Carmelopoli

martes, 26 de febrero de 2008

Marginao

No se podei imaginá lo que me pasó ayé. Volvía yo a mi casa a eso de las nueve y media de la noche despué de ajogá las pena en el bá del gordo con mi cuñao Angelín que yo ajogué mis pena, pero el Angelin, direstamente, las emborrachó. Totá que abro la casapuerta y escucho ruido. "¡¿Quién hay ahí?!" pregunté enmientra que me ponía en posisión de ataque. No es que yo sea mu cagueta, pero como ahora está tol mundo preocupao con los ratero rumano y albanokosovare porque ya la gente se había acostumbrao a los ratero de asquí y si pasa algo siempre es un rumano, un moro o un colombiano. Meno cuando es un españó, que entonse es un individuo.

Se hiso el silensio un segundo y de repente se oyeron solloso, que vienen a sé como lloriqueo pero má flojito. "No me haga daño buen obrero". "Sin insultá. ¿Qué le pasa a usté, caballero?". El gachó se puso de pie, aunque pa lo que medía como si no se biera levantao. "Nadie me quiere, me ignoran". Yo me lo quedé mirando, como disiendo, a este lo conosco yo de algo. Era un tío bajito, con barba, chaqueta y un jersey de eso de cuello alto oscuro que tenía que tené tol cuello lleno de pelo de la barba.

El nota me hablaba y yo le daba vuelta al coco. ¿Quién carajo, es? ¿Quién es el nota este? Es que yo veo tanta gente al cabo del día. Ya está. "Tú salía con Martíne Are en Los Pirata". "Noooo. Nadie me conose". "¿En superviviente? ¿Gran Hermano? ¿Con Juan Carlo?" "No, no y no". "Ya está, tú salía en No te ría que es peó". "Noooooo. Yo soy Gaspar Llamazares, candidato de Izquierda Unida".

Ve como lo conosía. Pero es que el gachó sale tan poco en la tele que no me quedo con la cara. "¿Y por qué llora, picha mía?" "Porque no me han llamado para el debate. Sólo quieren al PP y al PSOE y a mi me ignoran, somos la tercera fuerza política del Estado español, somos los únicos que defendemos a los trabajadores". "Si vamo a hablá de cosa desagradable, lo dejamo asquí mismo". "No, perdone usted camarada. Es que yo quiero participar en el debate".

"El debate, el debate. Tanto rollo con el debate. ¿A quién le interesa el debate? Si eso no lo va a vé nadie". Al gachó se le salían los ojo de las órbita. "Anda que no. Si eso lo van a ver diez millones de personas". "Iiiiiiihhhh dié millone de persona, dié millone de persona. ¿Tú ha visto a alguien que tenga un contadó de persona de eso en casa? Eso no lo ve nadie, pero como queda feo disí que nadie le hase caso a la política po ponen sifra mu gorda. Dié, dose, quinse millone de persona". El tío estaba como Unicaja cormigo, no daba crédito. "¿Qué dice usted, proletario del mundo?" "Que sí, quiere que te lo demuestre, picha, sube a mi casa y verá".

Llegamo a mi casa al filo de las dié. Mi sofá estaba usurpao por la Vane, por mi Sergio y por mi Chari. "Vale que te vaya a dejá, pero no te empiese trayendo a maricone a casa" nos saludó mi Chari. "Yo no soy homosexual, estimada trabajadora de su hogar, aunque respeto todas las opciones sexuales". Yo me senté y Gasparín me imitó. Cogí el mando a distansia. "Vamo a poné el debate". Los abucheo se escucharon hasta en Rota. "Quita eso, opá". "Carmelo, que va a empesá Sesei Miami y quiero vé al caramuerto". "Carmelo, que hoy no duerme ni en el sofá".

"Ve lo que te disía, el debate no le interesa a nadie. Asquí estamo una representasión de una familia gaditana cualqueira de nivé sosiá medio y nivé culturá alto, que preferimo vé a los cadávere del Sesei ante que a esos dó con cara cadave". Pero Llamasare insistía. "Ponga usted el debate, estimado compañero". Yo no sé pa que quería verlo si cada vé que hablaba Rajoy se ponía malo y cuando hablaba el ZP má malo todavía. "Eso no es así, falacias, que sólo decís falacias, estais anclados en el pasado, sois compañeros en el modelo neoliberal de la economía capitalista". Refunfuñaba entre diente.

Empesó Sesei y, por supuesto, abandonamo el debate. En los descanso volvíamo al Cara a Cara, pero Gasparín se esaltaba "Yo represento a la clase obrera, a los ecologistas, a los gays, a las lesbianas, a los represaliados en la guerra, a los comunistas, a los sindicalistas, a los trabajadores, a los desempleados,..." Con lo chico que es, a la de gente que representa el Gasparín. Yo lo notaba que hasta él prefería el Sesei, que ya empesaba a predisí. "El asesino ha sido el negro, perdón, la persona de raza oscura, descendiente de una familia emigrante de África que fueron tratados como esclavos y por eso, en represalia, él se ha vuelto violento con la edad". De toas forma, no atinaba, porque en toa la serie no salió ni un negro. Pero bueno, ya se sabe que Llamasare vive en su mundo.

Entonse llegó la hora fatídica. En uno de los descanso de la serie al barba se le crusaron los cable no sé como ni porqué y empesó a gritá: "Monárquicos, que sois unos monárquicos los dos. ¡Viva la república!" Mi Chari se le quedó mirando con los ojo inyestao en sangre. "Ahora que me estoy dando cuenta. Tú ere Gaspá Llamasare". "El mismo, para servirle compañera de fatigas en la lucha sindical". "Compañera, ni compañera. Tú fuiste el que quemaste la afoto de la familia del rey con la cara del Marichalá con una crú". "Bueno, yo exactamente no, fue mi avatar en Second Life". "Avatá, ni avatá. Fuiste tú, que lo dijo el Matia Prá en el Telediario". "Se puede decir que sí, pero es que,..."

No pudo decir nada má. Mi Chari le ganó el terreno dialestico del debate. "Ni es que ni es ca. Ya está tú afuera de mi casa, que yo no consiento que ningún pirómano entre por esa puerta. Y a ti, a ti,..." dijo refiriéndose a mi. Yo me escabullí como pude y despidí a Gasparín, que pese al broncaso, se marchaba con los ánimo levantao. "Gracias, cracias, bracero del pueblo". "Buena comparsa, esa. Con Dió, amigo". "Salud y República" me gritó mientra que iba por el descansillo del piso de abajo. Él se iba y yo me quedaba con la etiqueta de marginao en el sofá y con mi Chari toavia má mosqueá cormigo. Pero no creo que pueda bajá mi categoría má allá de dormí en el sofá.

4 comentarios:

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

Carmelo, cohone, hay que vé la oportunidad que has perdio pa que el Gasparin te hubiera defendido pa abandoná el sofá y volvé a por tus fueros al lecho conyugal, ojú, qué bien ma quedaó, picha.

salvochea dijo...

Joer, quillo, no me extraña que se te cabrre la jefa.

Es que te juntas con cada pringao, al Alberto de Madrid, ahora este este rey mago,como se te ocurre llevar al Llamazares a casa, a ese solo se le puede llevar a casa en caso de tener una urgencia médica y que el del seguro no quiera ir, que este lleva tanto tiempo sin trabajar que seguro que se a olvidao hasta que es médico.

Desde que se jubiló por obligación el Omeya cordobés, Izquierda ya no ni reunida, si no que se lo pregunten al Willy Meyer.

Cuida la espalda que los sofás son pa ver la tele un rato, no pa dormir muchos días.

Saludos desde el bierzo

oriental dijo...

..lo intuí que era él desde lo de, chiquitito y con el jersey de cuello vuerto....ese ya se ha hecho su mundo, el virtuá , sólo en él ganará alguna que otra vé...creo que como no se vaya a Cuba a asesorá a Raú, le quedan dos pelaos en politica....ale Carmelo y a vé si tarrreglas ya con la Chari que el jardín hay que regarlo to los días que si no se marchita. besos orientales

Carmelo dijo...

Manolo, picha, yo no sé si Gaspá me biera defendio o se biera metío él también en el sofá, porque, lo que se dise presensia, no tiene mucha como pa imponé. Lo suyo es má de diálogo y pa colmo tiene tó la vó del que canta en los Bí Yí, asín que imáginate.

Salvo yo hise una buena asión que es ayudá al que llora, yo creo que eso debe computá dentro de las cosa que mi Chari tiene que tené en cuenta pa favoreserme a mi y no en las cosa contraria a nuestra maltrecha relasión de pareja.

Orientala, de regá el jardín, mejón ni pensarlo porque me parese que se está secando ya la yerba. Al meno la mía y espero que mi Chari no tenga aspersore por ahí escondio.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner