Carmelopoli

viernes, 18 de enero de 2008

¡Qué noche la de aquel día!

Los asiudo ya sabei que ayé fue el cumpleaño de mi Chari y eso cambió tos mis plane de rutina habituá carnavalesca. Fue como un huracán que arrasó con la cotidianidá de mi tranquila vida durante los Carnavale. Me parese a mi que estoy escuchando demasiaos pupurrís de comparsa últimamente.

Ayé estuve tó lo detallista posible y en cuantito que mi disperté le canté el cumpleaño filí a mi Chari en vó de tenó, que a mi la ortavillita nunca me ha quedao mu bien. Mira que mi Chari es arisca que me dijo que la había dispertao con los berrio, pero me daba iguá que me iba a convidá esa noche y yo esos detalle los agradesco al sien por sien.

El prinsipá poblema que tenía era cuándo darle mi regalo. A mi me gusta dárselo por la noche cuando estamo senando junto y esas cosa, pero con la peaso de caja que era la del deuvedé grabadó y teniendo en cuenta de que yo quería ir en la amoto hasta el Paseo Marítimo, cargá en mi mobilete a mi Chari y el cacharro iba a sé una misión imposible que ni el Tomá Crusero ese. Ademá, que mi Sergio me dijo que si quería que él lo pogramara pa esa noche se lo tenía que dejá regalao ante de la hora de comé.

Totá que a cuando mi Chari volvió de la plasa cargá con los salmonete del almuerso yo le ayudé a meté las bolsa en el frigorífico y le dije que se sentara que le tenía que dá un regalo. Mi Chari me miró con la cara esa de tú quiere algo, mamarracho. Yo le puse mi mirá de inosente con el único ojo que tengo bueno y le pidí que me esperara. Cuando me vio entrá por la puerta del salón con ese cacho de caja envuelto en dó papele de regalo, porque el troso de papé que cogí en el Merca Mar no me llegó y tuve que usá un rollo de colorine que teníamo guardao me miró con cara de odio. La verdá que el regalo por afuera no daba buena impresión. Tampoco le gustó mucho cuando lo abrió.

"¿Esto que é?" "Un deuvedé grabadó" "¿Y eso que carajo é?" "Eso es como un vidio modenno pa que tú pueda grabá la Bea cuando te va a jugá al bingo". "Tes qui ya, Carmelo, eso es pa que tú pueda grabarte los Carnavale y ponerlo en el blos ese tuyo, que no vea el porculo que está dando tú con el temita del interné. Que me tiene abandonaita". Y me se puso a llorá. Es lo que le pasa a las mujere el dia de su cumpleaño que se ponen mu sensiblona y mi Chari, aunque paresca una piera ostionera por fuera, dura y que raspa si te aserca, en el fondo tiene un corasonsito mu delicao.

En sabiendo como estaba la deje enguajá un poquito en la cosina y me quité del medio ante de que me llevara el cosqui y la pringá, porque cuando mi Chari se pone sensible el que cato soy yo. Es lo que tiene el matrimonio. Ya a la hora de comé le dieron los regalo mis chiquillo. Mi Sergio le regalo un tarro colonia y la Vane un bolso. La originalidá no está mu presente en mi csa a la hora del regalá, pero cualquiera le dise algo a esos dó que enseguia te salen con lo de subirle la paga. A vé si se creen que yo estoy de elesione como los político que llevan prometiendo que vamo a ganá má desde hase dó mese y despué de marso tendrán un golpe fuerte y annesia de esa pa que nosotro sigamo cobrando lo mismo.

Le dije a mi Sergio que me pogramara el deuvedé pa esa noche y tuve que ir al vidio clú de la calle Sacramento a comprá un deuvedé de eso que se graban muchas vese. Erre uve doble me dijo mi Sergio. Cuando llegué el gachó me preguntó "¿má erre uve doble, meno erre uve doble o má meno erre uvedoble?" Me quedé de a cuadrito. "¿Cuál es má barato?" "El meno erre uve doble." "Po porme ese". Volví a casa y mi Sergio dejó pogramao el deuvedé pa esa misma noche.

Me arreglé y mientra que se arreglaba mi Chari me dio tiempo de vé al coro de Quico Samora que se llama este año La orquesta Cádiz. El coro estuvo asestable, aunque pa mi que ya no volverán a ese peaso coro que sacaron con los desoterrao o Los ultimos de Filipina.

La verdá que mi Chari se puso monísima que ella cuando se arregla vale mucho que me recuerda a mi a una artista de esa de las serie de televisión y que nadie me diga Aida, que le doy una tragantá. Al finá la gachí había escogio un restauran del Paseo Marítimo que se llama La Leyenda. La cosa estuvo puntera y con el vinito que nos pusieron se fue dilatando un poquito que estaba má rigida que la estatua de Gade.

Comimo de categoría. Ná de ensalá ni ná de eso que a nosotro lo verde no nos gusta ni mijita cuando vamo por ahi afuera. Un lomo de novillo argentino pa los dó que nos pusieron una espesie de plato que quemaba pa to sus casta pa que pusieramo allí los filete del novillo argentino. Que era argentino lo disían ello que yo no le escuché hablá de Maradona ni disí Ché, pibe. De postre nos jalamo una bola mantecao vainilla con un cacho tarta chocolate que estaba buenísima pero me descompuso a mi un poco el estómago. Pa mi que la tarta tenia fibra de esa del Naturjau y yo solté lastre ante de llegá el momento estelá de la noche.

La verdá que la cosa no fue mu cara, sobre tó pa mi que no pagué, aunque a mi Chari se le quedó cara de haberle sobrao parte de lo que ganó y eso pa ella es siempre una alegria. Cuando bajábamo pa cogé la amoto le canté por lo bajini un pasodoble que le he escrito con la música de Quiñone de este año. Se quedó helá, y no solo por el ponientito que entraba a aquella altura del Paseo Marítimo. No se lo esperaba la cabrona. Pa mi que tenia que haberle puesto flotadó a las braga porque me dijo "Carmelo tes quiero. Ere lo mejón que me ha pasao en la via". Yo creo que estaba borracha. No. Estoy seguro que estaba borracha.

En la amoto no se le pasó el calentón sino tó lo contrario. Me pidió que se lo cantara otra vé y me hiso prometerle que no lo iba a colgá en el bló que estaba jarta que tol mundo supiera de su intimidá intima. Yo se lo prometí, como no podia sé meno y subimo la escalera como los de los anunsio de desodorante dejando ropa por tol descansillo. Menos má que los niño no estaban en casa porque si no, del espetáculo que estábamo dando se cogen una depresión y nos abandonan.

Cuando descubrí que mi Chari se había cardao to la lana a la oveja me vine arriba y cumplí como un hombre. Un buen rato, que no vayai a creerse que yo soy de los de un dó tré, esplash. Cuando acabé, me dijo mi Chari, "¿a ti no te gustan tanto la retranmisione de Onda Cádi? Po ahora te toca hasérme el bucle". Y le hise el bucle. Sólo una vé, porque lo mío tampoco son quinse año y no puedo como Onda Cádi repetí una y otra vé contantemente.

Con tó, cuando acabamo y se quedó dormía todavía me dio tiempo de vé a la comparsa de Subiela, Los perfumistas y a una chirigota de Alcalá de Guadaira, En primera línea. Me fui pa la cama pensando que a la mañana siguiente lo vería con el peaso deuvedé grabadó y cuando he ido a echá mano me dise que no reconose el formato del deuvedé. Me ha dicho mi Sergio que es que no es meno erreuvedoble sino má erreuvedoble. Menos má que me queda Onda Cádi que lo repite contantemente en bucle y todavía estoy viendo la sesión. Y ademá con el gustillo cuando veo la R de repetisión en lo arto de la pantalla recordando lo que hise ayé.

9 comentarios:

Raùl Junquera dijo...

CARMELO:

No tengo palabras ni en serio ni de cachondeo, no tengo ganas de darte caña ni de dejarte tranquilo,no se que hacer contigo, me estas volviendo loco cojones!!

Gracias por este trabajo que te estas tomando en acercarnos el carnaval hasta nuestras casas.

PD. Me alegra un montòn que VALENTIN haya salido a la palestra de nuevo y lo de los cincuenta leuros lo ha dicho èl, yo creìa que era menos, pero èl que es sabio tendrà que tener razòn, asì que ya sabes, paga cojones!!!

UN ABRAZO PA LOS DOS!!

Anónimo dijo...

Po Carmelo que se repitan muchas noches como éstas y gracias por traernos al carnaval con ese puntito guasón. Me encanta.

salvochea dijo...

Quillo, que callao te lo tenías pisha.

Si ha abierto un bló de carnaval y no le has dao publicidad ni nada. Joder Carmelo eso no se hace.

Ahora pasaré a leerlo todos estos días para estar bien informado.

En Carnaval de Gades van poniendo todos los videos de las actuaciones del Falla.

Saludos

Carmelo dijo...

Salvo, pciha mia, si te he venio poniendo los enlase y al laito he puesto lo del Carnavá del Carmelo. A vé si es que se te está pegando la caraja de los del Norte, cojone. Y yo creyendo que tú me hasía publisidá en Punto Radio de mi bló de Carnavá.

Ya sabe que es lo que tiene que hasé. Jeje.

Un abraso
Carmelo de Cádi

salvochea dijo...

Poesía pura, Los perfumistas, pero light, primero ignoran a quien les hizo grandes, luego solo le dan caña a los compañeros.
Luego hacen como la madre que viendo desfilar a su hijo que llevaba el paso cambiado decía: ole mi niño el único que no lleva el paso cambiao.

Ni una crítica al sistema, al poder local, nacional, del Concurso o del patronato. Se ve que todos funcionan bien, pues que alegría.

Habrá que esperar otras letras, pero es todo muy, muy light.

Como la Catedral del mar o El mercado de las maravillas.

Ahora cantan de vicio eso no se les puede negar, como hacen ellos con Martinez Ares.

Ah, por cierto el autor se esconde trás la comparsa para justificar sus palos, o la comparsa asume la licencia que se toma el autor para dar leña porque le interesa.

salvochea dijo...

Es cierto veía los enlaces pero no me dió por satisfacer esa curiosidad innata que tengo, hasta hoy.
Debe ser la caraja, o que me voy haciendo mayor.

Sigo leyéndolo todo.

Saludos desde El Bierzo.

m. dijo...

buenísimo. mis saludos a chari :)

Paco Rodríguez dijo...

Carmelo yo también te quiero........ Regalame un deuvedé

Manuel Rubiales dijo...

Mu bien Carmelo, yo creo que el mejón regalo pa la Chari vino después de los postres. Lo del DVD era mojón al lao de lo otro. Un abraso.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner