Carmelopoli

lunes, 22 de octubre de 2007

Echando chispa

Ya no voy má. Mira que a mi me gusta poco salí de mi Cádi que es que cruso las puerta tierra y ya me pongo malo y ante de í al museo, prefiero dá una vueltesita por la calle columela, san fransisco, sagasta, ancha, lo que es el sentro comersiá abierto de Cádi, que los sabado por la tarde más que sentro comersiá abierto es sentro comersiá serrao. Pero si las tienda están serrá mejón, porque asin no gasto. Pero mi Chari no, mi Chari na má que quiere corte inglé.

Este sábado quería yo quedarme en casa a vé el Cádi contra el Las Palma pa silbarle al Baldasano y vé si el efesto Calderón era mejó que el defesto Garsia Remón (por sierto, los dó riman iguá). A mi la cosa me olía rara desde que mi Chari me puso tortilla de papa pa almorsá, algo estraño en un sábado. Ojú, esta quiere algo, pensé. Estabamo almorsando y empesó con los pildoraso: "¿Tú qué va a hasé esta tarde?" "Hase tiempo que no salimo." "Hoy no tiene ensayo, ¿no?" "Yo me iba a quedá en casa viendo al Cádi". Se puso fatá. Que si siempre con el furbo, que nunca saliamo a dá una vuerta, que cuánto tiempo hasia que no ibamo al sine, medio llorando.

Yo me iba ablandando, pero era nesesario el empujonsito finá de su arma secreta: "¿El médico te deja si yo me pongo ensima?" Mi Chari es que es un poco Dosto Jeki y tiene cambio de estado de ánimo. Ante tale argumento yo ya no me pude resistí y me dejé llevá. El plan era irno al Corte Inglé (a mirá por supuesto, que pa algo lo llaman el museo) y despué al sine a vé la del orfanato que es que a mi Chari le encanta la Belen Rueda desde que salia en vis noche con el Milikito. A mi me gusta má ahora que tiene ese aire entre profesora del Colegio San Felipe y fija en el Pokoloko.

Totá que cogimo la amoto y pal Corte Inglé que nos fuimo. Mi Chari se fue del tirón pa arriba a comprá las entrada, no se fueran a agotá que esa pelicula le gusta a un montón de gente. Ella compró las entrada pero las pagué yo, como siempre, que el sine cuesta ya casi sinco leuro, que no me estraña que la gente se baje las pinicula del emule (yo ya he dejao de haserlo porque yo solo me bajaba las pinicula equi y ahora con lo mio ya ni equi ni i griega ni seta). Me acuerdo yo cuando iba al sine San Migué y costaba dó reale a vé al Clar Gable y al Ró Juson que despué resultó que era mondrigón el tio, pero ese sí que astuaba bien, que le daba los beso a las gachí y no se le notaba la pluma ni una mijita.

Totá que con las entrada comprá nos fuimo a dá vuelta. Por supuesto, pasamo rapido por la sona de los deporte y la de los viaje porque ni una cosa ni otra están destiná a la gente de Cádi. Yo me quedé mirando los ordenadore nuevo y los parato de musica asin to chiquetito... ipor lo llaman o algo asín. Mi Chari perdió to la tarde en probarse traje, malla, camiseta... "Señora, ¿puedo ayudarla en algo?" "Ay hija, si me deja dosiento euro pa comprá ese traje que es que me ha encantao y con eso iba a partí yo la pana en la plasa nueva que el coló ese en beige pega una jartá con los tono de la carpa que ha montao la Teo (mi Chari llama a Nuestra Señora por su nombre, porque dise que tiene confiansa)" La niña se tragó la retajila de mi Chari y se quitó del medio to ligera pa ponerse a criticá con la niña de la esquina de al lao.

Totá, que estabamo en el Hipercó mirando la ropa, que está má a nuestro nivé, cuando de repente me se viene a la narí un oló como cuando están quemando al Dió Momo. "Asqui huele malamente..." Al poco paresia aquello Londre, una neblina, una humareda, un jaleo. Y se puso a llové con los cacharro eso antifuego. La gente corriendo, gritando desesperá. Yo del tirón cogí una botella de las de guai labe y me la metí debajo la camisa pa aprovechá la situasión pero me trincó uno de los de las chaqueta roja y me dijo "Caballero, por favó". "No, es que a mi el Ponche no me gusta". "Que no, señor, que suelte la botella".

Tol mundo en la puerta del Corte Inglé mirando los bombero trabajá, comentando y esperando a que abrieran pa ir al sine, que tenia las entrada. Me dijeron que no habia sine y que no me devolverian las entrada porque era por causa de fuersa mayó, que tampoco fue tan fuerte el fuego como pa sé fuersa mayó. Menos má que al finá me encontré hasta a mi cuñao Angelin que se habia enterao que habia jaleo y se habia colao en El Corte Inglé con esa habilidá que tiene él pa está en el sentro de la notisia y nos fuimo al bá de enfrente a vé al Barselona contra el Villarreá, el falso susmarino amarillo. Y mi Chari, allí sentá al lao nuestra estaba como el sine del corte inglé, echando chispa.

5 comentarios:

Paco Rodríguez dijo...

Es que to Cádiz está mas quemado que las fotocopias de juan carlos

Raul Junquera dijo...

OJÙ QUILLO!!

Hoy no he leio el pò, cuando ma dao cuenta lo largo que è y lo cansao que estoy, mejòn me dicho que mañana lo leo, pero estoy seguro de lo que voy a desì cuando lo lea

Que arte pichurri!!
Un besote te manda AMOR.

Ana dijo...

Echando chispas, tambien está mi marido cuando le cargan las compras del cortes ingles,jejeje.
Se me pone de muy malos humos.
Menos mal que se le pasa con cualquier carantoña.
Muy gracioso, Carmelo, casi nos hace vivir nuestro momentos cotidianos, y ademas con esa pizca graciosa.
Un beso.

El futuro bloguero dijo...

Pues el Orfanato está muy bien. Le gustará a tu Chari y a ti, y ten cuidado no te clave las uñas poruqe hay un poquito de tensión y algún sustillo.

Ya lo lograréis.

Manuel Rubiales dijo...

Carmelo, chavea, ¿e que tú no sabe que no se puede entrá en er corteinglé fumando?, la prósima vé a er favó de no apagá la colilla en las moqueta.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner