Magnífico trabajo, Carmelo.
Aquí si que se puede ver todo lo que pasa.
Un saludo.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner