Carmelopoli

jueves, 19 de noviembre de 2009

El tiempo

El tiempo es una cosa estraña. No me refiero al tiempo del sielo, que también es estraño porque lo mismo hase una caló del carajo el 18 de noviembre, que el 19 se pone a llové como si quisieran convertí Cádi en Venesia. Pero eso está identificao y se llama cambio climático por culpa de tó los aire condisionao que han comprao la gente de interió, que se mueren de caló en verano y de frío en invierno, con lo malo que son el aire condisionao pa la amósfera y el conjunto del planeta que a vé cuando los prohiben, que no hay mejón condisionadó de aire que la brisa de mi oseáno aslántico.


Del tiempo que yo hablo es del tiempo de pasá. Porque el tiempo pasa y provoca unos estraño efesto en las cosa. No me vi a poné en plan filosófico a disertá sobre el tiempo, la materia y el espasio, que pa eso están los libro de Aristótele, Platón y los pupurrí de Juan Carlo. Lo mío es má mundano. Má de cosa sobre el terreno, en plan pasodoble de Quiñone.

Por eso yo quiero que reflesionemo un momento sobre la cuestión. Reflesioná no tiene ná que vé con hasé flesione, asín que no asustarse. Reflesioná requiere pensá. Asín que aunque es meno habituá, no se suda, que eso siempre echa pa atrá. Y reflesionando os podrei dá cuenta que el tiempo provoca cambio paradójico en las cosa y en las persona.

En los coche, por ejemplo. Tú te compra un coche nuevo que es maravilloso y te encanta. El tiempo pasa y tú acaba pagándolo. El coche ya no es del banco sino tuyo, pero en ese mismo instante el coche se ha hecho viejo y tú ya está deseando cambiarlo, como Julio Iglesia de parienta o Juan Carlo de contralto. Sin en cambio, si aguanta con el coche otra tirá de año, el coche deja de sé viejo pa pasá a sé clásico. En ese momento ya tú no quiere cambiarlo sino que presume de coche antiguo y te pasea con él por las calle de Uropa, hase ralli o lleva a pareja de novio al matadero.

En la gente, también. Los efesto son mu variao. Puede paresé, en prinsipio, que el tiempo envejese. En verdá lleva parte de rasón, porque con el tiempo te salen las arruga, te se achica la picha y, en muchos caso, se inutilisa y empiesa a dejá de controlá los músculo que aguantan el meao. Eso es verdá, pero el tiempo también pasa pa mejón. Por ejemplo, vente año de una mujé de trenta la convierten en una de sincuenta y la cosa flojea. Pero una niña de sei año, con vente má, es una piba de ventisei. No sé si me esplico. Lo mismo que con la picha, porque con cuatro año la picha no te vale pa ná, pero con venticuatro año la tiene al sien por sien que ná má que tiene que vé un tobillo pa que te se ponga pa partí almendra de canto.

Incluso en las comparsa el tiempo tiene efesto diverso. El día siguiente de escuchá por primera vé los pasodoble de La Milagrosa me paresieron regulá ná má, pero con el paso del tiempo, le voy cogiendo el gustillo y eso de "Dime quien coño te has creido", me gusta má y má. Pero con Araka me pasa justo al revé. Pongo el compas y, quitando la presentasión, la cosa me parese que no habría pasao de tersé premio cualquier otro año. Es verdá que eso no me pasa con los pasodoble de Paco Alba, porque por eso no pasa el tiempo.

Tó esto se resume en el mágico efesto de la memoria, que hase que el tiempo que pasa por determinada cosa las haga que parescan más mejore de lo que eran. Son las cosa de los recuerdo, que hasen que de tu esnovia, a la que dejaste por como olían los peos que se tiraba despué de desayuná los sereale con fibra, sólo recuerde lo bonito que tenía los deo gordo de los pié. O de tu hermano el chico, haiga olvidao cuando te quitaba tu onsa de chocolate de la semana y sólo te acuerde lo guapo que estaba el día de la comunión.

El olvido y los recuerdo son asín. Tan asín que hasen que diesisai año despué el Diario le dé una entrevista a Carlos Día que no se sabe si es el mismo al que "se le caían los huevesito" o el hijo secreto de Fermin Salvochea. Si es que, con el tiempo, hasta el período de Ramoni con Juan Carlo se considerará glorioso.

8 comentarios:

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Me daba penita que nadie te comente este pó y aquí te dejo mis buenos deseos para el finde.

Besos.

Marisa

Anónimo dijo...

Carmelo eso de la lluvia es por tu culpa! que le rezaste a San Germán para joderles la película. No le reces mas! que voy la semana que viene a Cádiz y no he visto el sol en meses! Un abrazo desde Oslo y feliz fin de semana para todos.

Mostolino dijo...

Ere un poeta Carmelo... Tu sigue asín y acaba como el Juancalo... Jaja

Mostolino dijo...

Por cierto, ¿No querías sugerencias? Dinos cómo se vive el 20-N en tu Cai... ¿No hay fiesta ni barbacoa ni na? ;-))

Sonia dijo...

Hoy no estoy de acuerdo contigo, Carmelo. Vente un veranito a Córdoba con 50 grados a la sombra, verás como te compras un aire acondicionao :-P Que la brisa del río Guadalquivir deja mucho que desear, jeje.

Por cierto, no está este enlace en el feisbú, como no lo habías puesto no me había yo percatao de tu nuevo pó.

Como dice Marisa, buen finde ;-)

Saludos

(Tú sigue dándole pullitas a JuanCarlo que al final te saca un cuplé este año)

Marisa Pérez Muñoz dijo...

CARMELOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
¿¿¿¿QUÉ HA PASADO CON LOS TOROOOOOOOOOOOOOOOOSSSSSSSSSS?????

¿Ves? ya te decía yo que por qué no lo hacían virtual. ¡¡¡Para que encima sea mala la pelicula!!!

Besos.

Marisa

Manuel Rubiales dijo...

A quien se le ocurre soltar sei o siete morlaco por las calle de Cái, eso namá que sirve pa que los autores este año se jinchen a escribí sobre el tema..., normá, si es que se lo ponen a huevo. Anda que no van a haber cuernos ni ná este año en los carnavale. Yo creo que tendrían ques sacar la segunda parte de "los ultimos en enterarse", pa redondear el asunto.

Maruja dijo...

Carmelo: es cierto que eres un gafe, pero...¡¡¡ gafe, gafe, gafe!!! ¿ no eras tu quien decia que donde iban a encontrar gente en Cadiz que quisiera correr delante de un toro? Pues ahi los tienes, todos corriendo, los que han cobrado y los que no.¿no decias que estabas un poco molesto porque no iban a rodar por tu calle? pues creo que han "rodao" por todas partes.
¿tu estas seguro de que le explicaste bien a San German, que lo que querias era un chaparrón? Pa mi que el santo se ha pasao siete pueblos...¡¡¡ menuda la que habeis liado el santo y tu!!! ja ja ja

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner