Carmelopoli

lunes, 14 de julio de 2008

No es lo mismo

Pese al título de mi pó no vi a hablá de Alejandro Sán aunque ese es un tema que tengo guardao pa un día de esto porque vé como Alejandrito ha cambiao su forma de hablá que ante paresía del mismísimo pueblo de Valleca y ahora habla que parese que nasió en la esquina entre Pasquín y los callejone de Cardoso. El título de hoy es una reflesión sobre lo que supone pasá un domingo de playa en el Vitoria. Está bien, pero no es lo mismo que La Caleta.

Y es que pa mi hay muchas cosa que cambian de ir a La Caleta a ir al Vitoria. Ná má que pa empesá a la caleta voy andandito por la calle Torre hasta la calle La Rosa y de ahí tré símbolo de Cádi se me arrejuntan delante, el Hospitá de Mora, el arbo y La Caleta. Tré maravilla del mundo aunque ahora el Hospitá lo haigan convertio en una universidá pa los chavea que quieren está en el paro con un título debajo del braso.

Ir al Vitoria, sin en cambio, es mucho má complicao. Cargao con las silla, la sombrilla, la comia y la nevera cogí el artobú del uno y me bajé en el Masdonal porque los domingo no hay artobú del 7 que era el que me habría venio a mi bien, pero a vé quien hase trabajá a los condustore del 7 un domingo de playa. Cada vé se paresía má aquello al pupurrí de los crusado, aunque solo fuéramo mi Chari y yo. Mi Sergio no ha ido a la playa en tol verano y toavia no sé porqué y el Angelín se negó a abandoná la playa la caleta. "Picha, lo prósimo que va a sé ¿irte a Roche?" Me dijo pa picarme, pero mi Chari le dijo que no pasaba ná por salí de viaje algún domingo.

A mi me estrañaba esa fasilidá de mi Chari pa cambiá de sona de desarrollo playero. Ella que es caletera pura, casi tanto como yo asestaba el desplasamiento sin rechistá. Al ratito de llegá me lo espliqué. Estaba allí su amiga Conchita en una partia organisá de bingo de playa que cogía media playa. Había serca de ventisinco vieja dándole al cartón. Mi Chari vio aquello y se le cayeron dó lagrimone. Siempre había escuchao hablá de esa macropartia y por fin podía jugá.

Y es que el Vitoria también tiene sus ventaja. Por ejemplo, hay muchas má gachí en teta. Y mucho tanga. Había de tó, gachí que podrían sé el ante del anunsio de Natur Jau, otra que estaban mu bien e incluso algún tosle con esas teta tan tiesa que solo le falta que en el pesón ponga Corporasión Dermostética. La verdá que a mi esas teta de plástico me gustan má vestía que desnuda, pero de toas forma me llevé casi la mitá del tiempo tumbao bocabajo en la playa porque yo tendré poblema de corasón, pero lo que es el tema del riego en el Cayetano me funsiona perfestamente.

Sin en cambio, por muchas piba en teta que se vean en el Vitoria, no es lo mismo. Eso de meterme en el agua y no vé a mis castillo a los lao. Mirá pa la playa y no vé el Balneario... Y lo fría que está el agua, que se nota que los niño de dinero del vitoria se mean meno en el agua que en la Caleta. Las conversasione tampoco son lo mismo. Que en La Caleta tú escucha "Mari, chocho, quiere salirte ya del agua carajo" y en el Vitoria es má "Aitor, por favor, abandona la mar que tengo que rozarte con la toalla para suprimirte la sensación húmeda".

Y es que la gente también es diferente. En La Caleta, la mayoría de la gente va a tomarse su
servesita, el tintito, a jugá al bingo, al dominó, a las carta... como mucho a hasé un crusigrama. Pero en el Vitoria omo hay má gente de afuera te encuentra alguno leyendo El Paí, El Mundo... y hasta libro. Pero no libro de eso finito, libro gordo gordo de eso de jartarte de leé. Y la de gente paseando, que te pone serca de la orilla y parese aquello un semaforo en la Gran Vía. Tiene que esquivá a los que vienen por tós lao.

La verdá que la esperiensia no ha hecho mu buena, porque al Moi no se le quitó la cara pena en tol día. Como las papa que teníamo eran al jamón el niño no las quería y mi hermano le tuvo que comprá un paquete de las del ajillo al Kis Betún, pero ni por esa se puso contento el moro. Ensima le echó cojone al Isra, el sobrino de la Conchita que por poco no acabamo en el cuartelillo. El Moi le tiraba piera pero como el Isra se había traio la pistola de agua po le atacaba de lejo y salía ganando de la bronca. Porque llegó el pare del Isra en la amoto con un casco asú, que si no aquello no hay forma de pasificarlo.

Por sierto, que de lo del bló ni mi hermano, ni mi cuñá me dijeron esta boca es mía. Como estaban distraio con los tré niño po ni se acordaron de lo mío. Casi al finá del día fui a sacarle el tema, pero mejón pasé porque pensé que quien coño eran esos dó pa que yo me coma el coco por su culpa. Ni pa eso, ni pa que yo me cambie de playa. Y se lo dije: "el Moi que se acostumbre a La Caleta, que este es mi último domingo en el Vitoria". Al meno hasta la barbacoa.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

!Este es el Carmelo que yo me encontré aquel día de lluvia, con un par de razones, si señor!.
Un saludo de lo más respetuoso.
La de la fidelidá

piconera inclusiva dijo...

Qué sí Carmelo, que los domingos hay 7, na más que en verano ¿eh?. Buenísimo tu post de hoy, que pechá de reir, ya lo estoy reenviando.

Anónimo dijo...

Qué grande eres Carmelo, eso de que ir a la Victoria sea salir de viaje... jajaja

Anónimo dijo...

De verdad lo del agua... En Santa Mª del Mar estaba fresquita, fresquita.
Siempre quedará la Caleta...

Saludos, Laura.

Bermauntier dijo...

Ome, Carmelo, la Caleta tiene su encanto y tal... pero a mí me gusta más La Victoria y mira que lo siento porque creo que esto te va a doler en tu alma gaditana.

Anónimo dijo...

Ola puh Carmelo, te mando este pos desde Chile y me declaro una armiraora tulla y con mushas ganas de conoce Cadi. Como dice la toná "ende que te vi que te quiero..."
Encontré tu blo navegando en la interne y aora debo leerlo too.Me mato 'e la risa (por no decir algo mas feo) con algunas de tus observaciones mui filosofica
Espero me entendai mi lenguaje en chileno porque yo entiendo rebien el tuyo en cadicense.

Carmelo dijo...

Fideli, muchas grasia por los ánimo. Y de la historia de la lluvia, me alegro que escuchara La Ventana y al falsariu y deallí te viniera asquí y asquí te pusiera a comentá mis pó. Pa que vea lo bien que pueden salí las buena desisione. Un beso, guapa.

Pico, como que estoy ennortao perdio. Vaya tela de carajote. Me jarté de andá hasta la plasa España pa que despué resulte que podía habé cogio el siete al lao de Simón y su caballo. Si ya lo disía yo que a Nuestra Señora no se le podía ir una cosa asín. Por sierto, que alegría que salga de tu busón de correo y te pase por los comentario. Un beso, guapa.

Ir al Vitoria má que un viaje es una auténtica crusada, que ya lo disía el Gome y los Rosado en aquella historia de don Romualdo.

Laura, hija, lo del cambio climático nos está afestando, aunque yo prefiero este agua fresquita que ese agua calentorra que disen que hay en el Caribe que te baña y es como si te metiera en remojo en una olla garbanso. Por sierto, vaya tela, entre la caleta y el vitoria que acabe escogiendo la playita las mujere... Bueno, hay playa pa tol mundo... meno en la barbacoa.

Berman, picha, que el Vitoria está mu bien pa los que vení de Córdoba, querido hermano andaluse a los que vamo a bajá a Segunda Bé, con la ayuda de algún comité, aunque supongo que tú será, por ensima de tó, cadista. ¿o no?

Querida chilena, muchas grasia por el apoyo desde tan lejo y me alegro de que mis reflesione te lleguen aunque esté asín de lejo en el mundo. De toas forma no te vaya a alegrá mucho y te ponga a saltá porque con lo estrechito que es tu paí te puede salí pal agua o pa Argentina. Por sierto, que asquí al lao de mi barrio tenemo una calle dedicá a Chile. Ya solo falta que te venga a Cádi y comprenderá del tó mi bló y por qué esto es lo má mejón del mundo. Un beso, guapa.

Carmelo de Cádi

Bermauntier dijo...

Carmelo, por encima de todo no me gusta demasiado el Córdoba, pero sí, soy más cadista que cordobesista, pero no lo digas mucho por ahí que lo mismo cogen y me curran. Por cierto, a ver si te metes en tu perfil y me mandas un correíto que me gustaría proponerte una cosa para mi blog de carnaval.
Un abrazo maestro.

taxista dijo...

donde se ponga la caleta,eso si k es playa,un verano me fui a vañar y como siempre viajo solo,pos na deje ayi el cesto con mi tiket de vuelta de los comes a las 8 pa malaga,la cartera con mu poco dinero y una maria k sin conocerme de na,me dice,tu vañate k yo te cuido el bolso,eso no tiene precio carmelo,esa mujer no me conocia de na,yo no llevaba na de valor,pero la mujer no lo savia,tambien podia ser un narco,o yo k se,pos na la maria me guardo el volso mientras yo me vañaba en la caleta,eso solo te pasa en cai,es mas solo en la caleta,x eso,esa es mi playa aunke solo dea un fin de semana al año,
mira k yo veo un kinki y lo huelo a kmtros,pero si en el taxi no tienes ese sexto sentio,te la meten dobla to lo dias,pero esa mari k podria tener la edad de mi madre,unos 60,y en vez de estar pendiente del carton de bingo,estubo pendiente de mi mochila mientras yo me vañaba,por eso la caleta es mi playa.por su gente.la verdadera playa de cai

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner