Carmelopoli

jueves, 10 de junio de 2010

A mi no me Junta

Me da mucho coraje cuando me disen que yo escribo en andalú. Yo no escribo en andalú. Yo no hablo en andalú. Yo escribo en gadita. Yo hablo en gadita. Porque yo soy gadita. Y soy andalú ná má porque mi condisión de gaditano me obliga, porque toavía no se ha inventao la fórmula pa podé sé de Cádi sin nesesidá de sé andalú. Ni españó. Cadi sólo fue Cantón Independiente hase mucho año y, ahora mismo, por cojone, sé de Cádi es sé andalú. Aunque yo de andalú no tengo ná.


No es que mi me de coraje los andaluse. Ni mijita. Pero tampoco me caen tos bien. Hay alguno que sí y otro que no. Pero no tengo ná que vé con los andaluse. Con el resto de los andaluse. A lo mejón un poquito con los malagueño. Otro poquito con los huelvano. Pero para de contá. Lo de que Andalusía sean ocho provinsia hermana, se lo han inventao unos poco pa podé chupá del bote desde que se inventaron lo de las Comunidade Autónoma, porque hay gente que tendría que pintá los coche ofisiale y las visa de verdiblanco.

Porque lo único que tenemo en común los andaluse es a los mangone de la Junta de Andalusía. Y no me estoy refiriendo ahora a los funsionario, que de eso hay de tó. Yo hablo de lo sotro. De los que disen que semo una pa queré hasernos cré que semos tos como Miarmalandia. Y a Miarmalandia hay que echarle de comé aparte. Pero mu aparte, mu aparte. Porque es que no hay una provinsia de Andalusía que se lleve bien con los miarma. Pregúntale tú a los malagueño, a los cordobese, a los granaino... Me río yo de los catalane y el sentralismo madrileño. Asquí los quería tené yo viendo el Canal Sú en el que si se caga un gachó en la calle Sierpe es má notisia que cualquié cosa que pase en el resto de Andalusía. Canal Sú la nuestra. Según quien lo digo. Porque si lo disen los miarma, festivamente, es la de ello. Pero la mía no es. La mía es Onda Cádi. Hasta Onda Lú prefiero yo ante que el Canal Sú.

Este rollo ideológico-político no es porque a mi me haiga dao el siroco, que ese me dio hase tiempo. No me ha poseio el espíritu de Raulito Junquera. Tampoco es que quiera distraé la atensión con estos tema pa no hablá de mi presunta abuelidá, como cuando Setapé le dise a Bibiana que diga algo pa tené a los facha distraio un par de diíta y que no se hable de la crisi. Es que por día que pasa má me indisna la Junta de Andalusía esta de los cojone.

Es que la Junta de su Andalusía, la de ello, no para de haserle daño a Cádi. De herirla. Son detalle que se van sumando. Por ejemplo ayé, la que se lió en la plasa que por poco tienen que vení los Geo a sacá al inpestó ese de la Junta que mira el pescao. Que si faltaban unas fastura. Hombre, por Dió, si de toa la via, de ante que la Junta de Andalusía esistiera, pero mucho ante, que Cádi es trimilenaria y llevaba comiendo caballa de La Caleta, si no te digo que los tré mil dié año, po má o meno dó mil novesiento. Po desde entonse ya se vendía en Cádi el pescao resién cogio. ¿Tús quiere cogé pescao en malas condisione? Vete a Mercasevilla a vé si esas caballa son caletera o las han cogio en Marrueco y ya vienen adobá, pero con lo que tú ya me entiende.

Pero el colmo ha hecho este mediodía cuando me he enterao de que van a tirá el quiosquito de La Caleta. El Bá Quilla. Tó por culpa de la Junta de Andalusía que se le metió entre seja y seja, por no disí entre huevo y huevo que eso no estaba bien puesto. Pa que los pijiprogre que vienen a Cádi una vé al año puedan disfrutá de las vista. Enga ya, hombre. Pero lo peó es que la justisia le ha dao la rasón. No seré yo el que diga que la justisia es un cachondeo que esa frase me recuerda a uno que me agria má la sangre que la propia Junta de su Andalusía. Pero sí puedo disí que la justisia es injusta.

Con lo bonito que había queao ese puesto hasiendo esquina, en forma de barquilla. Cono lo bien que venía pa tomarse su pelotaso en las tarde de verano cuando el caló aprieta y con esa vista maravillosa del paraiso, cruse playa de La Caleta. Con lo buena gente que son esos chavale que me invitaron a la inagurasión, al cumpleaño y que, de vé en cuando, no se olvían de ponerme una birrita de grati. Pero eso no le importa a la Junta de su Andalusía. Ni los parao. Ni los sueño roto. Sólo le importa La Maestransa y el Parque María Luisa.

Lo que tienen que hasé es cumplí con Cádi. ¿En dónde está el Museo del Carnavá que prometieron? ¿Servirá Valcarse pa algo que no sea pa que aparquen los coche los enteraillo que vienen a vé atardesé al Balneario un miércole al mé? ¿Pagarán algo del estadio Carransa como pagaron enterito el estadio de La Cartuja, sí hombre el de las olimpiada (asquí vienen unas risa y un poquito de descojone)?

No van pará. Hasta que no hundan Cádi del tó no van a pará. Despué quitarán las barquilla en La Caleta, prohibirán el Carnavá, obligarán a las cofradía a salí a costá, harán del Cádi equipo filiá del Beti,... Asín, a poquito a poco van a consiguí que en Cádi no haiga ná. Buenos má que siempre quedaremo los gaditano como depositario del salero del mundo. Y eso es lo que le da coraje. Que les sacamo quinse siglo de historia. Que asquí está el arte. El de verdá. Que má vale caé en grasia que haserse el grasioso en un pograma de televisión.

Po te lo digo desde asquí, Griñán. Paso de tu Junta de Andalusía. De la tuya y de la del que venga detrá, sea Arena o tu prima la de Madrí. Paso de tanto rollo blanquiverde, que mi bandera es del coló del vino tinto y mi escudo un Hércule con dó leone. Como el tuyo, hasta que os prohibamo usarlo, porque Hércule vino a Cádi, que a él no se le perdió ná entre Dó Hermana y La Rinconada. Ná de ná. Y lo mejón que hasei, tú y tó esos gachone que ahora están en la Junta con asento de madrileño es no vení por Cádi. Por la cuenta que os trae. Quearse con vuestras miseria que este Edén de onse kilómetros cuadraos es nuestro y ná má que nuestro. Y el Quilla se queará de pie, aunque tengamo que encadenarno en la puerta como Tita Servera en los árbole, aunque tengamo que enserrarno pa evitá la demolisión. Totá, dentro hay de comé y de bebé. La piqueta no podrá con nosotro, Griñán. Te lo asvierto.

Ya mismito voy al Quilla a vé si me convían despué de esta defensa que he hecho de su causa.

6 comentarios:

Valdepeñitas dijo...

Que te va a subir el colesterol, Carmelo, cohone... Y se te va a poner la vena como cuando cantabas aquello de "perdón que no me levante, pero estoy mejón sentao...". Los que tenemos ya una edad sabemos alguna cosita: que una cosa es la clase y otra es la "clase política". No te encabrones que se te vá la chispa. Que les den!

Marisa Pérez Muñoz dijo...

No puedo entender que quieran quitar un chiringo que en su día permitieron colocar y que con el tiempo seguramente se ha hecho tan típico como el propio balneario de la Palma y sin embargo no pestañearon al colocar esos pegotes informes de colorines que salpicaban Cádiz cuando fui de visita en Abril.

Espero que hayan tenido la cordura de quitar esas horribles tijeras de peluquero amarillas que no pegaban ni con cola en Puertatierra al igual que espero ya no quede ni el recuerdo de todos esos esperpentos que colocados en medio del paseo daba horror mirar.

Cádiz, la cuidad más antigua de occidente ¿merecía soportar semejante “modernidad”?

Que se ocupen de lo que realmente estorba y dejen vivir tranquilos a los chiringuiteros.

Besos.

Marisa

Paco Rodríguez dijo...

Yo soy mas del clú caleta, o del viejo de las columnas.... en referencia a la killa.

Sobre el andalucismo. yo es que mi frontera la subo un poco mas del Cuervo, así a lo popurrit de Nuestra Andalucía.....

To lo demás me sobra para un buen repertorio

Anónimo dijo...

Te ha faltao decir "yo por una cerveza maa to".
Pos ná, a ver si hay suerte y no tiran el chiringuito.
Saludos
La de la fidelidá

manolo rubiales dijo...

Quillo, Carmelo, te veo tela de mosqueao, pero esta vez con razón. Arrrrr carajo toa la juntandaluzía enterita

Sonia dijo...

Uy, uy, uy... Me voy un tiempo y no te renocozco. Que reniegues de ser andalú no me ha gustao naíta, espero que haiga sio un arrebato de los tuyos.

En lo de Miarmalandia llevas razón. Con lo del Canal Sur también. Ahí las dao. Pero no hay ná más bonito que ser andalú después de cordobés (o gaditano). Los andaluces somos, sencillamente, peculiares. Y cuando te tiras un tiempo fuera, te entra más aún la vena andaluza.
¡¡Con lo bien que se come en Andalucía entera!! Pero claro, si tú no sales de Cádiz, Carmelo...

Respecto a lo de la Quilla, me parece indignante, ni más ni menos. Ese garito era genial, tenía encanto, era bohemio. ¡Qué pena!


Saludos, y no te ofusques :-D

Venga una, dos y tres, QUÉ BONITA ANDALUCÍA.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner