Carmelopoli

viernes, 1 de febrero de 2008

Empatia carnavalera

Eran casi las tré de la mañana cuando me puse los sapato, cogí el chaquetón y me fui pa la plasa del Falla. Como buen gaditano a mi es que me gusta tó lo que sea un jaleo, un cachondeo u cualquié cosa donde haigan má de vente persona meno un entierro y una obra. Bueno, hasta del entierro se pueden sacá cosa buena y en la obra, siempre que no te pongan a hasé la mescla...

Llegué a la plasa y ya estaba desbordá la tensión asoluta y totá que suele acompañá a estos momento. La pisería paresia un vagón del metro de Tokio, o una bulla de las de ante en la calle Hospitá de Mujere un domingo de plasa, con toa la gente apegotoná. Quien má y quien meno llevaba su pinganillo puesto en la oreja. La mayoría se comía las uña aunque otro se comían bocadillo de mortadela, que hay gente que los nervio le da hambre (y no me gusta señalá a nadie que de gordo hay una jartá en el concurso). Y salió el gangoso a las tabla del Falla. El jurao, demostrando que contri má gordo má valiente, se quedó allí detrá del gachó, sin utilisá la operasión espesiá que había prepará pa su desaolojo.

Y empesaron a disí los clasificao pa la finá: El coro de la catedrá, La calle del arte, La orquesta Cádi, Pal desembarco Nosmardia, Tallé de reparasione, La comparsa de Momo, Los menda lerenda, La banda del capitán Veneno, El codigo da Viñi, Las pito-risa, Los mostruo de pueblo. No vea la gente saltando, riendo, abrasao... Yo me encontré al Bienvenido "Te lo merese, picha, con lo bien cantaita que está la comparsa, que es que es gloria bendita. Soi los mejore. Y sensillito, no como el Martín ese con piano y tó. ¿Que se habrá creio?".

Justo al lao estaban fundio en un abraso de eso de pinicula americana Juan Carlo y el Catalán. Cuando consiguí que dejaran de sobarse me puse a gritarle. "Os lo dije, si es que soi los mejore, con grupo nuevo y del tirón pa la finá y el Quiñone al carajo que se lleve el mercao pa el lune en el Piojito, a vé si se lo lleva el Levante". Yo sé que ello están agradesio porque en mi labó de pasificadó había hecho el prinsipá responsable de esa unión que ya lleva una finá pero a la que, sin sé muy pito-risa, no le uguro yo mucho tiempo de vida. Si no, ya verei.

Un poco má pa allá, casi delante del Bá Falla, estaban el Bati, el Sopa y la gente de la comparsa de Momo. "Ole el arte de Cádi. Con el peaso de pupurrí que llevai, os meresi cantá en la finá, si es que soi los mejore." La alegría se desbordaba. Pero como en todo momento de alegria que se presie, la moneda siempre tiene la cara de atrá y esta moneda no lleva detrá ni la cara del Servante, ni una catedrá de por ahi lejo, ni siquiera la cara del Borbón. Esta moneda llevaba detrá la cara de la pena de mucha gente.

Yo que siempre he hecho mu solidario me aserqué también a los grande cajonaso. Estaban allí Caracó y Ramoni como recreasión del duo sacapunta. "Que injustisia, picha. Con el peaso de comparsa que llevabai y esos pasodoble que ha escrito el Joaqui. Vaya tela. Y pasan al Juan Carlo, que canta meno que la novia de Paquirrín en el Don Tico. Y ademá, que el pupurrí de los veneno eso no hay quien lo entienda. Cago en la leche". Me abrasaron los dó afestao por la situasión y agradesiendome los ánimo que yo sinseramente les daba.

También me encontré a Antoñito Martín, con la hija, el piano y la empresa de mudansa. "Antonio, picha, si es que no puede sé. Si es que te despresian, a ti que lleva cuarenta año de carnavale. Y ese peaso de pasodoble que le ha cantao tú al pregonero, que ere el único que te ha atrevio. Y lo del piano en el pupurrí, que es una genialidá. Y al finá pasan a Los menda eso que es que no se le escucha, de lo flojito que cantan. Que eso ni es una comparsa ni es ná. Eso es una chirigota triste de quinse". Martin me sonrió, porque como tenía las mano en el piano no podía abrasarme que si no se descoyunta la niña que estaba empujando la otra pata.

Con las lágrima saltá por lo de Martín, me se asercó el Carli que me quiso disí algo, pero como no tiene vó que ya está ronco no pudo. Yo le di un abraso y le dije: "Carli, picha, os están persiguiendo porque le tienen mucha envidia al Ange y a ti. Vaya cajonaso que os han dao. Y ademá, pa pasá al Momo ese que na má que tienen pupurrí, que los pasodoble no valen ná". Me miró con la cara esa que pone él de perrillo degollao y ya me tuve que volvé a mi casa.

Quisiera habé empatisao con alguno de los chirigotero, pero es que esa gente son distinto, que me vi al Cheri selebrando que había pasao a la finá el Quique Remolino. Eso en una comparsa no habría pasao. O el Love, que ya había dicho a Canal Sú que entendía que no le pasaran a la finá. Y es que los chirigotero son gente mu rara.

Al que no me encontré fue al Canijo que habría querio yo darle un abraso. Bueno, un abraso no, la mano, porque no me llega pa darle un abraso. Me gustaría haberle dicho que se lo tome bien y que el año que viene lo estaremo esperando. Que lleva un peaso chirigota con un peaso pupurrí, aunque pal año que viene tiene que volvé a cupleteá una mijita mejón, que este año la cosa iba justita. Y que ya estoy hablando con Nuestra Señora pa nasionalisarlo gaditano, aunque se le permite mantené la doble nasionalidá.

5 comentarios:

salvochea dijo...

Carmelo pisha, lo tuyo si que tiene güevos, le pones una vela a Dios y otra al Diablo, que jodido.

Veo que confías en que no te lean el bló, o cosa imposible en no encontrarte con ninguno de ellos en Carnaval por la calle.

Porque alguno igual te da un empujón por detrás aprovechándose de las aglomeraciones.

Bueno que Nuestra Señora te ampare, porque alguno igual te dá un cosqui.

Felices Carnavales.

Raùl Junquera dijo...

Estimado CARMELO, quiero agradecerte desde FUERTEVENTURA el aporte carnavalesco que has hecho con tus comentarios acerca del concurso, jamàs en mi vida me he sentido màs informado de el concurso hasta que te conocì y te seguì, me has puesto les pelos de punta con tus crìticas favorables y desfaborables, he sentìo el gaditanismo desde tus letras màs que en muchas de las coplas que he escuchado, sin haber participado en el concurso por mi parte te doy el primer premio de chirigota, comparsa, cuarteto y coros, te doy el teclado de oro por tus escritos, te doy un beso sin mariconà y te doy mis màs sinceras felicitaciones por el trabajo realizado que ya quisieran muchos reporteros de cinco años de carrera universitaria en periodismo.

Estimado CARMELO ¡¡GRACIAS!!

ATTE. Raùl Junquera....

Carmelo dijo...

Salvo, picha, es que yo soy mucho de empatisá. Si me veo al Carli con cara de depresión porque se va a retirá, ¿qués quiere que le diga que van a vendé meno perfume que el ive roche de José del Toro? Yo le tengo que dá animo al chavá, porque tú imagínate que tos los que no han llegao a la finá se depreimen y dejan de salí... po nos quedamo sin concurso. Y eso sí que no puede sé.

Raulito, cojone, no me acostumbro a que no me dé candela. Muchas grasia y si lo que he hecho ha servio pa que, aunque solo sea un gaditano de los que está realisando la invasión se sintiera má serca de su Caleta, ya me parese recompensa sufisiente. Y si ademá se habei podio echá una sonrisita, po mejón, que mejón, que yo soy comparsista pero tengo de siempre mi alma chirigotera.

Un abraso
Carmelo de Cádi

Raùl Junquera dijo...

No te quepa la menor duda CARMELO de que ha sido asì....

salvochea dijo...

Quillo, po si se deprimen y deja de salí, asin igual el año que viene sacai el primer premio, si sales con la comparsa.

Si es que no tienes maldá ninguna pisha.

Al enemigo ni agua y si puedes polvorones.

Buen Carnaval.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner