Carmelopoli

jueves, 10 de enero de 2008

Sena de cumpleaño

Iguá alguno me echó de meno ayé y pensará que me escaqueé porque ya estoy, como Cádi entero, buscando la baja pa pasá el concurso, el Carnavá y, si se tersia, hasta la Semana Santa sin tené que dá palo al agua. Ná má lejo de la realidá, por Dió. Yo la baja la tengo ya consedia de por vida y esto lo hago como un plasé, como dá un paseito por la Caleta, como comerme un cartucho de choco o cuarto y mitá de casón. Pero si ayé no estuve asquí no fue por plasé, sino por fuersa mayó. Mu mayó.

Estaba yo tan tranquilito, a las nueve de la mañana, soñando que Martine Are volvia con La Milagrosa Dó y me llamaba a mi pa hasé de direstó porque ya no se habla ni con el Catalán ni con Subiela. Totá, que ya estabamo en la finá cantando un pasodoble a favó de Nuestra Señora, porque con Martine Are la finá está asegurá y el compi está mu cambiao, cuando sonó el timbre. La Vane se habia ido a la Universidá, mi Chari roncaba como solo ella y Maria la Yerbabuena pueden haserlo y mi Sergio... bueno, pa despertá a mi Sergio haria falta meté a toa la primera fila de la comparsa de Quiñone en su cuarto y que tiraran tos por alto. Me tocó levantarme. Abro la puerta y un gachó con una espesie de chaqueta que no tenia que sé suya porque le quedaba larga y la gorra en la mano. "¿Don Carmelo Gomez Ramirez?" Yo me quedé con toa la cara del hermano mayó de la Piedá el miércole santo porque a mi es que me cuesta un poquito reasioná por las mañana.

Basilio que, asín se llamaba el de la gorra de plato, me esplicó que traia ordene de la Sarsuela de recogerme y llevarme pa palasio del tirón porque despué de la llamá que le hise los otros dia y el pó que habia escrito estaba entre los selesto invitao a la sena. Yo no lo tenia claro porque a esas cosa hay que ir arreglao y yo no tengo ni traje ni ná. Ademá, que no tenia ná pa regalarle al rey y a mi me da mucho corte colarme en un cumpleaño sin un detallito pal homenajeado. Pero a esas hora, ¿adónde iba yo a comprarle algo? Y por otra parte, ¿qué le regala tú a un Rey? Totá, que le dije que no al chofé de palasio pero el Basilio me dijo que tenia ordene estrita de Su Majestá de no irse de allí sin mi.

Bueno, os resumo las divagasione personale mia interna, pero a la media hora ya estaba toa mi calle en lo arto del coche ofisiá, tocandole los tapacubo, tirando de las banderita y le dije a Basilio que si él pagaba la gasolina y la autopista, se podia esperá un segundito que me pusiera mis mejores gala y me iba con él. Cogí mi jersey del Esprinfi, la camisa blanca de la boda y los pantalone vaquero y tiré pa palasio.

El viaje no me se hiso mu largo porque tó fue salí por el puente Carransa y quedarme traspuesto que ya cuando me disperté estaba en la puerta de la Catedrá esa moderna que han hecho en Madrí. El portero me vio llegá y me dijo que asín no podia pasá. "Joé, buena discoteca esta" le dije al compi. Llamó por el movi a un superió, me metieron en un despacho y me sacaron una traje chaqueta negro con su corbata y tó. La camisa me la quedé, porque pegaba pero o no habia visto a nadie tan elegante desde que pasé por la puerta de El Faro y vi a los camarero.

Estaba allí toa la gente má importante del mundo mundiá Vi al ZP sin la parienta pero con Asná y Felipe y ni se pegaron ni ná. El Asná está pa verlo con esas melena que parese el del medio de Los Peko. Nadie llevaba regalo asín que me quedé má tranquilo y le di la mano al Juan Carlo y un beso en los nudillo a la Sofi que a punto estuve de tragarme el anillo de perla que llevaba la gachí. "Felisidade picha, pero la prosima vé avisa ante que no te he traio na". "No pasa ná, no te preocupe". Se ve que como él tiene de tó, po no le importa. Igualito que yo, que si no me trae alguien un regalo a la fiesta de mi cumpleaño no lo de jo pasá.

Ante de empesá se pusieron con los discurso y dije yo "Vamo a comé primero y endespué ya me contai lo ques querai". No vea como se pusieron tos allí. Por lo meno podían habé sacao unos aperitivito pa ir matando el gusanillo que estaba yo ya esmayao. Se ve que allí primero largan y despué ya comen pero yo con el estómago vasio es que no rijo y no puedo ni hablá ni ná. Empesó el Rey que dijo, má o meno lo del discurso de Navidá pero en su versión de pié. Y despué el Prinsipito que le dio una sorpresa al pare con un discurso. Vaya mierda sorpresa. Si mi Sergio me hase una sorpresa que sea una gachí que salga de una tarta, una fiesta de camisetas mojás, la comparsa del Tino cantando solo pa mi,...

La verdá que yo allí no pegaba porque ná má que había gente con carrera. Me tocó en la mesa con Fraga, el presidente de no sé qué Tribuná, uno de una universidá y el barba de ugeté. Al Fraga no se le entendia, el del Tribuná y el de la universdiá hablaban entre ello y el de la ugeté na má que sabía preguntarle a los camarero por los curso de prevensión de riesgos laborale y las paga estraordinaria. Un rollaso.

El primé plato fueron una espesie de ostione que yo pensé que era un homenaje a mi mismo por la ostioná que está a punto de selebrarse, pero por lo visto esos ostione eran gallego y le disen viera o algo asín. No vea el porculo que dio el Fraga disiendo que eso era gallego, que era produsto tipico de su tierra. Po pa ti, cojone, que endonde se pongan unas tortillita de camarone. Yo esperaba má entrante cuando trajeron del tirón el plato prinsipá que era como una caballa con piriñaca pero en pescao blanco. Le pregunté al camarero, que llevaba más dorao en el uniforme que lo que hay en el joyero de mi Chari, y me dijo que eso era lubina con verdura. Un mojón, porque en dó bocao ya estaba comía la lubina.

Como tenia una jartá de hambre lo que hise fue pedí pan que me comí lo meno siete piesesita. "Traeme una barra y ya me voy cortando yo" pero el fulano me dijo que solo tenian esas piesesita. Allí es que son de comé cosa mu chica en plato mu grande. A la ostava piesa de pan que pedí el jué me miro malamente y ya ni me la comí ni ná porque yo lo ultimo ques quiero son poblema con la justisia, que mira tú a Julián Muñón, por meno de eso lleva ya un año enchironao.

El peó rato fue cuando me entraron gana de meá y me tuve que levantá yo solo a busca los servisio. Al girarme le di sin queré con el codo en la cabesa al Chave que fue lo que yo le dije "si es que tiene mucha, cojone" y le pisé la capa esa negra que llevaba al Obispo de Madrí que cuando se levantó tenia to la marca de mi pisá en el traje de faena. Por sierto, hay que vé como son los cura que no se quitan el trajesito ni pa ir a un cumpleaño. Buscando el bate me entró jindoy porque allí tan solo, esos pasillo tan largo y sabiendo que aquello era el palasio del Pardo, yo temia que saliera por una esquina Tito Paco y me echara un broncaso. Totá, que en el cuarto pasillo largo tenian allí una espesie de planta tropicá, yo miré a un lao, miré pal otro, y le eché agua con alimento a la plantita que seguro que lo agradesió.

Yo esperaba ya que apagaran las luse, trajeran la tarta, el Rey soplara las vela,... pero no. De postre trajeron un trosito de pasté de limón y ni le cantamo ni le tiramo de la oreja ni ná de ná. Que lasia son esta gente que han terminao sus carrera universitaria. Eso debe sé lo que le está pasando a la Vane, que en la Universidá te enlasian, te quitan la chispa y la alegria. Fíjate si son lasio, que despué de la sena se fueron yendo los invitao y ni pusieron musiquita pa bailá ni ná. Solo nos quedamo allí el ZP, el Obispo de Madrí, y yo. Los que íbamo sin la parienta, vamo. Asná quería quedarse a tomá un copaso (hay que vé lo que bebe ese gachó, parese de mi comparsa) pero la mujé le echó una mirá que el bigote agachó la cabesa y tiró pa casa. Yo viendo el panorama, les propuse irno los tré que quedábamo a un pá a tomarno la ultima y así hablaban ellos de sus cosa que llevan una mala racha, pero el Obispo, el Rouco o algo asín, dijo no sé qué de perversión, lujuria y depravasión y ya me cortó el punto. Ademá, ZP desia que ante de ir a un pá tenia que pasá por una barraca a comprá arvellanita. Con ese panorama avisé al Basilio y le dije que me trajera de vuelta.

Y aquí estoy, las ocho de la mañana y acabo de llegá a mi casa. Como siempre que selebro el cumpleaño de un colega. Pero esta vé ni ha habio estriti, ni nos bemo emborrachao y ensima he pasao hambre. Asín que desde asqui le digo al Juan Carlo que la prosima no cuente cormigo y se busque unos colega má enrollao. Que los de la sena de esta noche eran tos mu lasio.

3 comentarios:

Vicent dijo...

Yo creo que ya lo he preguntado pero como no he leido la respuesta lo pregunto otra vez:
QUE ES EL CASON?

Por cierto, muy mal eso Carmelo de mear el tiesto, ademas no has comentado si habia alguna gachí de buen ver entre los invitados o eran todas unos cocos.

juane dijo...

Pos mira voy aprovechá y te lo esplico. El casón con asebnto en la ón es un condroictio elasmobranquio que se cría en las costa de cadi provincia y aledaños.

Normalmente viena acompañado de adobo y frecuentemente en tomate,aunque lo podemos encontra guisao con papas en amarillo etc etsé.
Si está vivo se llama PEZ y si está pescao pues pescao normal.

Lo que pasa es que er menda este es de cai y entose escribe casón en vez cazón como decis ustede los finos. Explicado.

Y ahora ar carmelo de cadi desirle que me ha gustao una jartá lo que he leio. Que ser de cadiz es una grasia que no puede ser consedida a todo er mundo y que yo también lo soy y aquí me presento pa desirle que leeré su blog como er diario de cadi pa reirme una jartá.

Un saludo carmelo y viva er cachondeo. Que peaso de carta a los reyes majestades . Ahhh VIVa CADI

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

Carmelo, pichita mía, ¿pero cómo se te ocurre mearte en una maseta de palacio, quillo...? Tu imaginate que le de ar Froilán por arrancarle una floresita pa ponersela en el pelo a su mare y empiesa a la susudicha a olerle la oreja a casón, pero no en adobo, no, sino del pasaito. Eso no se hase home.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner