Carmelopoli

lunes, 2 de noviembre de 2009

El futuro de las tradisione

Estábamo ayé, mi Chari y yo, ejersiendo de un buen matrimonio, es disí, almorsando los dó en el salón con la tele puesta. Como los domingo no hay Sálvame porque es el día que Belén Esteban tiene que ir al piojito, que en Madrí se llama el Rastro y en vé del lune es los domingo, porque ello son asín, que no llaman a las cosa por su nombre, po no hay poblema pa podé vé el Telediario entero.


En los telediario como los de este domingo se hablan de muchas cosa mu rara. Como no hay notisia de las de verdá, de las de Setapé, el Mariano, el Borbón y esas cosa, porque esa gente está de vacasione, po se tienen que fijá en otras cosa. Por eso salió por la tele el Mojama y su parienta vestía de tigresa, que má que una tigresa paresía una elefanta disfrasá, de lo grande que es la gachí. Estaban los dó en la puerta de la Casa Blanca repartiendo caramelo a una jartá de niño que pasaban por allí. Pero bueno, que yo lo del Jalogüin lo tomé como una notisia má, de esa del estranjero, porque a mi no me parese malamente que cada paí tenga sus tradisione. Cádi tiene las suya y si los americano quieren tené otra y en vé de Tósanto, que es mucho má bonita y divertía, selebran Jalogüin, po allá ello. Lo que no estoy dispuesto es a asestá que Jalogüin invada Cádi y cambie nuestras tradisione arraigada. Por eso, la frase de mi Chari me sentó peó que un gol de Mario Bermejo.

- Carmelo, ¿te da cuenta de que nuestros nieto selebrarán Jalogüin?

De momento no entendí la frase y puse cara de Jurado del Falla cuando canta la comparsa rivá de la comparsa en la que él salía ante y a la que, por supuesto, no piensa benefisiá, faltaría má. Una cara asín como entre estriñio y alelao. Respondí:

- No creo que mi Sergio aseste que sus hijo se disfrasen de bruja y demonio en vé de ir a vé a los cochino vestio de consejale en la plasa. Jóvene como él son los que mantendrán las tradisione de Cádi en el futuro -dije yo tó convensio. Pero mi Chari me miró como se mira a un anunsio de eso de coche, de los que no te entera de ná. Y me dijo:
- Yo no lo digo por mi Sergio. Lo digo por mi Vanesa, que tendrá niño americano.
- Mi Chari, cariño, ¿tú no tendrá aleinin de eso que te se olvidan las cosa? Que la Vane ya no está con el Pite.
- No sea carajote Carmelo. Ya sé que mi Vanesa no está con el negro ese que mala puñalá le den. Pero también sé en dónde está y con quién está. Que ayé hablé con ella y me lo contó tó.

La última frase me dejó un poco asustao. La Vane se lo había contao tó. Pero, ¿ese tó incluía mi rosonaso con la Almubuena que dio lugá a que yo abriera viaje Carmelo y le finansiara su desplasamiento a los Estado Tó Unido de América? Del tirón, descarté tal posibilidá, no por la fidelidá de la Vane a su palabra (que también) sino porque la reasión de mi Chari ante tales palabra no habría sio tan pasífica como era, sino que habría supuesto, casi con total seguridá, la amputasión de alguno de mis miembro prinsipale, es disí, lengua, mano o picha. Ella siguió:

- Que ha hecho un detalle mu bonito que tú le ayudara a recuperá al amó de su vida y que dise que le está mu agradesia a su pare. ¡A su pare! Y no dijo al Carmelo, al gachó ese o a tu mario. Ha hecho un detalle mu bonito de tus parte, Carmelo, casi tanto como el detalle de hasé saltá chispa en el estribillo del Brujo.

Yo tampoco supe a qué venía la referensia al Brujo, pero es que mi Chari es de la que lo mescla tó con los carnavale. Bueno, el que lo mescla tó con carnavale soy yo. Ella lo mescla tó con Martíne Are. Yo habría dicho, un detalle casi tan bonito como el que tuvieron los del Bale Sun sun malacatun de tirá polvorone y sumito en los cuplese. Pero es que yo soy má generalista en el mundo del Carnavá. Mi cabesa iba por su lao, pero mi Chari siguía con su charla.

- No me ha gustao ná que no me lo biera contao. Pero me ha paresio una cosa mu bonita. Carmelo, de verdá. Mu bonita.
- Pero, yo le di el dinero pa que se fuera con la Cacelin.
- Ya, ya lo sé.
- Entonse, si sabe que está con la Cacelin, ¿cómo cré tú que va a tené hijo con ella? Porque yo creo, que eso no son como dó piera, que si las rosa mucho hasen fuego. Ahí, por mucho que rosen chochito con chochito, no sale ni un espermatosoide.
- Carmelo, no sea basto. Y no sea antiguo, picha. Que ere mu antiguo. Ahora hay otras fórmula pa la paternidá de las pareja de tortillera.
- Hala. Y el basto y el antiguo soy yo.
- Llámala tortillera, llámala bollera, llámala liviana. No me toque el coño, Carmelo, que no estoy dando un discurso político. Tú sabe a lo que me refiero. Que dentro de ná ya permitirán a las pareja del mismo seso alquilá o comprá niño, como a las pareja normale. Y o si no, la fecundasión en vidrio. Ellas dó tendrán sus churumbele. Y serán americano. Y harán Jalogüin.
- Mi Chari, ¿tú te imagina que compren a una niña de esa chinita de las del pasodoble de Quiñone? Tendremo una nieta chinita, que a mi no me parese malamente porque má cadista que ella no habrá nadie, que llevará el coló amarillo en la sangre. Pero esa chinita, la noche de Jalogüin viendo pinícula de miedo, en vé de vé el Don Juan.
- Carmelo, no diga tonteria, que tú en tu vida ha visto al Tenorio. El único don Juan que tú ha visto era el prasticante que tenía la consulta en la calle Jesú Nasareno.
- Pero sé que esiste. Yo conosco nuestras costumbre. Y no me puedo imaginá a mi nieta vestia de bruja, llamando a los telefonillo de la calle Benjumeda y disiendo "¿truco o trato?".
- Carmelo, hay que sé abierto a las tradisione. Respetá la cultura de los otros paíse.
- Yo la respeto, mi Chari. Pero allí. Asquí lo de recogé caramelo en las casa me parese una carajotá. En América porque no habrá barraca, pero asquí yo cojo a la chinita y le compro kilo y medio de sugu y me la llevo a vé las breca disfrasá de trabajadore de la General Moto.
- Cómprale sugu, porque como la cosa siga asín, no va a tené cojone de que se coma ni una castaña asá. Que vaya tela de caló que hase un día de Tósanto como hoy.

Y de Jalogüin pasamo a hablá del tiempo y despué de lo buena que son las nuese pa la sirculasión y que las castaña de ahora no son pilonga como cuando éramo chico. Y ni dormí la siesta de lo que charlamo, porque sin Sálvame, se fomenta nuestra conversasión. Pero no por charlá me se quitó a mi de la cabesa el temó, el miedo por el futuro de nuestras tradisione. Porque yo no puedo permití que mi nieta la chinita, o como sea mi nieta, contribuya a imponé Jalogüin frente a Tósanto. Asín que, me he propuesto como prósima misión vitá educá a mis nieto en las tradisione y costumbre culturale de Cádi. Sean de donde sean y nascan en donde nascan, porque la globalisasión folladora de mi familia no puede debilitá las tradisione y costumbre gaditana.

2 comentarios:

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Pues si Carmelo; nos cansamos de nuestras tradiciones y cogemos la más ridicula americanada.

No será necesario que tu nieta nazca en america para celebrar "Jalogüin", porque aquí ya lo van a celebrar los futuros nietos de muchos españoles, aunque en noviembre en vez de comprar cucuruchos calentitos de castañas, les veamos ensangrentados como cochinos.
No tardaremos en celebrar el día de acción de gracias (o como también lo llaman día del pavo).
Ya casi nadie pone belen en navidad y hemos jubilado a los reyes magos porque el gordo barrigón nos hace mas gracia... bueno, yo no, que lo mio es conservar las tradiciones: pongo belen y no arbol, porque las unicas bolas que quiero en casa, son la de mi marido y no colgadas de un arbol precisamente.
Los regalos los damos en esta casa el dia de reyes y las acciones de gracia, las leo en tu Blog cada día.

Besos.

Marisa

Sonia dijo...

¡Que razón tienes, Carmelo! Qué pena que una americanada como ésa se imponga en nuestro país por los intereses comerciales de quienes la fomentan.

Cádi, porque es mucho Cádi, pero por aquí hay gente que no se disfraza en Carnaval y sí que lo hacen para asistir a una ridícula fiesta de Jalogüin.

Pena, penita, pena.


Saludos :-D

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner