Carmelopoli

jueves, 3 de julio de 2008

Despedida de soltera

Ya se ha ido. Ayé por la tarde cogió el talgo que la llevaba hasta Madrí pa cogé allí el vión que la tiene que llevá a los Estado Unido de Norteamerica o U-es-ei como disen en el pograma ese de pelea falsa que echan en Cuatro cuando no están hablando de la Eurocopa.

En verdá la despedía ha hecho un poquito chunga. Había meno gente allí que en un consierto de la rubia de Operasión Triunfo si no va a enseñá las teta. En concreto sólo estábamo los familiare má sercano. Mi suegra no quiso ir porque dise que ella no puede partisipá en una aberrasión morá (que no sé qué carajo sinnifica) como esa. También dijo que tó era culpa de la defisiente educasión que ha resibio la niña a consecuensia de mi malísima influensia por no asumí mi ró de pare (que tampoco sé qué sinnifica) en la evolusión naturá de la niña. Naturá. Naturá quiero disí que mi suegra acabe aprovechando cualquié situasión pa darme el cosqui y la pringa. Tampoco fue su hermano que dijo que había quedao. Pa mi que este verano se ha echao novia, pero algo raro pasa porque estamo ya a julio y toavía no tiene el negro Caleta que suele tené él por estas fecha. Tendré que investigá.

Totá, que al finá ná má que estuvimo mi Chari, mi cuñao Angelin y yo. Mi cuñao Angelín es que se ha metio tanto en su papé de miembro de familia que hasta le ha puesto su nombre en el busón. Pa mi que está esperando que venga uno de los vigilante del padrón que ha puesto Pepe Blá (mucho má chungo, por supuesto, que los vigilante de la playa que ha puesto Snatiaguito Posada) venga a buscarlo pa pidí el empadronamiento en mi casa. Si no, al tiempo.

El camino de los cuatro pa la estasión paresía la Buena Muerte por la calle Cobo. Tó callao. Mi Chari estaba toavía cabreá y no se disnó a dirigirle una palabra a la niña en tol día. Ni en el camino, ni cuando esperamo sentao en el banco, ni ná. Solamente cuando el tren estaba ya pa irse se le ocurrió subirse corriendo y darle un abraso, un beso y un sobresito con dinero pa su Vane. Son las cosa de las mare que con sus hijo prastican como la chirigota del Love, el Yeki y Jay. No había tenío tiempo en toa la mañana, que lo tuvo que hasé a lo justo y por poco no acaba en la estasión de Atocha con la niña. Meno má que yo le mangué la banderita roja al jué de linía que tienen las estasione y consiguí pará el Talgo, que si no sale con mi Chari montá.

Como mi Chari no hablaba, el Angelín tampoco se atrevía. Él se llevaba divinamente con mi Chari, pero con la convivensia empesaron los rose (como dise la comparsa del Momo). Má bien es que él no tiene cojone de rechistarle a mi Chari, que le tiene má mieo que a un contrato poniendo ladrillo en una obra. Es verdá, que también puede sé una tástica pa pasá desapersibio y no provocá la espulsión del territorio de mi casa, pero con los ronquio que pega en el salón y el pestaso a pié el Angelín lleva mu difísi pasá desapersibio.

Tol mundo callao, po yo tuve que asumí mi papé de pare y darle algunos consejo trasendentale a la Vane de las cosa que hay que tené en cuenta si uno viaja a los Estado Unido. Lo primero, por supuesto, que no se subiera a ninguna torre de esa de rascasielo. Y que se subía que no fuera a ninguna que tuviera otra al lao. Y que se subía a una torre de rascasielo que tuviera otra al lao cuando viera vení un vión no se quedara pa vé el coló de la chilaba del piloto sino que se bajara corriendo.

Pa que no se le olvidara le espliqué que si tenía que disí "me cago en la mare que parió al hijo de la gran puta este" dijera "caracole" que allí viene a sinnificá lo mismo. Supongo que por los cuerno. También le asvertí de que no se asercara a los negro que solían sé los malo en toa las pinícula, menos uno que era el pulisia. Pa distinguirlo ná má que tenía que fijarse si llevaba pulsera y collare: con pulsera y collare: malo, sin pulsera y collare: pulisia.

Otra cosa que le dije fue que tuviera cuidao con no hasé ná malo porque en los Unaited Estate echa hora estra de investigadó el Grison que ese no es como asquí que hase una semana que le metieron fuego a la casa del Angelin y toavía no han cogio a quien era. Allí en tré cuarto de hora resuelven cualquié crimen, insendio o robo También tenía que tené cuidao con el lupu que es una enfermedá mu mala que está mucho por allí y que parese un asma na má, pero es mucho má chungo y ná má que el Jau se cosca de que la tiene. Por eso mi recomendasión es que si perdía el conosimiento enmientra que estaba en una fiesta o tomando café en un báque preguntara por el Dostó Jau, que era el único que detestaba el lupu.

Como último consejo le dije que no se fiara de las apariensia porque si veia a una familia de un matrimonio monísimo, con una niña chiquetita otro niño un poquito mayó que paresía mu felí, se alejara porque esa gente acababa malamente. O la mujé se volvía loca, o secuestraban a la niña chica o el hermano mayó se quedaba paralítico 

Yo le espliqué tó eso que mi Chari, con su capasidá de síntesi resumió en una sola frase "Ten mucho cuidaíto". Y cuando el tren partió (ques quiere disí que se fue, no que se rompió) mi Chari se puso a llorá porque le entró la paranoya (sin rima) de que su Vane nunca má volvería a Cádi y que, probablemente, nunca má la veríamo. Yo no sé si volverá a Cádi, lo que sí tengo claro es que, con lo peligroso que es aquello, si no vuelve yo no vi a ir a buscarla.

3 comentarios:

Bermauntier dijo...

Carmelo, se nota que dejas que vaya tú hija con tal de verla feliz, y a mí eso me gusta (espero haber leído entre líneas en condiciones tanto este post como el anterior) y que tu Vane volverá que aquel país tiene que cansar mucho, que aquello es demasiado grande, ome.
Pues nada, espero que Angelín esté cómodo en su cama nueva.

Raùl Junquera dijo...

Lo der Sergio tiene que investigarlo CARMELO no vaya a sè que sea èl el que se estè comiendo la mortadela con asituna...

taxistacabron dijo...

la vane ya es mayorcita,y sa dao cuanta,k le gusta el marisco,pero no el herizo de cai,k esta del carajo,la vane le gusta provar la pezca de altura,y na de mariscar a pleamar,pues na k sea mu felis,a mi me da mucho miedo los estaos unidos,yo veo los presos del guantanamo,y me pregunto,tendra pijama naranja de mi talla,por k 115,kilos,un pijama naranja,vamos ni en el piojito lo encuentreo,de toas maneras no tengo intencion de ponerme el pijama,k cuando vi la milla verde,peazo de pilicula,po hace de eso ya casi 10 años y entavia lloro por el negro,k estoy mu sentimental.clarinetebajo,k por peticion de un compi del tx,paso a llamarme taxistacabron.

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner