Carmelopoli

sábado, 1 de marzo de 2008

Jarro de agua fría

Yo creo que ni el Benedisto organisando una despedida de soltero habría cosechao un fracaso tan grande como el que ayé cosechó mi operasión salvá mi matrimonio. Creo que ha hecho el hundimiento má grande desde que el chavalito ese con cara niña se ajogó en el Titani con lo fría que tenía que está el agua y la gachí allí tan tranquila salvándose sin echá ni siquiera un cable. Po algo similá me pasó a mi ayé.

Que conste que uno de los grande culpable del fracaso de la operasión he hecho yo mismo, que con buena intensione solamente no se llega a ningún sitio, y si no preguntárselo a mi amigo Llamasare. Faltaba trabajo previo, faltaba esfuerso de preparasión pa que la operasión frustificase en una cosa buena de reconsiliasión, musiquita de violine y corasonsito alrededó de nosotro, pero es que trabajo y esfuerso son palabra que yo trato de esquivá, pero esta vé habrían hecho nesesaria.

¿Cómo salvá mi matrimonio? era la pregunta que me daba vuelta ayé por el coco. ¿Cómo lográ que mi Chari se sensibilisase una mijita cormigo y me perdonase, que tengo la colusna vertebrá como una viga de la Viña? Dándole vuelta a la idea me fui a dá un paseo a La Caleta, que ya ha llegao el verano a Cádi y está el tiempo estupendo. Que mi matrimonio no funsiona, pero mi Cádi nunca me falla, sigue estando ahí, tan bonita como siempre. Totá, que serca del Puente Caná, las musa de la reconosiliasión no me llegaban. Con la cabesa agachá como si acabara de cantá un pasodoble con Antoñito Martín me volvía a mi casa cuando me encontré a la Pura, la mujé del Angelin.

- ¿Qué te pasa Carmelo, hijo, que está tan triste? - Y le conté lo mío con mi Chari.
- ¿Qué puedo hasé, Pura hija, pa reconsiliarme?
- Eso es mu fási, Carmelo, dirle lo que tú siente por ella. Y a sé posible, llévale algo de regalo, que eso nos encanta a las mujere.
-¿Un regalo? Es que la cosa está achuchá, Pura.
- No me sea rata, Carmelo, un regalito, un detallito, algo pa que ella se dé cuenta que tú te preocupa por lo vuestro.
- Pero si se lo digo ya ella le tiene que valé, ¿no?
- No, Carmelo, que las palabra se las lleva el viento. Tiene que sé algo tangible, y contri má caro mejón.
- Joé, Pura, qué difísi me lo está poniendo. Un regalo, y contri má caro mejón.

Ya si que estaba agobiao del tó. Tengo que echarle cojone de hablá con ella y, ensima, gastarme dinero en un regalo. Pero como si la Diosa del paquete de tabaco me sonriera, me crusé con uno de los sobrino de Mojamé que venden cosa por la calle. "Paisa, paisa, barato, barato" Era una señá del sielo. Me empesó a enseñá cosa.

Un vión que va por el suelo y levanta las ala enmientra que hase música. Eso es pa niño chico. Una calculadora solá que te convierte de peseta a leuro. Eso no le va a gustá, que ella presume que hase los calculo de coco, aunque siempre se esquivoque y siga disiendo que dié leuro son mil peseta. Una espesie de mini aspiradora pa quitarle las bolita a los jersei. Eso estaría bien, aunque pa las bolita de los jersei de mi Chari, má que una aspiradora hase falta un domadó.

"También tené reló", me dijo el comedó de kebá. Se abrió asín la chaqueta y me enseñó una jartá de reloje que tenía guardao. "¿Pa paisa?" "No, pa una gachí". "¿Reló pa señora?" "Pa mujé". A mi es que lo de llamarle a mi Chari señora no me se queda claro. Me enseñó dó reloje una jartá de bonito, uno dorao y otro de plata, con perla presiosa por el rededó. "¿Cuánto cuesta ese?", le dije preguntándole por el dorao. "Cuarenta uro". "Tes qui ya al carajo, a vé si tú te cree que cristiano ser tonto". "No, paisa, por sé pa señora de paisa, solo vente uro". "Enga ya. Con rasón Rajoy está tan mosqueao con vosotro, si pegai esos clavaso por un reló". Yo intentaba tensá la cuerda del regateo, como si fuera el mismisimo Leo Messi. "Quinse uro". "Dié leuro es lo que llevo y todavía te estoy regalando cuatro". El moro trincó el billete de dié leuro y ni me dio papé pa envolvé ni ná. "A vé si tú creé que Jasan sé Corte Inglé".

Con el reló y mucho mieo, a eso de las nueve de la noche, cuando no quedaba nadie en mi casa, má que mi Chari y yo, me aserqué a ella, armao de való y le dije. "Chari, tenemo que hablá".

- Eso mismo te iba a disí yo. Esto no puede siguí asín. Tú no puede siguí durmiendo en el sofá.

Una alegría estraña me recorría tol cuerpo. La operasión se antojaba má fási de lo previsto.

-Aro, aro. Que me estoy destrosando la espalda.
- Tu espalda me da iguá, que hay un pestaso a tigre en el salón que mi mare no puede ni subí.
Me dejó má confundio que Gonsalo Miró el día del padre.
- Pero, ¿tu mare? ¿Y yo?
- Carmelo, tú siempre tan egoísta, siempre pensando en ti. Tú te va a casa de tu hermano, o donde tus quiera, pero de asquí a Semana Santa me tiene que dejá el salón libre.
- Chari, ¿nosotro? ¿nuestro matrimonio?
- Carmelo, me he estao informando y vi a pidí la separtasión. Despué de pensarlo mucho me he dao cuenta, de que yo no siento na por ti.
- A ti quien te manda pensá, Chari.
- Carmelo, no sea borde. Respétame.
- Chari, es que tú siempre ha tenio mucho sentimiento por mi. De siempre.
- Sí. Asco, vergüensa, desesión, repulsión,... muchísimo sentimiento.
- Chari, ¿to eso por berme olvidao del catorse de febrero?
- No, Carmelo, son muchas cosa.
- ¿Como qué?
- Como muchas cosa. Y no me haga ahora recordá, que yo también lo estoy pasando mu mal.

Y cogió el monedero, el bolso y se fue porque había quedao con las amiga pa jugá al bingo. Y yo, me quedé en el sofá, con el reló en la mano. A vé si Jasan me lo quiere descambiá. Porque si no, he perdio dié leuro, por toa la cara. Bueno, dié leuro y mi matrimonio.

11 comentarios:

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

Ofú que chungo picha, qué chungo. Pero vamo, tu te vaya a ensimismá y a agobiarte, que no hay mal que por bien no venga Carmelo, yo mismamente, me separé de mi exparienta y despué pude conosé a mi piba actual, un caramelito diez años má joven que yo y con una jartá de cuerda. Asín que aplícate el ejemplo, si la Chari quiere volá libre abrelé la jaula y guarda el reló pa la que quiera vení.
Un abraso.

Anónimo dijo...

Si ya te lo dije pishita, pero no me hicistes caso.
Tu no ves que sabe más el diablo por viejo que por diablo.

Te dije Carmelo disculpate, hazle un regalito, unas flores guapas, convídala a una buena cena,
y camelala, pero nada, te emburriaste y hala que salga el Sol por Antequera.

Y no me seas rata Carmelo, si la cosa está chunga de parné, unas flores, pero un relo de los paisa, cuando se regala algo tiene que ser bueno, algo de joyas que les pirra a las féminas, unos pendientes, una pulsera, aunque haiga que pagarla a plazos. Que ella aprecie el detalle y que vea que te importa, si no te veo mu chungo, con la espalda rota y callos en las manos (por supuesto evidentemente de las macocas) que te quedan por hacerte como no lo arregles.

Bueno, ya dicen que del viejo el consejo, como ademas son gratis, pues eso, pero tu ya los tienes pelaos así que, tu mismo quillo.

Saludos desde el Bierzo.

Posdata:

Ah, decirte que el día de Andalucía, tal cual un Martinez Ares cualquiera maté a Salvochea.

Un saludo

juane dijo...

chungo chungo chungo.
Lo siento pero leia tu blog pa evadirme de mis problemas...ahora ohalá que se pasen pa ti. Lo de la separasión pa que contarte. Ojalá que te salga bien la historia.

Ahhh yo empecé también durmiendo en un jergón fuera del dormitorio.

Lo siento y salud gaditana y cachondeo pa afrontarlo.

m. dijo...

a esta le están llenando la cabeza eh jajaj dios mío cómo se puso. ¿Por qué no le das celos? ¿Funcionará?

oriental dijo...

ojú...yo creía que ya la tenias en el bote... como mujer te digo que sigas luchando por la Chari...si eres quien eres, es por haber tenio una gran mujer detrás (eso dice el refrán)....en eso soy un poquito conservadora, vamos Carmelo que batallas más grandes has ganao, no desistas y a por ella. Besitos orientales

m. dijo...

esta perra no te deja usar la computadora, no? o ya te echó, carmelo.

El futuro bloguero dijo...

Espero que haya suerte Carmelo, pero pinta bastante mal.

Raùl Junquera dijo...

Sea lo que sea yo te apoyo CARMELO, es mejor dejarla ir a que te vuelvas loco un dìa, le des un grito y te meten preso por maltratador, acuerdate que tù puedes recibir todo tipo de insultos y vejaciones de tu mujer pero tu no puedes ni mirarla malamente si no quieres ver los carnavales pròximos desde una celda de puerto 2.

Ten cuidao pichita que la cosa està mu malamente y si estàs cabreao te vas pa la caleta y pega los gritos allì, pero que no los escuchen nadie, porque con la mala leche que tiene la cahri esa te mete preso...

SALUDOS!!!!

Anónimo dijo...

Algún cuerdo que interprete en la clave correcta que los escritos de este blog no son más que las pamplinas de un personaje capaz de embaucar( en el buen sentido)con su gracia y su "desvergüenza" a los lectores que al menos vienen a aquí a pasarse un ratito agradable con la capacidad inventiva de Carmelo.

Coño seamos serios, o estamos todos locos excepto Carmelo o este está como una cabra si no nos toma el pelo con sus pamplinas.

Seriedad señores, Carmelo pishita ponle menos gravedad al asunto o no sé como acabará este lío que te has montado.

Que igual terminas separtao de verdad.

Un saludo

Carmelo dijo...

Manuel Rubiale, ajolá conosiera yo a una piba dié añó má joven que yo. O mejón quinse año mejón que yo y que me aguante y que no se queje, y que sea de Cádi, y que mes quiera, y que tenga perrilla,... No sé si pido mucho, pero ya que me toca cambiá, por lo meno me lo vi apensá bien.

Ex-Salvochea, toavía no tengo callo en las mano que tengo aquello como dó balone de rusby, porque en mi salón no hay intimidá sufisiente pa ná y no me gustaria que la Vane me pillara en mientra que estoy jugando al sinco contra uno.

Juane, yo no termino de entendé lo que mes quiere disí. Si es que con mis poblema te estoy refregando los tuyo, lo siento mucho muchísimo, una jartá. Pero bueno, que no te procupe, porque yo me lo tomo con filosofia. Con mucha filosofia.

m., o de los selo requiere a una voluntaria que quiera ofreserse pa darle selo y no creo yo que haigan mucha dispuesta. Ademá, toavía mantengo mi posisión en el sofá. Con una amiguita, iba a durá yo meno en mi casa que un presidente de eso que teniai ante en Argentina.

Orientala, yo lo de luchá lo llevo mu malamente, que no tengo ni espada ni escudo y luchá con mi Chari es má peligroso que unas vacasione en Irá.

m. toavia no me ha echao. Pero tengo fecha de cadusidá como los yugure: el 16 de marso es la fecha límite que me ha puesto la peaso de ... gachí.

el futuro bloguero, grasia por los ánimo. No es que yo pinte má, es que no pinto, aunque creo que ni pintando el famoso techo se solusionaba lo mío.

Raul, tú no te procupe que yo no le vi a pegá ni un chillio a mi Chari, má que ná porque no tengo cojone. Tú es que no ha visto a mi Chari y el caraste que ella tiene que es má basta que un bocadillo escombro. Por ahí no tenga poblema, que yo al Puerto sólo vi a ir a comerme una mariscá con la piba esa de quinse año má joven que dise Manolo que me va a consiguí.

Anónimo, yo estoy contigo en que me gustaría que tos los presente y lestore respetaran una mijita a mi Chari. Vamo, lo justo pa que me pueda meté yo con ella y nadie má, porque si por una hipótesi hipotética biera reconsiliasión, yo le puedo pedí perdón por lo que haiga dicho pero a vé cómo se lo disen ustede. Pero que nadie se procupe, que yo me lo vi a tomá lo de la separtasión como me lo tomo tó, con una servesita.

m. dijo...

¡antes de Semana Santa! Esa mujer no tiene corazón.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner