Carmelopoli

lunes, 29 de octubre de 2007

Cambio de hora

Yo nunca he terminao de comprendé bien lo del cambio de hora. Lo veo en el telediario que sale asín el relojito moviendose pa trá o pa lante, lo escucho al Pepe Domingo Castaño en el carrusé esplicandolo, me lo cuenta la Vane, mi Sergio, mi primo Cristoba (algún día tendré que hablá de mi primo Cristóba) pero no termino de entenderlo. Hasta que no pongo el teletesto y veo que hora es no me termino de enterá yo si es más tarde o más temprano.

Disen que lo de cambiá la hora lo hasen pa ajorrá lú. Aro, en Europa y sitio asin raro que la gente se levanta a las sei de la mañana (ay, sólo de disirlo me se pone mal cuerpo) po le viene bien que se haga de dia más ante, pero en Cádi, que a las sei tú va a la plasa de Candelaria y Castelá todavia no ha llegao, po que amanesca más temprano nos da iguá. Mejón dicho, nos prejudica, como por ejemplo a mi que me levanto a una hora ya más normá y acabo gastando más lú porque tengo que ensendé las bombilla ante.

Otra cosa que no tengo clara es de donde viene esa hora que nos dan. Si los día tienen 24 hora, como de repente uno tiene 25. Dise mi primo Cristóba que nos dan la hora que nos quitan en abrí, pero ahora pienso yo que la primera vé que nos dieron o nos quitaron esa hora ¿donde la metieron o de donde la sacaron? Porque cuando yo era chico no habia rollo de eso de cambio de hora a las dó de la mañana. Cualquiera le dise a mi pare que se levante a las dó pa que cambie el reló y ponga las tré, o al revé. Que esa es otra. ¿Por qué cambian la hora a las dó de la mañana? ¿Hay alguien levantao a esa hora? Con lo fási que sería haserlo a las tré de la tarde que estamo tol mundo comiendo, viendo el telediario, aguantando a la suegra,... vamo lo que lagente hase un domingo cualquiera.

A mi el día de ayé me parese un dia que se desinfla. Lo esplico. resulta que yo me levanto despué de habé dormio lo de siempre, mis onse o dose hora, desayuno mi pan con manteca y cuando pongo la radio dise la gachí, son las dié, las nueve en Canaria. Miro pa fuera y veo el solesito en Cádi, y son las dié na má. Olé y olé, pienso, estos dia de 25 hora los han hecho pa los gaditanop porque tenemo más hora que nunca pa disfrutá de las bellesa de mi siudá. Me voy a echá unas lansá en la Alameda, despué me voy a la plasa a comprá mis cacharrito o a echá una visuá y cuando llego a casa son las tré almuerso... y el dia empiesa a desinflarse hasta que a las sei de la tarde ya se ha hecho oscuro y me entra una espesie de medio depresión que me tengo que ir al bá del gordo a ajogá mis pena.

Ayé, sin en cambio, fue aun peó. Me levanté y de pan con manteca ná de ná, unas galletita de avena, que más que de avena son de arena del sabó tan malo que tienen. Llegué a la Alameda y estaban cogio tos los sitio, me fui pa la plasa y no habia mercadillo... Pa colmo, cuando llegaron las sei y se oscuresió tol dia, mi Chari me miró como disiendo, ni te se ocurra irte a bebé ná, que yo no le leo los labio a mi Chari, ya le leo las mirada. Totá, que me fui a la cama acordandome de toas las casta de Role, el meridiano de Gringui y los huso horario. Menos má que hoy el dia ya tiene 24 hora, como debe sé.

2 comentarios:

m. dijo...

Una hora no es nada. Hay once días por ahí perdidos, de cuando se cambió el calendario. A ver cuándo se dignan a devolverlos. Como feriados, se entiende, y todos seguidos.

El futuro bloguero dijo...

Y encima dice hoy la prensa que se ha demostrado que no vale pa ná. Ná ma que pa volvernos a tos locos.

que sueño hio.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner