Carmelopoli

lunes, 25 de junio de 2007

Espicharla

Incluso el gaditano más ostimista sabe que hay dos cosa inevitable en este mundo: que Cádi se llene de piojoso en Carnavale y que un dia nos vayamo a criá malva. Esas dos verdade están ahí aunque los gaditano tratamo de viví como si no estuviesen porque eso nos impediria levantarno tos los día y ponerle una sonrisa a la vida sabiendo como sabemo que un día no volveremo a vé más Cádi y que en carnavale mucho rincone de Cádi olerán a meao.

Hablando ahora del tema de la de negro, tenemo que considerá que la visita de la calva no es iguá pa tol mundo y que pa un gaditano es espesialmente dolorosa. Porque si tu ere, que te digo yo, de Huesca, y va un dia y la espicha, po no pasa nada, dejá de ir a trabajá, deja de pasá frio, y ya está. Pero si tu ere de Cádi y estira la pata pierde una vida llena de felisidá y no volverá a bañarte en la Caleta ni a oi un pasodoble de Paco Alba, a no sé que tú crea que el paraiso es algo má que el piso de arriba del Falla y de que allí, el conileño más gaditano ha vuelto a juntá a unos angele pa sacá su comparsa... aunque tal y como somo los de Cádi si hay paraiso (o infierno) seguro que despué de cualquié fiesta estamos tos junto cantando el vaporsito y el hay quien dise que Cádi. Pero bueno, eso ya son meditasione trasendentale que no corresponden a un rinconsito como este que no pretende analisá que esiste otro mundo. Ademá, a desí verdá, a mi me cuesta de creé que haiga un paraiso porque tiene que sé algo mu bueno, mu bueno, pa sé mejón que Cádi.

De todos modo, hay muchas manera de estirá la pata. La peó, sin duda alguna, la de espicharla trabajando. Esa no la quiere ningún gaditano. Te va al otro barrio y tu última imagen es una espiocha, una brocha o una rotaflé. Eso hase removerse en la tumba a cualquiera y de ahi vienen los fantasma, gente de Cádi que la ha espichao en el trabajo y que no puede descansá tranquila. Tampoco está bien visto por un gaditano espicharla en un esfuerso fisico, por eso los de asqui tratamo de evitá cualquié comportamiento peligroso como corré o montá en bisicleta,... Con lo incomodo que se tiene que está sudao en el ataú.

Sin en cambio, los modo más mejore de ponerse en camino de Chiclana están claro. Uno, sin lugá a duda, es estirá la pata al lao de una gachí en pleno dale que te pego con la otra pata tambien estirá. La espicha sudando, sí, pero la espicha con un gustirrinín que te va a llevá to la eternidá persiguiendo a las diablesa de la faldita corta y los cuerno que te puede vé tos los carnavale en Cádi.

Pero pa mi, el mejón modo de espicharla es como Manolo Romero al que le llegó su hora dentro de los baño del Clú Caleta. Sin sufrí, sin esperarlo y despué de habé disfrutao del mejón momento del que puede disfrutá una persona en el universo: una vista de la Caleta. Vaya a Manolo mi homenaje, con todo el respeto del mundo. Pa ti, picha, no habrá paraiso, porque no hay nada comparable al plasé de tu muerte.

5 comentarios:

Magdalena dijo...

"...Bienvenido al paraíso
el también llamado
Reino de los Cielos.

Debe habé una confusión
eso no puede ser por Dios

Que sí hombre, sí

Que no hombre, no
Si el cielo es de donde yo vengo"

Valentin dijo...

Carmelo, hoy me despido de tí, de la pico y de los otros lectores del blog.Mi despedida no es por estar próximo el estreno de la caoba o madera más inferior, no Carmelo, no pico, es que empieza el verano y son muchas las cosas que tengo por delante.Espero volver dentro de unos meses, caso contrario, estoy con Macarty.

Un cordial saludos para todos.
Desde la tierra de Punta Umbría.

piconera inclusiva dijo...

Joé Valentín, que despedida, picha.
Po ná, a vé si te vienes por Cai y te alegras un poquito.
Carmelo, un día de lujo ayer en la Caleta ¿no?
Un beso a todos

Carmelo dijo...

Querido Valentin:

Picha, no tenia otro dia pa despedirte que el que hablo de espicharla, que me ha dao hasta sudore frio pensando que tu tambien te iba pa mas pa alla de Tarifa.

Yo te espero asqui en mi bló hasta que tu vuelva, amigo.

Un abrazo
Carmelo de Cádi

Carmelo dijo...

Querida piconera inclusiva:

El domingo en la Caleta un pelotaso. ¡Qué pena que no esista la playa de los anonimo, pa que tus niño puedan comprobá que se siente al salí de casa y llegá a la playa sin tené que cogé un coche y llenarlo tó de arena!

Un beso
Carmelo de Cádi

Related Posts with Thumbnails

Busca lo ques quiera

Google

Los pó del Carmelo, calentito en tu correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner